Felicitación navideña 2019

Felicitación navideña 2019
Creación de Mónica (Neogéminis)

Seguidores

18 de noviembre de 2020

Convocatoria literaria. Este Jueves, un relato: MAPAS, BRUJULAS, RELOJES Y CALENDARIOS

En la actualidad quedan ya lejos la osa polar, el sextante, la brújula, las cartas de navegación, los mapas como herramientas de localización. Cualquier punto de la superficie terrestre está perfectamente localizado, parametrizado, fotografiado y nada y me atrevería a decir que nadie, escapa a la geolocalización, a los satélites, a los gps. Tal vez no estemos muy lejos de ese Mundo Feliz que describió Aldous Huxley con una felicidad bobalicona, sumisa bajo la supervisión del Gran Hermano.

Quiero exponeros lo más brevemente que me sea posible,  uno de los grandes itinerarios que vertebran Europa, como lo refleja el hecho de que en 1987, siendo Secretario General del Consejo de Europa Marcelino Oreja, fuese proclamado por este Organismo, Itinerario Cultural Europeo, primera vez que se otorgaba tal distinción.

Cuenta la leyenda que el cuerpo del Apostol Santiago fué trasladado por sus discípulos desde el puerto de Jaffa hasta Iria Flavia en Galicia y enterrado en una gruta, quedando a su custodia los discípulos Teodosio y Anastasio que finalmente fueron también enterrados junto al apóstol . Los sepulcros, con el tiempo, olvidados.Narran las crónicas que en el año 813 se produjo el milagroso descubrimiento de las reliquias del Apóstol bajo la maleza del Monte Libredón. Las encontró un ermitaño que vió allí signos celestiales. De ahí el nombre de Compostela, “Campus Stellae” o Campo de Estrellas. Comienza assí la masiva peregrinación desde todas las partes del Orbe Católico hacia el templo erigido para orar junto a la tumba del apostol. 

Con el tiempo, fue decayendo esa necesidad de peregrinar hasta la tumba del apóstol, tanto es así que en el año 1978 registraron su llegada en peregrinacion a la Catedral de Santiago tan sólo 13 peregrinos.

Nos situamos en 1984 y en la figura del Párroco de O Cebreiro, D, Elías Valiña Sampedro, gran conocedor y amante del Camino de Santiago. Se propuso marcar el Camino de Santiago desde Roncesvalles hasta la Catedral de Santiago.

Para ello solicitó a una empresa de Obras Públicas la pintura sobrante de la señalización de las carreteras. La pintura era amarilla y asi, con flechas de ese color, podría haber sido de cualquier otro, nació la más fiable señalética para llegar hasta la tumba del apóstol. Fue igualmente impulsor de las Asociaciones del Camino de Santiago. Son estas asociaciones las que, tomando el testigo de la señalización, brocha y pintura en mano, de eso saben mucho mis amigos Manolo Y Gabriel, han llenado de flechas amarillas en muros, árboles, piedras del camino, postes,   hitos, incluso asfalto, los caminos que guían al peregrino desde los cuatro puntos cardinales.

Así, lo que comenzó como el deseo de un humilde párroco de facilitar el caminar de los peregrinos, se convirtió en un fenómeno social cada día más pujante., guiando a los peregrinos hasta la tumba del Apóstol. Un solo dato para destacar esta pujanza. En 2019 registraron su peregrinación 347.578 peregrinos. Los caminos francés, sanabrés, portugués, inglés, espiritual, conocen de mis pasos, aunque mis motivos hayan sido más culturales y deportivos que religiosos.

Quiero mencionar especialmente el Camino Mozárabe a cuya Asociación pertenezco que enlaza provincias tan remotas como Almería, Málaga, Jaén, Granada o Córdoba, con la catedral compostelana, camino que fué recorrido por cristianos que viviendo en tierra de moros, de ahí su nombre, se arriesgaban a peregrinar hasta Compostela.

Este movimiento ha contribuido sobremanera a la recuperación de caminos ancestrales que desde la más remota antigüedad han venido vertebrando nuestra geografía y que, con el tiempo y por mor de la desidia de las autoridades o por bastardos intereses,  se habían perdido o caido en desuso. Esa flecha amarilla rudimentaria, primitiva, elemental, sigue constituyendo el mejor GPS, el mejor plano, el mejor mapa para guiar a los peregrinos hasta ese "Campo de Estrellas".

Podeis leer más sobre mapas, brújulas, relojes y calendarios en el blog de nuestra amiga Mónica.

P.D.- Soy consciente de haber sobrepasado el número de palabras recomendado.Lo lamento de veras, hago propósito de enmienda, pero no he podido resumir más lo que pretendía contaros.


 

12 de noviembre de 2020

Este jueves un relato: Juevear en NOVIEMBRE

Imagen obtenida de Internet

 

Nuestra amiga Inma nos invita desde su blog a escribir, situando nuestra entrada en el mes de Noviembre, convirtiéndolo en protagonista de la misma o al menos que esté implícitamente presente.

