Felicitación navideña 2016

Felicitación navideña 2016
Creación de Mónica (Neogéminis)

Seguidores

27 de diciembre de 2012

Una convocatoria literaria. Este jueves un relato: "SUEÑOS"




El mundo de los sueños tiene mucho de evasión de la realidad. Mientras dormimos acuden a nosotros imágenes, situaciones, acontecimientos irreales que son vividos como si realmente estuvieran sucediendo. Los sueños, con igual intensidad, nos inundan de pánico angustioso que de sensaciones de placer y bienestar. Después, con el despertar, todo queda atrás en el onírico universo de los sueños. A veces recordamos lo soñado, otras sólo nos queda el malestar o bienestar de las sensaciones soñadas y un ligero atisbo de recuerdo. Otras, ni siquiera eso. 

Otro tipo de sueños, aquellos que han dado origen a la expresión “soñar despierto”, nos instalan estando despiertos en el mundo de la irrealidad. Damos por cierto aquello que no solamente no lo es, sino que dista mucho de serlo. Lo peligroso de estos sueños es que tenemos una percepción distorsionada de la realidad, llenándonos de confusión sin que seamos conscientes de la misma. 

Después están aquellos sueños, tal vez sería mejor decir deseos, por llegar a unas metas, por lograr objetivos distintos y distantes, que casi siempre chocan frontalmente con nuestra realidad cotidiana, con nuestras limitaciones y lo que es peor, con nuestras actitudes. Es hermoso soñar. Diría que es una cualidad profundamente humana. Nuestra especie ha evolucionado gracias a esa capacidad de soñar. Pero a la capacidad de soñar hay que adjuntarle la laboriosidad, el esfuerzo, la constancia, el tesón, la tenacidad de no desfallecer. 

Soñar sin pagar ese canon, sin haber realizado ni el más mínimo esfuerzo por lograr lo soñado, nos sitúa entre la inmensa legión de aquellos que creen ser merecedores de todo sin haber aportado nada.

Si por el contrario perseguimos la consecución de nuestros sueños, la satisfacción de su logro será enorme y nuevos sueños vendrán a sustituir a los logrados. Otras veces tal vez no veamos recompensado el esfuerzo, la dedicación con la realización de los mismos. En ocasiones por propia incapacidad, otras por las zancadillas, por los insalvables obstáculos con los que nos encontremos en el camino a recorrer. Con seguridad nos sentiremos frustrados, pero igualmente habremos recorrido un enorme trayecto en nuestro crecimiento personal.

Por último, soñar por soñar, tal vez  los sueños más merecedores de tal nombre. Aquellos que nos permiten, siendo conscientes de su naturaleza onírica,  dejarnos  arrastrar por su fantasía, por su magia, sin más pretensiones que el simple placer de ser poseídos por ellos, de evadirnos, de sentir en nosotros su vivificadora influencia.

Os dejo una refrescante imagen que tiene un poco de todo lo anterior. 
 

Más ensoñaciones vividas y narradas, en el blog de nuestra amiga Tere
     

24 de diciembre de 2012

Propuesta del lunes: "DESEOS"



¡Se necesita tan poco para gozar instantes de felicidad!. Mis deseos son simples, sencillos, fácilmente realizables.  Tener amigos con los que compartir buenos y malos momentos, amigos a los que querer, con los que mantener ratos de charla distendida, procurar un poco de felicidad a los que me rodean, tener siempre un libro por leer, nuevos senderos  por andar y descubrir, encontrarme con el mar y sus hermosos atardeceres mientras se funde en el horizonte al sol incandescente en un acto de amor que se repite día tras día, dejarme empapar por la lluvia, disfrutar con la risa de los niños y el canto de los pájaros,  pequeñas cosas todas ellas alcanzables. 

Otros deseos anidan en mi corazón, ocupan el mundo de mis sueños, aunque quedan fuera de mi alcance. Un mundo más justo, más solidario, menos cruel, menos enfermo, más humano y habitable. Apenas nada puedo hacer para lograr esos deseos, una tímida protesta, un gesto aislado, una causa a la que unir mi voz, cosas que día a día muestran su ineficacia, su inoperancia, vanos esfuerzos que nada logran, pero que precisamente por ser irrealizables, intento que no incidan en mi capacidad de disfrutar de aquellas otras pequeñas cosas.



20 de diciembre de 2012

Este jueves un relato: El nombre de mi blog "DESGRANANDO MOMENTOS"

Imagen obtenida de Internet

La elección de un buen título es fundamental. Se me antoja que es como una declaración de intenciones. En su necesaria concisión ha de mostrar con claridad una primera visión de aquello que el escritor quiere contarnos. Del título depende en gran medida que sintamos o no, a priori, la necesidad de sumergirnos en la posterior lectura.

Mi primer blog se llamó Retazos de mi vida. Cuando Windows Live Spaces desapareció y me refugié en Blogspot, titulé a mi espacio, como ya sabeis,  Desgranando Momentos. Ambos títulos obedecían a una misma pretensión, la de transmitiros la idea de que mis escritos iban a tener siempre mucho de mis sentimientos, de mis emociones, de mis estados de ánimo, de mis necesidades y carencias, en definitiva, la idea de que a través de lo escrito por mí os ibais  a encontrar directamente conmigo. 
  
Entiendo que esta forma de escribir, desde el corazón y sin pudores, pueda suscitar incomprensiones. Lo asumo, pero no quería hacerlo de otra manera. De hecho, mi actual acercamiento a la escritura, a la que nunca abandoné totalmente pero de la que estuve mucho tiempo alejado, se produjo por la necesidad de tener una válvula de escape a un cúmulo de dolorosas emociones contenidas. Obligado por circunstancias adversas  a parecer sereno y firme, a ser referente y apoyo, soportaba como mejor podía demasiado aire para un globo de delgadas paredes, demasiados granos para una cáscara débil. Es así  como, DESGRANANDO MOMENTOS, situándolos directamente bajo el foco de vuestra atención, he visto alejarse mis demonios interiores al tiempo que he visto retornar una estabilidad emocional, unas fuerzas, que en el momento de volver a escribir, creía perdidas para siempre.  

Más explicaciones sobre títulos de Blogs, en casa de nuestro amigo Gustavo

17 de diciembre de 2012

Lunes una propuesta para el optimismo: "DELICADEZA"



Nuestra amiga Natalia nos propone para comenzar la semana de una forma optimista, reflexionar sobre  la Delicadeza. No puedo evitar que mis sentidos se vuelquen hacia quien para mí representa mejor que nadie esa delicadeza, esa finura de carácter,  pura filigrana cordobesa bellamente labrada con la que comparto vida.


DELICADEZA

Ingenuos, limpios, puros, transparentes,
ausentes de maldad, ojos amados,
ojos de mirar dulce, nunca airados,
delicadeza pura, fresca fuente.

Generosos, amables, sugerentes,
cálidos, tiernos, leves, delicados,
labios para el amor, siempre negados
a la ofensa  banal, al verbo hiriente.

Acogedores brazos envolventes,
listos para abrigarnos, desplegados
en amoroso abrazo complaciente

Y un corazón brillante, refulgente
de bellos sentimientos adornado,
siempre dispuesto a dar, bondad latente.


10 de diciembre de 2012

El lunes, una propuesta: "GERMINAR"





Los brotes tiernos,
germinando renuevan
ciclos vitales.

---

Surge la vida,
con fuerza incontenible,
de una semilla.

---

La rama seca,
nuevos brotes contempla
por primavera.

---

Dos corazones,
en el tronco grabados,
un germen nuevo.