Felicitación navideña 2017

Felicitación navideña 2017
Creación de Mónica (Neogéminis)

Seguidores

19 de septiembre de 2019

Este jueves, un relato: PISA MORENA


 
 
Hace meses que no participo activamente en los jueves literarios por múltiples razones, una de ellas, tal vez la más importante, la falta de inspiración ante cualquiera de las propuestas sugeridas por vosotros. El tema de esta semana, sin embargo, me ha inducido a volver a publicar una entrada que escribí en el año 2012 y que para mí tiene un significado muy especial. Espero que os guste.
 
 
Mis viejas botas.

Generosas me disteis,

mil horizontes.


Sé que algún día no podreis aguantar, ajadas por los miles de pasos soportados, ni un solo paso más. Llegado ese momento, con el polvo acumulado en vuestra andadura por caminos y senderos, agrietadas por el agua y el sol, por la niebla y la lluvia, por el fango y la nieve, sé que no podré desprenderme de vosotras. Sería incapaz de hacerlo. Os guardaré con mimo, como se guardan los tesoros más preciados, con el último polvo, con el último fango, con la huella de la última hierba pisada en vuestra suela. 

Son demasiadas emociones. Cientos los caminos recorridos, los paisajes contemplados, los colores y  olores percibidos, la Naturaleza acariciada, los silencios  y sonidos gozados, experiencias unas veces compartidas con amigos y otras en dichosa soledad pero siempre con vosotras como inseparables compañeras. 
 
Antes que vosotras, otras botas soportaron la actividad de mis inquietos pies. Sé que después de vosotras, si mi cansado cuerpo lo soporta, otras botas verán nuevos caminos, harán posibles nuevas vivencias.
 
Entonces …. ¿que os hace diferentes?. Podría pensar que como mi camiseta preferida, como el bastón o la mochila  que son muy   anteriores a vosotras, sois simplemente objetos. Pero no es así. Vosotras, mis queridas botas, sois objetos, si, pero objetos con alma. Llevo siempre con vosotras el recuerdo de Sergio mi hijo, ya que fuisteis su regalo en un día de Reyes. Siempre que os calzo, que os obligo más allá del cansancio o el dolor, siempre que coronais cumbres o bajais barrancos, junto a vosotras, su presencia a mi lado, caminando conmigo como en tantas ocasiones, cuando aún vivía.
 
Comentaros, como epílogo, que ahora que vuelvo a publicar esta entrada, mis queridas botas siguen marcando mis pasos, enfundando mis pies, soportando estoicamente el peso de mi cuerpo, algo más viejo, algo más cansado, pero igual de inquieto, como siempre.
 
Más historias de zapatos y botas en el blog de nuestra amiga Dorotea

 

19 de mayo de 2019

este jueves un relato: CIERRE DE LA CONVOCATORIA DEL DIA 16/05/2019 EL DESPISTE

Llegada la medianoche del día 18/05/2019, me toca dar por finalizada la semana juevera en la que me ha correspondido proponer tema, coordinar, conducir y ahora cerrar para dar paso a nuestra amiga  Mag
Como siempre, daros las gracias a todos los que habéis querido acompañarme, dándonos cuenta de vuestros despistes, pues este fue el tema que quise proponeros. También como siempre, daros las gracias a todos los que nos habéis acompañado leyendo las entradas, comentándolas o no haciéndolo.
También mi agradecimiento para aquellos a los que queriendo estar, no han podido hacerlo.
Ha sido un placer estar con vosotros,  amigos personales muchos y compañeros de letras todos.
La próxima semana, como ya os he dicho, nos leemos en casa de Mag

16 de mayo de 2019

Este jueves un relato: EL DESPISTE


EL DESPISTE

Apenas si había podido conciliar el sueño. Dos escasas horas en brazos de Morfeo no consiguieron alejar el embotamiento de mi mente ni el cansancio de mi cuerpo. Habían sido meses de intenso trabajo, preparando la nueva aplicación financiera para préstamos hipotecarios que hoy presentaría a más de cien directores de oficina de nuestra Entidad bancaria.

Después de un frugal desayuno y una ducha rápida, estaba en condiciones de enfrentarme a una audiencia especialmente cualificada. No podía fallar. No tenía miedo escénico ya que no era la primera vez que exponía las particularidades y entresijos de un nuevo producto financiero, pero si que era presa de un cierto nerviosismo que me exigió una dosis extra de concentración en aquello que importaba, hacer ver las ventajas de la aplicación informática desarrollada, aislándome de todo lo demás.

Comencé mi intervención y a medida que avanzaba en la exposición veía como la sonrisa, los murmullos y cuchicheos, no cesaban. Algo no encajaba. No lograba, como en anteriores ocasiones, captar la plena atención de la nutrida concurrencia. Terminé la misma con una sensación de fracaso, de haber sido un poco el hazmerreir de mis compañeros.