Soy un enamorado de la Naturaleza. Mis pasos me han llevado en numerosas ocasiones a perderme en ella y disfrutarla a pleno pulmón. Esa pasión en Otoño se acrecienta enormemente y Noviembre, su mes central por estas latitudes, es el mejor exponente de esa estación. Durante el mismo los árboles de hoja caduca se arrebolan ofreciéndonos una maravillosa y variada gama cromática con predominio del rojo ocre, y amarillo, Una alfombra de hojarasca cubre el bosque, los castañares cubren de erizos el suelo, los frutos rojos del madroño nos incitan a saborearlos, la niebla matinal queda colgada en las ramas desnudas de los árboles. Todo, absolutamente todo, invita a la contemplación y serena el espiritu.  

Como homenaje a este mes y a esta estación que me enamora, os ofrezco estos haikus con la esperanza de haber reflejado en ellos algunos aspectos destacados del Otoño.


Ramas desnudas,

flotan en el estanque

las hojas muertas.


En el estanque,

por el reflejo unidas,

hojas y ramas


Arbol sin hojas,

el sol, libre de filtros,

besa la tierra.


Tarde de otoño,

sobre rojos y ocres

crujen mis pasos.


Viento de otoño

emigran en bandadas

las golondrinas.


Mas entradas donde Noviembre estará presente, en el blog de nuestra amiga Inma Blanco


3 de noviembre de 2020

Convocatoria literaria. Este jueves un relato: "CABALGUEMOS".


 Este jueves nos convoca nuestra amiga Ceci desde su blog gotasdelluviasobremipiel.blogspot.com para que cabalguemos con ella. Esta es mi aportación. 

CABALLITO AZUL (dedicado a mi nieta).

amazona feliz,

montada en mis rodillas,

me miras y sonríes

cuando te imito,

en suave balanceo,

la tranquila zancada

de un caballo

mientras canto bajito:

al paso, al paso.


Avivo el movimiento

y botas y te ries ,

y te brillan los ojos.

y te bailan las manos.

y balbuceas

sonidos cantarines

que al cielo me transportan

mientras canto bajito:

al trote, al trote


Mis piernas se aceleran,

yo, tu caballito azul ,

tu, mi querida nieta,

y te alborotas,

y a mi cuello te cuelgas

y me besas la cara,

y suena limpia y clara

tu risa cristalina,

y mis carnes derrites

mientras canto bajito:

al galope, al galope.

Pepe

29 de octubre de 2020

Convocatoria juevera. Este jueves un relato: LA MUERTE

 

LA ENIGMÁTICA VIAJERA.-

Sé que es hora punta y que el andén está abarrotado. Absorto, tengo la extraña sensación de que estamos solos ella y yo . A tan sólo tres pasos de mí, está  mirándome fijamente, como ha sucedido en las últimas semanas en las que a diario hemos coincidido en el andén del metro. Alta, delgada, vestida con elegante sobriedad. Es  una mujer de una extraña belleza. Sus ojos grandes, de un gris acerado, producen en mi ánimo una sensación de desconcierto y desazón.  Tiene una piel pálida, tersa, tan fina que deja al descubierto el azul de sus venas confiriéndole un aspecto espiritual, casi alado.

Llega el metro. Como siempre, ella se acerca peligrosamente al borde de las vías. Parece que los railes y el sonido del metro que se acerca,  ejercen una poderosa atracción sobre ella. También como siempre, pienso que se  repetirá su extraño comportamiento y en el último instante, sus pasos resonarán alejándose hacia la salida sin dejar de observarme en ningún momento.  

Pero no sucede así. ¡Hoy se ha arrojado a las vías!. No lo pienso, salto en pos de ella, intento salvarla pero es demasiado tarde. El metro impacta en mi cuerpo. Siento que he llegado al final de mi camino. Ella, incomprensiblemente, ha resultado ilesa. Me abraza con ternura. Su mirada, siempre inquietante, se me antoja en este momento solícita y protectora, diría que amorosa.

Exhalando el último suspiro la veo alejarse majestuosa, serena, sonriente. La muerte, ahora la identifico,  se encamina a extinguir el tiempo de otra vida. La mia... ya la tiene.

Más relatos sobre la muerte en el blog de nuestra amiga María José Moreno


9 de enero de 2020

Este jueves convocatoria literaria: ASAMBLEA GENERAL






"Yo que siempre me afano y me desvelo
por parecer que tengo de poeta
la gracia que no quiso darme el cielo"

Miguel de Cervantes Saavedra

Pertenezco a este grupo de amigos prácticamente desde el inicio del mismo. Estoy intimamente orgulloso, agradecido y satisfecho por esa pertenencia. Me aproximé a él impulsado por una necesidad acuciante de dar rienda suelta, por medio de la escritura como válvula de escape, a una enorme presión emocional, a un cúmulo de sentimientos negativos que en el momento de ese acercamiento al grupo, amenazaban con aniquilarrme como persona. Siempre me gustó escribir a pesar de ser consciente de mi mediocridad y torpeza al hacerlo.

