Felicitación navideña 2016

Felicitación navideña 2016
Creación de Mónica (Neogéminis)

Seguidores

29 de junio de 2011

Armas de seducción, la ilógica semántica y el cambalache político


La ciudad elegida como capital cultural para el 2016, ha sido San Sebastián. No han sido pocas las voces que se han alzado incrédulas, sorprendidas, decepcionadas contra esta designación. Siempre que se concursa, se corre el riesgo de perder, pues sólo puede existir un ganador. ¿Por qué entonces la sorpresa?.  Tal vez porque otros nombres sonaban con mucha más fuerza en todas las quinielas.

Algunas voces han sido especialmente críticas con la elección. Rosa Aguilar Ministra de Medio Ambiente y ex alcaldesa de mi ciudad ha dicho: Es un magnífico error. Esa frase choca frontalmente con la lógica semántica. O estamos ante un magnífico acierto o ante un lamentable error. Si descartamos que se trate de un lapsus linguae, persona inteligente como es, debemos suponer intencionalidad manifiesta en este juego de palabras.

Si catalogamos de magnífico un error, nos vienen preguntas acerca de esa magnificencia. ¿Para quién es magnífico?, ¿Porqué es magnífico? ¿En contra de quién es magnífico?, y más grave aún, pensando en la intencionalidad del error, la más seria de las preguntas: ¿A cambio de qué se comete? .

El jurado que elige la ciudad candidata para la capitalidad cultural, está formado por 13 miembros de los cuales  seis nada menos, son elegidos por el Gobierno de la nación de las ciudades candidatas. Esto le confiere a ese grupo de seis un peso específico más que considerable. En este marco, si una de las ministras de ese Gobierno habla de magnífico error, si el propio presidente del jurado seleccionador da argumentos tan peregrinos como que en la elección de San Sebastián ha pesado el esfuerzo en pro de la paz social en Euskadi, si algunos representantes políticos hablan de intercambio de favores hacia un gobierno débil necesitado de apoyos, algo que yo calificaría como mercadeo, chamarileo, cambalache político, están dando argumentos a los que piensan que las razones han sido fundamentalmente políticas. De ser así, flaco favor para una magnífica idea que pretende resaltar y destacar la diversidad de culturas en la vieja Europa.

Yo quiero pensar que ha sido una decisión justa, valorando y sopesando todas las opciones. Tengo entendido que San Sebastián está a la cabeza de las ciudades europeas en cuanto a calidad de vida, a creación, a inquietud cultural. La Bella Easo no necesita por tanto, otras “armas” de seducción distintas de su propia valía como ciudad. Temo, eso sí, la utilización partidista que se pueda hacer de esta designación por parte de aquellos que ahora rigen los destinos de esa hermosa ciudad, los mismos que se niegan sistemáticamente a condenar abiertamente el terrorismo de esos que tienen secuestrada a parte de la propia sociedad vasca por la fuerza de otras armas de seducción.

Si por el contrario esas consideraciones de favorecer un proceso de paz han primado, si  esa paz social es considerada valor cultural de primer orden, recordarle a los que han optado por San Sebastián que algunas de las ciudades aspirantes llevan la friolera de tres milenios , con algunos altibajos, siendo ejemplo de tolerancia, concordia, convivencia, paz. Pueblos como turdetanos, tartesos, romanos, visigodos, árabes, judíos  y cristianos han vivido y con-vivido en su solar.  Algún mérito han debido hacer  (y siguen haciendo) en ese sentido, para ser tenidas en cuenta. 

A los donostiarras, aunque no puedo evitar la tristeza porque mi ciudad no ha sido la elegida, alejando de mí la más ligera sombra de duda, mi más sincera felicitación y el deseo de que esta oportunidad que se les brinda,  sirva para favorecer el entendimiento y la paz.                

28 de junio de 2011

Una convocatoria literaria. Este jueves un relato. ¿Intolerable?

Intolerable: Aquello que no debemos permitir ni aguantar. Nos encontramos ante una de esas situaciones. No podemos esconder,  una vez más, la cabeza como los avestruces.

