Felicitación navideña 2019

Felicitación navideña 2019
Creación de Mónica (Neogéminis)

Seguidores

18 de noviembre de 2020

Convocatoria literaria. Este Jueves, un relato: MAPAS, BRUJULAS, RELOJES Y CALENDARIOS

En la actualidad quedan ya lejos la osa polar, el sextante, la brújula, las cartas de navegación, los mapas como herramientas de localización. Cualquier punto de la superficie terrestre está perfectamente localizado, parametrizado, fotografiado y nada y me atrevería a decir que nadie, escapa a la geolocalización, a los satélites, a los gps. Tal vez no estemos muy lejos de ese Mundo Feliz que describió Aldous Huxley con una felicidad bobalicona, sumisa bajo la supervisión del Gran Hermano.

Quiero exponeros lo más brevemente que me sea posible,  uno de los grandes itinerarios que vertebran Europa, como lo refleja el hecho de que en 1987, siendo Secretario General del Consejo de Europa Marcelino Oreja, fuese proclamado por este Organismo, Itinerario Cultural Europeo, primera vez que se otorgaba tal distinción.

Cuenta la leyenda que el cuerpo del Apostol Santiago fué trasladado por sus discípulos desde el puerto de Jaffa hasta Iria Flavia en Galicia y enterrado en una gruta, quedando a su custodia los discípulos Teodosio y Anastasio que finalmente fueron también enterrados junto al apóstol . Los sepulcros, con el tiempo, olvidados.Narran las crónicas que en el año 813 se produjo el milagroso descubrimiento de las reliquias del Apóstol bajo la maleza del Monte Libredón. Las encontró un ermitaño que vió allí signos celestiales. De ahí el nombre de Compostela, “Campus Stellae” o Campo de Estrellas. Comienza assí la masiva peregrinación desde todas las partes del Orbe Católico hacia el templo erigido para orar junto a la tumba del apostol. 

Con el tiempo, fue decayendo esa necesidad de peregrinar hasta la tumba del apóstol, tanto es así que en el año 1978 registraron su llegada en peregrinacion a la Catedral de Santiago tan sólo 13 peregrinos.

Nos situamos en 1984 y en la figura del Párroco de O Cebreiro, D, Elías Valiña Sampedro, gran conocedor y amante del Camino de Santiago. Se propuso marcar el Camino de Santiago desde Roncesvalles hasta la Catedral de Santiago.

Para ello solicitó a una empresa de Obras Públicas la pintura sobrante de la señalización de las carreteras. La pintura era amarilla y asi, con flechas de ese color, podría haber sido de cualquier otro, nació la más fiable señalética para llegar hasta la tumba del apóstol. Fue igualmente impulsor de las Asociaciones del Camino de Santiago. Son estas asociaciones las que, tomando el testigo de la señalización, brocha y pintura en mano, de eso saben mucho mis amigos Manolo Y Gabriel, han llenado de flechas amarillas en muros, árboles, piedras del camino, postes,   hitos, incluso asfalto, los caminos que guían al peregrino desde los cuatro puntos cardinales.

Así, lo que comenzó como el deseo de un humilde párroco de facilitar el caminar de los peregrinos, se convirtió en un fenómeno social cada día más pujante., guiando a los peregrinos hasta la tumba del Apóstol. Un solo dato para destacar esta pujanza. En 2019 registraron su peregrinación 347.578 peregrinos. Los caminos francés, sanabrés, portugués, inglés, espiritual, conocen de mis pasos, aunque mis motivos hayan sido más culturales y deportivos que religiosos.

Quiero mencionar especialmente el Camino Mozárabe a cuya Asociación pertenezco que enlaza provincias tan remotas como Almería, Málaga, Jaén, Granada o Córdoba, con la catedral compostelana, camino que fué recorrido por cristianos que viviendo en tierra de moros, de ahí su nombre, se arriesgaban a peregrinar hasta Compostela.

Este movimiento ha contribuido sobremanera a la recuperación de caminos ancestrales que desde la más remota antigüedad han venido vertebrando nuestra geografía y que, con el tiempo y por mor de la desidia de las autoridades o por bastardos intereses,  se habían perdido o caido en desuso. Esa flecha amarilla rudimentaria, primitiva, elemental, sigue constituyendo el mejor GPS, el mejor plano, el mejor mapa para guiar a los peregrinos hasta ese "Campo de Estrellas".

Podeis leer más sobre mapas, brújulas, relojes y calendarios en el blog de nuestra amiga Mónica.

P.D.- Soy consciente de haber sobrepasado el número de palabras recomendado.Lo lamento de veras, hago propósito de enmienda, pero no he podido resumir más lo que pretendía contaros.


