Felicitación navideña 2016

Felicitación navideña 2016
Creación de Mónica (Neogéminis)

Seguidores

26 de enero de 2011

Este Jueves un relato: Imagen disparadora de musas


Aunque ando en estos días escaso de tiempo, no puedo resistirme a acudir a esta cita que nos convoca jueves tras jueves. Esta semana bajo la sugerencia de una “imagen disparadora de musas”. La imagen nos muestra una calle densamente transitada. Las calles son escenarios donde transcurre gran parte de nuestras vidas y ello les confiere importancia y entidad más que suficiente en las mismas.
.
Para esta ocasión reedito, con ligeras modificaciones, un poema que publiqué en spaces y que por tanto es conocido por los amigos habituales de mi anterior espacio. Les pido disculpas por ello.


                CALLES INTRANSITABLES

Hay calles donde mi huella se refresca una y otra vez,
calles cálidas, cercanas, calles que vivo y amo,
que  a diario recorro, que identifico como mías. 

Hay otras donde aún resuena fuerte el eco de tus  pasos,
que  te vieron vivir intensamente, con prisa y sin medida,
calles que guardarán tu ausente huella eternamente.

Ellas son las que mi diario caminar bordea una y otra vez,
para no entristecerme…
para no recordar…
para evitar melancolías,
tapiadas a mis pasos, cerradas a mi huella para siempre.
Pepe 

Más interpretaciones de la imagen inspiradora de musas en el blog de GUS

20 de enero de 2011

Una convocatoria literaria. Este jueves un relato: " ¿Nos importa lo que ocurre más allá de nuestras fronteras?"

Nos preguntamos esta semana por nuestro grado de conocimiento de lo que ocurre más allá de nuestras fronteras y por nuestro grado de implicación en aquellas situaciones que requieren que demos muestras reales de que la vida de esos pueblos, de esas gentes, nos importan más allá de buenos propósitos y deseos, más allá de gestos voluntaristas.

Lamentablemente, en esta sociedad de la comunicación, en la que se supone no deberían existir fronteras ni lados oscuros, donde se supone que todo debería suceder bajo los potentes focos de la información puntual, detallada, universal, donde cualquier suceso relevante se debería ver analizado y desmenuzado hasta en sus más mínimos detalles, nos encontramos conque esto sólo es así cuando responde a los intereses de los poderosos. La información que nos llega, en numerosas ocasiones, está sesgada, es parcial, está manipulada. Sobredimensionada en algunos aspectos e intencionadamente parca en otros.

Las revueltas tunecinas que han tenido como consecuencia el derrocamiento de Ben Alí, y la constitución de un nuevo gobierno fuertemente cuestionado nada más constituirse, me sirven para ilustrar este nivel de desconocimiento.

Si damos crédito a las informaciones sobre Túnez en un pasado reciente, nos hacemos la idea de un país árabe más tolerante que los paises de la zona en cuestiones de libertad religiosa, nos hacemos la idea de un país caminando hacia el progreso, más moderno que los que le rodean, con una sociedad dotada de algunas mínimas prestaciones sociales, un país con importantes ingresos turísticos, etc. que nos dan una imagen de un país de corte “europeo”.

Todos estos datos nos hacen pensar en un país en el cual los ciudadanos tienen un grado de satisfacción más que aceptable. Esta es la imagen que desde paises como Italia, Estados Unidos, Francia o la misma España, movidos por intereses estratégicos y económicos, nos ha sido transmitida de Túnez.

Debajo de esto, existe una sociedad harta de ver recortadas sus libertades de expresión, de reunión, de sindicación, harta de ver cómo sus más destacados ciudadanos contrarios al régimen imperante han sido represaliados, asesinados en unos casos, exiliados en otros, apartados de la actividad pública, siempre. Harta de soportar corruptelas y clientelismo político, de soportar la presencia en  el poder de un dictador durante 23 años. ¿Hacemos lo suficiente para estar informados?, evidentemente, no. Nos conformamos con esas noticias elaboradas y cocinadas por chefs que obedecen las directrices que marcan los dueños de los restaurantes.  

Nuestro grado de implicación, en este como en otros paises donde no solamente la corrupción política y la falta de libertades es patente sino que además soportan la lacra de una pobreza extrema, donde las enfermedades y las catástrofes naturales tienen carta de naturaleza, es escasa o nula.

Tal vez no podamos hacer mucho más que levantar nuestra voz, contribuir en la medida de nuestras posibilidades a paliar esa pobreza, denunciar esas situaciones, colaborar con quienes trabajan sin descanso en estos temas, pero es que, la mayoría de las veces, ni siquiera nos prestamos a esas pequeñas aportaciones.  

Mas aportaciones en el blog de GUS

13 de enero de 2011

el dolor de tu ausencia

Hoy se cumplen cuatro años. El ocho de Enero de 2007, un lamentable accidente de tráfico te sumergió en un coma profundo que acabó con tu vida cinco días más tarde, el 13 de Enero. Ni un solo día, desde entonces, te has apartado de nuestro pensamiento. Dicen que el tiempo todo lo cura, pero no es verdad, o si es verdad, aún no lo ha conseguido y vemos imposible que lo consiga. El dolor rabioso, impotente, la tortura de buscar una respuesta que no existe, ha dado paso a una inmensa tristeza, a un estado de  duda permanente sobre algunas creencias que considerábamos inmutables, a largos períodos de desgana y apatía absolutas. Estados que nos esforzamos en superar pero que, hoy por hoy, nos desbordan.