Durante años, la complacencia por vivir en democracia, nos hizo perder el auténtico sentido de la misma. Hemos renunciado a  tener una participación activa en la Res Pública, limitándonos  al ejercicio de votar, sospechando de antemano que muchos de los elegidos, sin distinción de ideologías, ve en la gestión pública la forma de lucrarse y salvaguardar sus privilegios  sin importarles el bienestar de aquellos que les otorgamos confianza.  “Democráticamente”, se dotan de leyes y herramientas de poder, que les aseguren ser clase dominante.

El descontento está en la calle, se hace oír. Los recursos son escasos, su distribución desigual. Los mercados prevalecen sobre los gobiernos. Necesitamos otra forma de gobernar. Mecanismos donde los acentuados desequilibrios y los privilegios políticos sean imposibles o severamente castigados.

27 de junio de 2011

Nací bajo tu influjo inevitable


Mañana 28 es el día. Córdoba, mi ciudad, espera con tensa calma, ver culminadas sus aspiraciones de ser designada como Capital Europea de la Cultura para el año 2016. Un ilusionante proyecto que tuvo sus primeros balbuceos en el año 2002, ¡hace ya nueve años!. Nueve años en los que paulatinamente se ha ido involucrando la totalidad de la sociedad cordobesa. El mundo de la cultura, de la empresa, el mundo político, el mundo academico.

Son numerosísimas las adhesiones que a nivel local, provincial, nacional e internacional, y desde todos los ámbitos de la sociedad, se han sumado a este ilusionante proyecto.

Es una candidatura sólida. La designación, caso de producirse, vendría a reconocer no sólo el esfuerzo y el trabajo realizado durante estos años, sino que sería una justa respuesta a las aspiraciones de un proyecto que ha tenido la virtud de aglutinar en torno suyo a toda una sociedad sin distinción de clases, de instituciones, de credos, de ideas

Independientemente del resultado, Córdoba ha de seguir realizando esfuerzos para ser un referente cultural. Ciudad declarada patrimonio de la Humanidad, carente de un tejido industrial, con altas tasas de paro, tiene necesidad de optimizar los recursos de los que la Historia la ha dotado, como elemento dinamizador que la proyecte hacia un futuro esperanzador.

Como modesto homenaje a mi ciudad, uno de los poemas que ella me ha inspirado. Es reedición. Algunos de vosotros tal vez lo recordeis. Está escrito desde el corazón y desde el corazón os lo ofrezco.

Nací bajo tu influjo inevitable.
Me amamanté con la savia rezumante de tus muros.
Tus casas blanqueadas, me dotaron del calcio necesario
para crecer al tiempo de recorrer enamorado,
todos los vericuetos que encierra tu milenario corazón.
 
Crecí bajo tu influjo inevitable.
El perfume del naranjo, del jazmín, de la dama de noche,
incitándome a embriagarme de ti, a vivir intensamente
la sensual geografía que encierra tus olores,
en la espléndida quietud de tus mágicas noches.
 
Viví bajo tu influjo inevitable.
Mis ojos se acostumbraron a tu implacable luz,
a tu sol cegador, a tu infinita paleta de colores,
y en la noche a soñar, sumergidos en las sombras
que envuelven de misterio tus rincones. 
 
Soñe bajo tu influjo inevitable.
Ciudad hospitalaria, de encuentros, de tabernas,
donde el vino y la tapa son excusa para el disfrute
de amigos, de charla sosegada, sin prisas sin relojes.
Inestimable herencia de concordia de antiguos moradores.
 
Nací bajo tu influjo inevitable.
En ti crecí, en ti encontré el amor, mi amor,
en ti fundé un hogar, mi hogar,
En ti quiero vivir. Envuelto y arropado por ti,
quiero también morir en ti…
 
Morir bajo tu influjo inevitable.
 
Pepe.

15 de junio de 2011

Una convocatoria literaria: Este jueves un relato: "Una foto sin palabras".

Forzado, encorsetado por las dichosas 150 palabras, agradecido porque esa limitación activa mi pobre capacidad de síntesis, aquí os dejo mi relato.



En la retina, evocadoras imágenes de los caminos recorridos. Naturaleza agreste o placentera, bosques infinitos, tierras de labor o ganaderas. Románicas iglesias, puentes de piedra, minúsculas aldeas donde el tiempo se ha detenido preservando inalterables sus ancestrales formas de vida, sus casas de piedra, sus ermitas, sus hórreos, sus pequeños cementerios.