 

19 comentarios:

  1. Pepe qué alegría me has dado ha Lando del Camino de Santiago, es una de la experiencias más bonitas e interesantes de mi vida.
    Sólo pensar en él me emociona, fué enriquecedor, en cuánto a sensaciones, experiencias, amistades, convivencia en los albergues, justo en estos días se cumplen los años de haberlo hecho, el otro día pensaba queme hizo, por suerte, el mismo tiempo que está haciendo ahora, no me cayó una gota, parecía increíble. Me emociono sólo de pensarlo.
    Gracias por contarme lo de las famosas flechas amarillas, no la conocía. Me encantan
    Un agrazo y buen camino.

    ResponderEliminar
  2. Sobradas razones has tenido para pasarte en el número de palabras Pepe. Más que interesante esta historia que nos cuentas sobre ese camino de peregrinación tan importante en tu historia personal. Muchas gracias por compartirlo. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  3. Para mi todo un descubrimiento lo que nos compartes Pepe, y no me ha parecido nada largo.
    Gracias!!

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  4. No importa el exceso de letras porque ha merecido conocer la historia así pues por todo ello muchas gracias. Un abrazo Pepe

    ResponderEliminar
  5. Mitológico ese camino, no sabía que había caído en desuso. Tampoco me fío de ese descubrimiento inicial pero bueno, yo tampoco soy religioso. Si reconozco que tiene un encanto ese camino que dan ganas de hacerlo aunque sea por deporte como decís. Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Pues haces un repaso espléndido de la historia del Camino de Santiago, yo no lo conocía. Me ha encantado cómo desgranas ese ir construyendo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Gracias por enseñarnos, con certeras palabras, la belleza de ese Camino, que personalmente, no conozco.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. que interesante reseña. no tenia idea de que habia estado en tanto desuso, y que todos los que lo hacen hablan maravillas
    saludosss Pepe

    ResponderEliminar
  9. Me resultó muy interesante todo este itinerario de los restos del apóstol Santiago a Iria Flavia en Galicia y todo el camino de Santiago. He estado en Roncesvalles, y otros lugares de Navarra, y visitado Santiago de Compostela y mucho de Galicia, peor no he recorrido el Camino de Santiago. Si he visto muchos peregrinos e incluso hablado con algunos que me transmitieron lo emocionante de la experiencia. ¿Largo tu texto? para nada.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Estoy contigo en lo de que nadie escapamos a la geolocalización. Vivimos en una era en la que saben más de nosotros, que nosotros mismos.

    Desconocía esta historia, cosa que te agradezco enormemente, y que me parece de los más bonita e interesante. No sé si algún día los recorreré (bien me gustaría), pero me parece genial que haya contribuido en la recuperación de esos caminos que dices se habían perdido.

    Muy buena aportación, Pepe.
    Un placer leerte.

    Abrazo grande, y muy feliz día.

    ResponderEliminar
  11. El camino de Santiago, guarda muchos secretos en sus senderos. Yo lo he hecho dos veces, en etapas distintas, pero no lo he hecho entero, y puedo asegurarte que para mí tiene mucho de mágico, querido amigo.
    Besos para todos.

    ResponderEliminar

  12. Mía culpa, reconozco que no lo he andado ni se mucho del tema.
    y sí, estamos más vigilados que nunca. qué tiempo los de las brújulas y estrellas.
    Un placer leerte
    Abrazo

    ResponderEliminar
  13. Fantástica e imprescindible crónica de la historia del Camino de Santiago, de la cual no sabía nada. Solo sé que estando en Zamora capital, vi la escultura de dos peregrinos del Camino y me parecían llamar para seguirles... Ojalá lo consiga algún día y pueda ver las flechas amarillas en persona. Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Pues yo lo desconocía, así que te agradezco nos lo hayas contado Pepe.

    Yo nunca he hecho el camino de Santiago. Tiene que ser una bonita experiencia.

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Gracias por escribir sobre un tema que desconocía, es muy interesante, y me imagino que ha de ser una experiencia preciosa. Besos.

    ResponderEliminar
  16. Pues está muy bien resumido y gracias que has sobrepasado las normas, porque es muy ameno... Me parece una ruta super entrañable, llena de historia y vida; toda una aventura. Me gustaría hacerla algún día. Yo he recorrido a pie los Pirineos y puedo decir que no hay placer más grande que caminar y caminar... atravesando paisajes y pueblos.

    Me ha encantado.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  17. Creo que toda la cristiandad conoce el camino de Santiago, desconocía los datos que aportas muy adecuados e interesantes.
    Creo que el actual momento de "relativismo" desnaturaliza · el Camino" Pienso que se toma como una forma de senderismo o de reto personal, muy alejado de lo que fue, es y será hacer el Camino. Un encuentro , muy alejado de retos
    Buen fin de semana

    ResponderEliminar
  18. Mira que me resulta curioso el color amarillo de la señalización compostelana y resulta que la explicación es de lo más simple. Y yo pensando que era amarilla por similitud con el oro con el que se suelen adornar a los Santos... 🤣🤣🤣 ya me vale!!

    ResponderEliminar
  19. A veces se justifica sobrepasar ese límite.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Dejaron huella de su paso: