Felicitación navideña 2016

Felicitación navideña 2016
Creación de Mónica (Neogéminis)

Seguidores

28 de noviembre de 2010

hoy muerta, me pregunto


Honrarte y respetarte.
Ese fue el juramento pronunciado
delante de tu gente y de la mía.

Hasta que la muerte nos separe.
Y la muerte, invocada por ti
cuchillo en mano, cumplió la profecía.

Hoy muerta me pregunto
porqué la cobardía  llenó tu corazón de ira,
de odio desatado, de rabia incontenida.

Hoy muerta me pregunto
porqué mi cobardía  permitió tus ultrajes,
tus insultos y golpes, atenazó mi huida..

Hoy muerta me pregunto
porqué al final del callejón sombrío, sin salida,
no pude trocar tu miserable vida, por mi vida.
Pepe

24 de noviembre de 2010

Una convocatoria literaria. Este jueves un relato: "partes traseras"


Como escribir sobre el culo sin morir avergonzado en el intento.

¿Cómo se puede componer un relato sobre el culo sin resultar escatológico, tosco, grosero y  nada distinguido?.

¿Cómo aludir a la femenina hermosura de la curva cerrada que lo enmarca, al diámetro separador de ambos hemisferios, a las suaves, carnosas y redondas colinas que invitan a explorar su paisaje, a acariciar su superficie con las manos, sin parecerle a quien me lea obseso y pervertido?.

¿Cómo describir la mareante, subyugante, hipnotizadora sensación de seguir con la mirada un hermoso culo de mujer en movimiento sin que el relato de esas sensaciones perturbe el pudor y el recato de las mentes bienpensantes y las predispongan en contra del que escribe?.

¿Cómo alabar ese maravilloso centro de gravedad del cuerpo femenino, sin perder por ello el equilibrio, la mesura y la moderación?.

¿Cómo no mencionar en esta descripción, aún cuando sólo sea por razones de vecindad y cercanía ese excelso lugar donde se libra la batalla que da lugar a la fecundación del ser humano? Y mencionándolo, como hacerlo con la delicadeza, con la sutileza necesaria para no herir sensibilidades femeninas.

¿Cómo no destacar en el edificio humano la importancia capital a esa parte de nuestra anatomía encomendada?. Podemos vivir sin ojos, sin oidos, sin brazos, sin manos, pero no es imaginable un cuerpo sin culo. ¿Cómo evitar,  al glosar la enorme responsabilidad encomendada al mismo que los lectores piensen que nos regocijamos en la suciedad que se le supone a ese “agujero sin retorno” de nuestro organismo.

Ardua tarea la que se presenta al que pretenda glosar las excelencias de esa parte de la anatomía femenina, hacerlo bien y, al tiempo, no ser tachado de grosero, vulgar, obseso, pervertido, nada equilibrado, moderado, mesurado, poco sutil y dado a la procacidad.

Como no es mi deseo despertar esa animosidad hacia mi persona, os ruego sepais disculpar mi reticencia a hablar este jueves de esa parte de la anatomía femenina.

No obstante, en mi ilusión por participar en esta reunión juevera que a todos nos convoca, no me resisto a proponeros una adivinanza que tiene que ver y mucho, con el tema que nos ocupa. Dice así:

Triunfante salió del nido,
y a las ventanas llegó,
anunciando que ha salido
entre olorosos efluvios,
el que sin alas... voló.

Pepe

Más aportaciones a las traseras partes desde el blog de GUS

18 de noviembre de 2010

Una convocatoria literaria. Este jueves un relato: LAS RELACIONES PATERNOFILIALES

Decidimos tener nuestro primer hijo sin tener ni la más remota idea de la hermosísima y ardua aventura en la que nos estábamos embarcando. Nadie nos había educado anteriormente para ser padres. Nuestro escaso bagaje lo constituía la propia experiencia de hijos y el ejemplo de vida de nuestros padres. Sin embargo, teníamos claro que para nosotros, y subrayo el nosotros,  tener un hijo era la consecuencia lógica del amor. De esa manera, con unos padres llenos de ilusión y temerosos de no estar a la altura de las circunstancias, vino al mundo el primero de nuestros hijos, de un total de cuatro.

Tan sólo teníamos claras algunas ideas, algunos pilares sobre los que pretendíamos cimentar la educación de nuestros hijos.

La primera de ellas, la envoltura en la que nuestras ideas cobraban sentido, era el amor que debía presidir nuestros esfuerzos y desvelos en relación con ellos, de tal manera que cuando tuviéramos que corregir, castigar, enmendar comportamientos, aconsejar, etc., ellos percibieran esas acciones como algo fruto del cariño y no como una forma de descargar nuestras frustraciones, nuestra cólera o nuestra decepción.,

Otra idea, igualmente fundamental para nosotros, pero más dura de asumir, y que incluso al día de hoy no sé si hemos asumido totalmente, es que “nuestros” hijos, no son nuestros. Es cierto que han recibido la vida gracias a nosotros, que daríamos gustosos la nuestra por ellos si fuera necesario, es cierto que hemos dedicado nuestra vida a hacerlos crecer y madurar, pero no es menos cierto que su vida es suya, que no nos pertenece, Tienen derecho a volar y nosotros la obligación de no trabar sus alas.

