Felicitación navideña 2016

Felicitación navideña 2016
Creación de Mónica (Neogéminis)

Seguidores

25 de mayo de 2014

¡Hala Madrid!


Por ahí arriba, en la esfera celeste, no sé exactamente en qué lugar del firmamento, esta noche un ser de luz está gozando con la victoria de su equipo. Se trata de mi hijo. El fue un magnífico deportista, muy dotado para la carrera y el salto, excepcional baloncestista, nada futbolero pero incondicional del Real Madrid y la Selección española. Disfruta de la décima allá donde te encuentres. Yo, aquí, alegre por la victoria blanca y triste por no poderla compartir contigo, mientras miro al firmamento buscando un fulgor que hoy se reviste de un blanco rutilante

23 de mayo de 2014

Este jueves, un relato: ME PERDÍ EN LA NOCHE

Nuestra amiga Cecy nos invita a escribir esta semana sobre el tema : ME PERDI EN LA NOCHE.En su blog podeis ver todos los demás relatos. Aquí os dejo mi pequeña aportación:

La noche física, la que sucede al día, la que nos muestra la existencia de la luna y  las estrellas, la que acude puntual a su cita cuando se oculta el sol, esa noche, es mi aliada. No recuerdo jamás haberme perdido en ella, incluso cuando me deja a solas con mis pensamientos, mientras la ciudad duerme, recomponiendo el puzzle de mi vida.


Hay otra noche, metafórica, que nos sacude en ocasiones y nos produce sensación de fragilidad, de desamparo, de desorientación, que refleja  un estado del alma.  Ahí, en esa noche, nos hemos perdido mil veces, hemos  caminado en ella a tientas como ciegos, nos hemos caido y levantado otras mil veces, en busca de una luz que, al final, siempre retorna aunque sea dejando moratones, heridas y algunas cicatrices en el alma. Vendrán más, pero cada una de esas noches nos deja mejor preparados para encontrar  la luz en las siguientes. 

21 de mayo de 2014

52 semanas, 52 palabras. Semana 21: PLAYA




LA PLAYA
La playa es conjunción de mar y tierra y yo, observador privilegiado, emocionado voyeur de esa entrega amorosa, de esa cópula eterna, intemporal, de esa íntima unión de dos inmensidades.

Amante de ida y vuelta, deja el mar en cada una de sus mansas caricias o bravas embestidas,  un ribete de espuma salobre  allá donde termina el lúbrico  beso que los une.

Es variable el mar cuando se entrega. Si tierno, su sonido se asemeja al de un mantra budista,  llega con dulzura y se retira mansamente. Si enardecido por la pasión, su sonido se vuelve gutural, profundo, desgarrador y se alza altivo, vigoroso, copulando con fuerza desmedida.

Porta el mar en su vientre conchas y caracolas que en cada beso derrama sobre la superficie de su amada. El sol y la luna, testigos de ese amor eterno iluminan cómplices el torso de los amantes con llamaradas de fuego y resplandores de plata. Yo, afortunado espectador, cerca de la orilla, no puedo evitar sobrecogerme siempre e incluso llorar a veces, ante la inmensidad de la belleza que contemplo.

Más playas infinitas en el blog de nuestra amiga Sindel

14 de mayo de 2014

Este jueves, un relato: EL PATIO



Durante estos días, como cada año, se está celebrando en mi ciudad, Córdoba, la Fiesta de los Patios Cordobeses. Los moradores de las casas que se presentan a concurso, abren las puertas de estas para mostrar a los que quieran visitarlas, los patios de las mismas, repletos de exuberancia, color y olor gracias a las flores que adornan sus paredes y suelo.

Días antes de que comenzará el Concurso, recibí un correo desde un responsable del Archivo Histórico Provincial de Córdoba, comunicándome que su patio iba a estar abierto a los visitantes en estas fechas y que tenía la intención de poner un poema de Borges titulado UN PATIO en la entrada anunciadora de facebook, pero que navegando por Internet  había encontrado un poema mío titulado precisamente PATIO CORDOBES que le había parecido mucho más apropiado, por lo que me pedía permiso para publicarlo.