Sabemos que no hubieras deseado nunca vernos en este estado, que si pudieras hablarnos porfiarías con tu cariño y tesón porque recobráramos, si no la alegría, sí la serenidad necesaria para aceptar tu inevitable ausencia.

Son estos sentimientos los que pretende reflejar el poema que hoy comparto con vosotros.


El dolor de tu ausencia

Mañana nos diremos muchas cosas.
Mi voz te llegará de mi ternura,
teñida de dolor y de amargura.
De la tierra saldrá, tu voz hermosa.

Me contarás que nunca me abandonas,
que allá donde yo vaya, estás conmigo,
que cuando por ti lloro, te castigo
removiendo la tierra que ya abonas.

Las rosas donde habitas, que han brotado
por tu sangre abonadas, me sugieren
que es tiempo de olvidar lo que ha pasado.

¡Lo siento!, te diré. Sigo apresado
al dolor de tu ausencia y aún me hiere.
tu prematura muerte, mi hijo amado.

11 de enero de 2011

Una convocatoria literaria. Este jueves un relato:"HISTORIAS CALENTITAS"


 LA FUERZA DEL DESEO

Dejémonos llevar por los deseos
de la atracción sexual, liberadora
de una moral arcaica y castradora
que es liturgia de tantos fariseos.

Deja que con mi lengua que te inflama,
dibuje un mapa, lascivo y salivado,
en tu precioso cuerpo derramado
sobre la blanda superficie de la cama.

Sentirme estremecer bajo tus besos,
notar que hasta los huesos se me alteran
por tus voraces labios que vulneran
la ley gravitatoria, con mi sexo.

Acoplarnos, corceles desbocados,
relinchando gemidos clamorosos
de lúbrico placer, cuerpos gozosos
por la lujuria y la pasión, espoleados.

Y después… ¡la explosión!
Ese orgasmo total en que logramos
desintegrar, perdida la razón
El tu y el yo, el nosotros,
El tiempo y el espacio que habitamos

Pepe

Mas historias calentitas en el blog de GUS



5 de enero de 2011

Una convocatoria literaria. Este jueves un relato:"¡¡ya vienen los reyes magos!"


¿Es correcto destruir las ilusiones en aras de la racionalidad, la verdad, la realidad?.  Sinceramente, creo que no. Por el contrario, estimular la imaginación y la fantasía, potenciar el maravilloso mundo de lo mágico, de lo misterioso, de lo intangible, hacer a los niños destinatarios de la atención que en un día especial merecen por parte de SS.MM los Reyes Magos de Oriente, hacerles ver que se desplazan expresamente con el único objeto de visitarlos, de traerles algunos obsequios, y que esa visita es personal, individual, a cada uno de ellos, hacer que se sientan protagonistas, no sólo no puede ser considerado como una idea a desterrar de la mente de nuestros pequeños, sino que debe de ser acrecentada y potenciada.

No se sabe, si fueron tres, no. Por supuesto no eran Reyes. Tampoco existe constancia de que fueran Magos. Tal vez fueran astrólogos, por aquello de seguir a una estrella. Lo que es incuestionable es que son todo un símbolo. De todos es sabido lo difícil e infructuoso que resulta intentar desterrar los símbolos. De ahí su presencia y continuidad a través de los siglos hasta nuestros días, a pesar de haber provocado indirectamente las iras de Herodes, hasta el punto de ordenar  la matanza de unos cuantos inocentes y tras el estrepitoso fracaso de  toda suerte de venturas para el Niño Dios, a la vista de la agitada vida y la horrible muerte que le aguardaba.

Los recuerdos de mis tiempos infantiles, que aún perduran, me dicen que no importa tanto el regalo, el juguete, sino el sentimiento de ser queridos, de ser el centro de la atención, del interés de personajes tan notables,  sin importar las diabluras o travesuras que hayamos podido cometer.

Sus Majestades no pudieron ser nunca excesivamente pródigos conmigo. Los juguetes eran reemplazados por estuches de madera, plumier creo que se llamaba esa cajita llena de lápices de colores que recurrentemente me esperaba año tras año. Eso, soldaditos, vaqueros e indios, todos ellos de plástico y alguna prenda de vestir era a lo máximo que llegaba la voluntariosa ofrenda de los Reyes y que yo esperaba con ilusión. Fue un auténtico acontecimiento el día que me encontré con unos Juegos Reunidos Geyper (¿os acordais de ellos?).

No necesité mucho tiempo para comprender y apreciar en toda su dimensión,  el enorme esfuerzo que para mis “Reyes” particulares suponían estos sencillos presentes.

En un mundo cada vez más deshumanizado, un rayito de luz, una chispa de magia y de esperanza, un pequeño gesto de amor, cualquier cosa que favorezca la sonrisa y la alegría de nuestros pequeños, es merecedora de perpetuarse en el tiempo por los siglos de los siglos.

A pesar de mis muchos años, sigo esperando ilusionado los regalos con que mi mujer y mis hijos, embajadores en casa de SS.MM,  dejarán al pie del árbol para mí en esta noche mágica.

Más encuentros con SS. MM., en el blog de nuestro amigo GUS