Nos propusimos dotarlos de independencia de criterio y libertad de acción. Pero ese objetivo, nunca nos eximió de nuestro rol de padres ni nos hizo perder el horizonte del respeto mutuo que debía presidir nuestra relación con ellos.  Difícil y costoso equilibrio, inestable las más de las veces, entre las cotas que ellos siempre han pretendido conquistar, guiados por su juvenil fogosidad y las que nosotros hemos estado dispuestos a ceder, guiados por nuestra prudencia. Cuando se quiere tanto, cuesta mucho mantener una postura de firmeza en determinadas ocasiones.

No ha sido tampoco fácil dotarlos de valores humanos y sociales. Que asuman y hagan suyos sentimientos de solidaridad, de no discriminación, de semejanza con los demás cualquiera que sea su posición, su condición, su raza, su religión o su cultura. ha requerido de nosotros el esfuerzo de mostrarles, siempre que la ocasión lo ha requerido, que somos nosotros los afortunados cuando actuamos guiados por los mismos.

Nuestra relación con ellos ha conocido discusiones, enfrentamientos, negociaciones, imposiciones por decreto, momentos felicísimos y otros no tanto. Hemos fracasado en ocasiones, hemos experimentado la amarga sensación de estar perdidos, en otras la impotencia de no poder evitar desde nuestra experiencia, algún que otro batacazo de ellos. Hemos aprendido a tropezones el oficio de ser padres y creo que ellos han aprendido el de ser hijos.

Hemos crecido, ellos y nosotros, en el cariño mutuo y creo que ha sido ese caldo de cultivo, el que ha hecho posible que mis hijos, como diría Machado, sean fundamentalmente buenos. Si eso tiene algún valor, creo que nuestras relaciones paterno-filiales, merecen ser calificadas como óptimas

Mas tormentosas, gratificantes, divertidas o serias (como esta) relaciones paterno-filiales en el rincón de GUS

15 de noviembre de 2010

Vuelta a las andadas


Volvemos a las andadas. ¿Tan difícil es eliminar de algunas mentes el estereotipo de charanga y pandereta de una Andalucía indolente, vaga, que vive gracias a subsidios y subvenciones?. Según las declaraciones del Lider de Esquerra Republicana de Catalunya, Joan Puigcercós, la Agencia Tributaria asedia a inspecciones a los empresarios catalanes, mientras comunidades como Madrid y Andalucía se van de rositas.

Estas son sus palabras textuales en un acto electoral en La Seu d’Urgell (Lleida):
“La Agencia Tributaria está instalada en Cataluña, investigando cada semana a nuestros empresarios. Mientras tanto, Madrid es una fiesta fiscal y en Andalucía no paga ni Dios”.
Palabras que no solamente no ha rectificado, sino que ha vuelto a ratificar en su blog, y que por tanto no se pueden achacar a un “arrebato pasajero” en un acto electoral.

Soy andaluz. He estado durante casi cuarenta años trabajando y todos los meses, sin faltan ni uno, me han descontado el IRPF correspondiente. Es una enorme obviedad decir que los andaluces pagamos nuestros impuestos al igual que cualquier trabajador pero, al parecer, es necesario dejar patente algo tan elemental como que las rentas están gravadas.

Es cierto que unas pocas comunidades, entre ellas Cataluña, quizás la que más, aportan a las arcas del estado más de lo que reciben. Pero para defender esa realidad incuestionable y que por tanto yo no voy a poner en tela de juicio, no hay que acudir a la descalificación y el insulto, sobre todo porque no se corresponde con una realidad.

Me remito a las publicaciones oficiales del Ministerio de Economía y Hacienda, en las cuales Andalucía, entre todas las tablas que determinan la balanza fiscal de las comunidades, está al filo de la autofinanciación, ya que recibe del Estado (según las distintas tablas) entre un 3 y un 4,5% más de lo que aporta, desde luego muy alejado de lo que reciben de más otras comunidades autónomas nada sospechosas de vivir subsidiadas.

No me gustaría que se interpretara esta entrada como un alegato anticatalanista, porque nada hay más alejado de la realidad. Entiendo que cada pueblo tiene pleno derecho a defender sus raices, su identidad diferencial, su lengua, sus tradiciones y costumbres, sus intereses y no creo que esas descalificaciones reflejen el sentir mayoritario del pueblo catalán.

Lo que nunca entenderé es que para esta legítima defensa, sin fundamento, sin conocimiento, sin respeto, se ataque a otros pueblos, a otras sensibilidades, sin ni tan siquiera hacer un esfuerzo de acercamiento a la realidad de esos pueblos.

9 de noviembre de 2010

En la hora del alba

Imagen Obtenida de Internet

En la hora del alba.

En la hora del alba,
dulcemente dormida,
te contemplo.

Cuando la luna,
que ha velado tu sueño
se retira
y el sol comienza
a dorar tus cabellos,
te contemplo.

Refleja tu semblante
la inmensa paz
de quien nunca hizo daño,
la clara transparencia
del alma que te habita,
el amor que derrochas,
la ausencia de enemigos.

En la hora del alba,
recostada en mi pecho,
te contemplo.

Y una vez más,
teniéndote a mi lado,
en la hora del alba,
me enamoras..