En los oídos, la música del viento, del arroyo, del canto de los pájaros, de las gotas de lluvia.

En el cuerpo, el cansancio de un duro caminar.

En el alma, la conciencia de mi pequeñez, la serenidad gozosa que proporciona el sentirme parte de esa Naturaleza, el inmenso agradecimiento a las personas que hicieron más enriquecedora la andadura.

Delante, en el horizonte, minúscula mancha grisácea sobre fondo verde, un pueblo. Paréntesis en el camino a Santiago, descanso para mis doloridos pies, oportunidad de mitigar con sus gentes, por unas horas, la necesaria soledad del peregrino.

Más interpretaciones distintas sobre la misma foto en el blog de GUS 

8 de junio de 2011

Una convocatoria literaria:Este jueves un relato: jueves de any: ".este jueves los pies son los protagonistas ".


Es un hombre normal. Su vida es abundante en tonos grises. No tiene madera de héroe ni villano. Nunca ha destacado en nada. Anodino, diluido en la masa, una gota en mitad del Océano
                                             
La belleza o la fealdad, en cualquiera de sus manifestaciones, carecen de la capacidad de excitar su ánimo más allá de una ligera complacencia o repugnancia, de un moderado nivel de bienestar o malestar.

Tan sólo la Naturaleza es capaz de hacerlo sentir, vibrar, emocionarse, amar. Por eso adora sus pies. Ellos lo sacan de la monotonía, de la mediocridad. Ellos son los responsables de aportar un poco de color a su monocromática existencia.

Lo acercan a esa Naturaleza que ama. Pateando senderos, coronando cumbres, bajando barrancos, descubriendo paisajes, transportado por sus pies, es feliz, palpa la libertad, ensancha su corazón, consigue por instantes, desterrar el gris que lo difumina y adocena.

Mas microrelatos sobre pies en el blog de GUS
  




                                                                               

5 de junio de 2011

EL COLOR DEL MAR

EL COLOR DEL MAR

Tu tienes mar el color
de los ojos que te miran.
Mil colores tienes, mar,
pues los ojos que te miran
nunca te verán igual.

2 de junio de 2011

Una convocatoria literaria. Este jueves, un relato: ¿Me darías una oportunidad para conocerte mejor?


Paseaba distraido cuando nuestras miradas se cruzaron. Sus ojos tenían la limpieza del aire tras la lluvia, la chispeante alegría de los fuegos artificiales, la sinceridad de quien es incapaz de recovecos, la sencillez de quien no conoce la maldad.
                                                                                                           
Sólo después, me fijé en la dueña de esos ojos. Menuda, delgada, preciosa. Incluso su andar, bamboleante por su cojera, me pareció armonioso. Si el cielo existe, estaba ante una de sus criaturas. Tuve la certeza de que mi barco había llegado a puerto, aunque en ese momento,  la timidez me superó.

El destino jugó a mi favor. Esa tarde volví a encontrarla en un baile y la timidez dio paso a una firme determinación.

Conquistarla no resultó fácil. Ante mis requerimientos, se mostraba esquiva, respondiendo a un mecanismo de defensa desarrollado a consecuencia de su defecto físico.

Lo demás, una hermosa andadura que dura ya más de cuarenta años.


Segunda aportación.

Permitidme que reedite una antigua entrada que creo refleja ese deseo de conocer más y mejor a las personas que queremos, especialmente a aquellos cuya ausencia nos obliga a ahondar en sus huellas para tener un poco más de ellos en nuestro recuerdo.

Tu caja roja.

Sólo la abrí una vez.
Dentro,… pedacitos de vida,
de tu vida.

Cartas con remitentes femeninas,
que no me atreví a abrir,
y algunas postales de similar remite.

Minúsculos objetos, tus pequeños tesoros,
herméticos a los secretos
que te impulsaron a guardarlos.

Pines, chapas, carretes sin revelar,
códigos indescifrables para entender
un poco más de ti.

Sólo la abrí una vez.
Me avergoncé de hacerlo,
y avergonzado sigo.

La caja roja tiene trozos de ti
que no conozco y que tú no querías
que conociera.

Perdóname, si para tener
un poco más de tí
abro algún día, otra vez….

Tu caja roja..
 Pepe


Más posibilidades de conocernos mejor en el blog de GUS