Como comprenderéis,  para mí fue un auténtico subidón de autoestima. Ahora lo reedito para vosotros junto a unos haikus igualmente alusivos a la belleza de esos recintos.

PATIO CORDOBES
Un remanso de paz, patio sereno,
blancos de luz, tus muros encalados,
de macetas con flores salpicados,
de silencio y de calma tu estás lleno.

Por arcos y columnas circundado,
que ciñen de penumbra tu hermosura,
fuente y agua te aportan la frescura,
de su cristal sonoro derramado.

Te muestras generoso al visitante
que extasiado perturba tu clausura
y el corazón te entrega, como amante.

Patio eterno, por siglos conservado,
patio de mi ciudad, la esencia pura
del alma cordobesa,  patio amado.
Pepe.

HAIKUS DE CAL Y FLOR

Un velo blanco,
para las gitanillas,
la cal del patio.
 
 Besando el aire,
filigranas de plata
traza la fuente.
 
Respira el alma,
en la quietud del patio,
paz y armonía.
 
Patio cordobés.
Canto de flor y de cal,
es tu belleza.
Pepe 

Más historias desarrolladas en el espacio de los patios en el blog de nuestra amiga María José 

52 SEMANAS, 52 PALABRAS: SEMANA 20: MARIPOSAS




Justo en el mismo instante en que mi hijo nos dejaba para siempre, una mariposa blanca bajaba desde la ventana de la habitación donde estaba hospitalizado y se posaba en la cara de mi esposa durante breves instantes para regresar después a la misma ventana de la que había partido.

Algo extraordinariamente excepcional. Pudo hacerlo en cualquiera de nosotros, pues estábamos esperando noticias entre familia y amigos,  muchísimas personas. Pero él, porque no me cabe duda de que se trataba de él, quiso despedirse de su madre de esa forma tan hermosa.

Tal vez sea una casualidad, seguramente seré víctima de mi ceguera, no lo sé, pero si sé que con posterioridad, en ocasiones señaladas, una mariposa blanca ha rondado siempre cerca de nosotros. 

Reedito para vosotros este haiku, con la única intención de que sea expresión de un amor, el suyo, que seguimos sintiendo cada día.

Dejó en su frente,
la mariposa blanca,
polvo de estrellas.

Más historias de mariposas en el blog de nuestra amiga Sindel

8 de mayo de 2014

Este jueves, un relato: "ROMANCES AMBIENTADOS"




Ambos iban a contramano de la vida. Sus caminos estaban marcados por el infortunio y la desgracia, en un proceso, lento pero constante, de degradación personal. Iban ligeros de equipaje, lo justo para descansar sus doloridos huesos en cualquier rincón donde les sorprendiera la llegada de la noche. La vida ya les pesaba demasiado para añadirle cargas. El hambre y la miseria, cada vez más cruel, más negra, más voraz, los empujaba a caminar diariamente en un itinerario jalonado por cubos de basura, donde buscar las sobras de los que sí comían, de una sociedad opulenta que les daba la espalda, de unos individuos  a los que molestaba su existencia.

En uno de esos hitos del hambre se encontraron. No hicieron falta palabras. Ella le ofreció un trago de vino peleón, el,  un muslo de pollo disputado a la voracidad de un perro callejero.

Ya no caminan solos. Se ayudan durante el día y duermen abrazados en la noche. A veces el le regala una rosa cortada en los jardines o una revista vieja, ella le regala una sonrisa.  En un ambiente adverso, de cubos de basura, de indigencia, de mugre y de miseria, de ratas, gatos y perros callejeros, marginados a la orilla de la vida, las personas sienten más que nunca, la necesidad de amar y ser amadas. 
Más y mejores romances ambientados en el blog de nuestra amiga Mónica (Neogéminis)