En el grupo encontré acogimiento, humanidad, comprensión, interés por lo que contaba y la forrma en que lo hacía, pero sobre todo, encontré amigos, grandes amigos a pesar de la distancia física que nos separa. Personas que, cada una con su motivación, dejan entrever su enorme calidad humana a través de sus escritos.

Cuando gracias a los encuentros jueveros celebrados hemos tenido la fortuna de conocernos físicamente, hemos podido confirmar que los sentimientos de afecto nacidos de nuestra común afición a la escritura, no son la quimera de una ilusión virtual, sino que son sólidos y más que merecidos.

A lomos de mi dejadez y mi vagancia llevo un tiempo alejado de la actividad juevera. Lejos de mí queda actualmente la imperiosa necesidad de escribir para plasmar mis estados de ánimo. Estos años transcurridos en el seno del grupo han sido tremendamente fructíferos.  Me han enriquecido mucho más de lo que yo haya podido aportar.

Hoy, desde la serenidad, con mi alma finalmente sosegada, tal vez haya llegado la hora de escribir por el mero placer de disfrutar haciéndolo y donde mejor que en este grupo que cumple en estas fechas diez años de fecunda creación literaria. Entre todos lo hemos hecho posible. Enhorabuena por ello.

Más reflexiones, propuestas críticas, etc. en torno a la actividad juevera en el rinconcito de nuestra amiga Cas

19 de septiembre de 2019

Este jueves, un relato: PISA MORENA


 
 
Hace meses que no participo activamente en los jueves literarios por múltiples razones, una de ellas, tal vez la más importante, la falta de inspiración ante cualquiera de las propuestas sugeridas por vosotros. El tema de esta semana, sin embargo, me ha inducido a volver a publicar una entrada que escribí en el año 2012 y que para mí tiene un significado muy especial. Espero que os guste.
 
 
Mis viejas botas.

Generosas me disteis,

mil horizontes.


Sé que algún día no podreis aguantar, ajadas por los miles de pasos soportados, ni un solo paso más. Llegado ese momento, con el polvo acumulado en vuestra andadura por caminos y senderos, agrietadas por el agua y el sol, por la niebla y la lluvia, por el fango y la nieve, sé que no podré desprenderme de vosotras. Sería incapaz de hacerlo. Os guardaré con mimo, como se guardan los tesoros más preciados, con el último polvo, con el último fango, con la huella de la última hierba pisada en vuestra suela. 

Son demasiadas emociones. Cientos los caminos recorridos, los paisajes contemplados, los colores y  olores percibidos, la Naturaleza acariciada, los silencios  y sonidos gozados, experiencias unas veces compartidas con amigos y otras en dichosa soledad pero siempre con vosotras como inseparables compañeras. 
 
Antes que vosotras, otras botas soportaron la actividad de mis inquietos pies. Sé que después de vosotras, si mi cansado cuerpo lo soporta, otras botas verán nuevos caminos, harán posibles nuevas vivencias.
 
Entonces …. ¿que os hace diferentes?. Podría pensar que como mi camiseta preferida, como el bastón o la mochila  que son muy   anteriores a vosotras, sois simplemente objetos. Pero no es así. Vosotras, mis queridas botas, sois objetos, si, pero objetos con alma. Llevo siempre con vosotras el recuerdo de Sergio mi hijo, ya que fuisteis su regalo en un día de Reyes. Siempre que os calzo, que os obligo más allá del cansancio o el dolor, siempre que coronais cumbres o bajais barrancos, junto a vosotras, su presencia a mi lado, caminando conmigo como en tantas ocasiones, cuando aún vivía.
 
Comentaros, como epílogo, que ahora que vuelvo a publicar esta entrada, mis queridas botas siguen marcando mis pasos, enfundando mis pies, soportando estoicamente el peso de mi cuerpo, algo más viejo, algo más cansado, pero igual de inquieto, como siempre.
 
Más historias de zapatos y botas en el blog de nuestra amiga Dorotea

 

19 de mayo de 2019

este jueves un relato: CIERRE DE LA CONVOCATORIA DEL DIA 16/05/2019 EL DESPISTE

Llegada la medianoche del día 18/05/2019, me toca dar por finalizada la semana juevera en la que me ha correspondido proponer tema, coordinar, conducir y ahora cerrar para dar paso a nuestra amiga  Mag
Como siempre, daros las gracias a todos los que habéis querido acompañarme, dándonos cuenta de vuestros despistes, pues este fue el tema que quise proponeros. También como siempre, daros las gracias a todos los que nos habéis acompañado leyendo las entradas, comentándolas o no haciéndolo.
También mi agradecimiento para aquellos a los que queriendo estar, no han podido hacerlo.
Ha sido un placer estar con vosotros,  amigos personales muchos y compañeros de letras todos.
La próxima semana, como ya os he dicho, nos leemos en casa de Mag