Felicitación navideña 2016

Felicitación navideña 2016
Creación de Mónica (Neogéminis)

Seguidores

29 de junio de 2014

Propuesta para el jueves día 03-Julio-2014




¿Quién de entre todos nosotros no ha vivido  UN MOMENTO ESPECIAL?. Un momento de esos que quedan grabados para siempre en nuestra vida por su significación. El momento del nacimiento del primer hijo o del primer nieto, el momento de ver hecho realidad un sueño largamente perseguido, el momento del encuentro primero con el mar o con la nieve, el momento de contemplar desde una cumbre el firmamento estrellado en un cielo limpio y libre de contaminación atmosférica y lumínica, el momento en que tuvimos la certeza de esa persona, precisamente esa y no otra ocuparía ya un lugar a nuestro lado para siempre, el momento en que tuvimos constancia de que una severa enfermedad nos aquejaba, el momento en que supimos que la habíamos superado.

Esta semana quiero que escribamos sobre UN MOMENTO ESPECIAL en nuestras vidas. Real o ficticio, confesión o fantasía, dejad volar vuestra imaginación, vuestra creatividad, vuestra emotividad más interna y saquemos a la luz ese momento especial.

Animaros a escribir y dejadme aquí el vínculo a vuestras entradas. Admitiré rezagados hasta el viernes día 4 a las 12 de la noche. Los vínculos a vuestras aportaciones los publicaré a partir del miércoles, al filo de la media noche. Recordad que no debemos, en la medida de lo posible, sobrepasar las 350 palabras, salvo que sea totalmente imprescindible. 

Gracias por participar.

26 de junio de 2014

52 SEMANAS, 52 PALABRAS. SEMANA 26: BARCO (RE-EDICIÓN)


En el mar de la desesperanza,
a merced de la depresión y el desaliento,
agotado y sin fuerzas,
soy un barco lastrado,
con la vela, el timón y la quilla de piedra,
abocado al naufragio.

Con el mínimo aliento que aún me queda,
implorante te llamo,
solicito tu ayuda,
te requiero el aliento que impulse,
que libere mis  velas,
los besos que deshagan el lastre que me ahoga,
el amor que disipe la bruma que me envuelve.

Necesito, una vez más, para arribar a puerto,
tu generosa entrega, compañera.

Más relatos sobre barcos en el blog de nuestra amiga 
 Sindel

Este jueves un relato: "ESCENAS DE PLAYA"


Ahora se cumplen 26 años del primer fallecimiento de un inmigrante en patera hacia España en un desesperado intento de llegar a su particular EL DORADO, del que se tiene noticia documentada.

Fueron 18 los inmigrantes que perdieron su vida en esa fecha en su intento de llegar a las playas de Tarifa.

Desde esa infausta fecha, primera de la que se tiene constancia documental, una verdadera marea humana trata de pasar por medio de un trayecto corto en el mar, hacia la península Ibérica, hacia la promesa de una vida mejor.

Muchas veces ese corto trayecto queda inconcluso y ese mar se convierte en su tumba. Las arenas soñadas, nunca se verán holladas por sus pies.

En condiciones infrahumanas de hacinamiento, en manos de mercenarios para los cuales una vida humana no es más que una anécdota, buscan el bienestar.

Si consiguen pisar la tierra prometida, esta los recibe con su cara más cruel, inhóspita y amarga. La cara de una sociedad que los rechaza, y que, si puede, los devuelve a sus países de origen nada más poner los pies en nuestras playas.

Todo eso ocurre mientras asistimos impasibles desde la indiferencia que llega a provocar el hecho que sea noticia diaria en telediarios de sobremesa.

Todo eso ocurre mientras nuestros gobernantes siguen arbitrando leyes anti-inmigración cada vez más duras, con nuestras costas cada vez más vigiladas, por radares, tecnología de seguimiento por satélite, lanchas ultrarrápidas, medidas cada vez más restrictivas ante el derecho de cada ser humano de buscar el bienestar de los suyos,

Todo esto ocurre, mientras todas las sociedades occidentales se afanan en inyectar cientos de miles de millones a sus respectivos engranajes financieros para paliar los efectos de la crisis, para proteger a las clases privilegiadas, sin considerar que con una mínima parte de esas ingentes cantidades se podría ayudar económicamente a los paises de origen de esos movimientos migratorios, para impulsar su desarrollo, colaborando en evitar su éxodo y marginación.

Hoy he querido que mi playa huela a camposanto, a sangre derramada, a marginación, hoy mi playa no es apta para el baño.

Más escenas playeras en el blog de nuestra querida amiga San