De regreso a casa, agotado y vencido, lo que menos podía imaginarme era la risotada que soltó mi esposa al verme. Ella me aclaró, al fín, lo que todo el día me había tenido intrigado, el motivo de las miradas burlescas, de las conversaciones en voz baja, de los gestos de asombro. Me había puesto la chaqueta de mi hijo, y al menos diez centímetros de camisa asomaban por la bocamanga de esta, corta, muy corta de mangas y de largo, y debido a su estrechez, abotonada con dificultad. Presentaba un aspecto ciertamente ridículo. Aún me pregunto cómo pude estar toda una mañana de trabajo, sin darme cuenta de esta circunstancia.

Un correo del director general vino a proporcionarme un poco de autoestima y un mucho de escarnio.
Un broche agridulce a una jornada ciertamente aciaga.

“Le felicito sinceramente por la aplicación desarrollada que creemos nos proporcionará muchas satisfacciones por su operatividad, claridad y simpleza. Al mismo tiempo le sugiero, si es que aún no se ha dado cuenta, que haría bien en cambiar de sastre”.

Mas relatos de nuestros compañeros de letras y sus despistes, en este mismo blog, algo más abajo

este jueves un relato: EL DESPISTE. Relación de participantes

 
Van llegando participaciones para este jueves literario. Iré incorporándolas en el mismo orden en que se produzcan en esta misma entrada. Os recuerdo que estaré recogiendo vuestras aportaciones hasta el sábado a las doce de la noche, momento en el que procederé al cierre de la convocatoria para dar paso al compañero que conducirá la semana próxima.
Como en otras ocasiones, os ruego que si detectáis algún compañero que haya escrito sin haberme dejado su enlace, me lo comuniquéis al objeto de que nadie, POR DESPISTE y nunca mejor dicho,  quede fuera de la convocatoria literaria.
Los compañeros que ya han escrito, son los siguientes:
 
02.- Campirela
03.- Cass
04.- Ginebra
05.- Gustavo
07.- Myriam
09.- Mar
10.- Yo mismo
12.- MamaCeci
17.- Roxana
 
 
 
 
 
 
 
 
 


14 de mayo de 2019

Este jueves un relato: DESPISTE


Esta semana me toca coordinar los jueves literarios, esos que durante tanto tiempo he conducido con mayor o menor acierto y de los que últimamente ando algo alejado. Tal vez sea ese alejamiento el que me haya hecho olvidar que esta semana había adquirido el compromiso de conducir. Os ruego que me disculpeis.
Para hacerme perdonar, si es que esto es posible, admitiré vuestras aportaciones hasta el sábado a las doce de la noche. Así tendreis el mismo tiempo que todas las semanas aunque mi publicación se haya demorado. 
Precisamente esta demora es la que me inspira el tema sobre el que pretendo que versen vuestros escritos esta semana. Lo titularé DESPISTE, ya que eso es lo que me ha ocurrido a mí y es algo que en cierta medida todos habreis padecido en alguna ocasión. Escribid sobre esa ocasión, real o ficticia en que os despistásteis y en las consecuencias que ese despiste tuvo. Son muchas las ocasiones en que, perdido el sentido de la realidad, hemos cometido algún desliz no deseado. Creo que es un tema que se presta al divertimento y la jocosidad. En mi casa os espero y, una vez más, imploro vuestro perdón por el retraso. 

22 de febrero de 2019

Este jueves un relato: JE T'AIME MOI NON PLUS




Je t'aime moi non plus

Esta canción, en el momento de su grabación, allá por el 1969, estuvo prohibida en muchos paises como España, Italia, Portugal, Islandia, Suecia o Polonia. Con anterioridad, ene 1968 Serge Gainsbourg la había grabado con Brigitte Bardot, amante suya y símbolo sexual de esa época, si bien el disco no se publicaría hasta 1986.

A pesar de la revolución sexual que se produjo en los años 60, nunca antes se había visto reflejado el amor carnal con tanta nitidez y expresividad y creo que fué esa expresiva representación del acto sexual, de la atracción puramente física, al margen de consideraciones morales, esa búsqueda del placer mutuo, del sexo por el sexo, aparte de su calidad artística como canción, el causante en gran medida de su éxito y que incluso hoy en día se hable de ella como la más importante canción del deseo entre un hombre y una mujer

Reflexionando sobre la prohibición, sobre los motivos que nos llevan a considerar las relaciones sexuales, libres de otro tipo de compromisos, como algo inadecuado, como algo mal visto socialmente, llego a la conclusión de que es lícita la aspiración humana a la búsqueda de la felicidad y de aquellas cosas que nos la proporcionan. El sexo es una de ellas.

Pienso que estas relaciones si se basan en en el respeto mutuo, desde un plano de igualdad, de seres adultos y libres sin ningún tipo de dominio o sumisión , dan lugar a comportamientos que los seres humanos deberíamos contemplar con mayor normalidad sin estigmatizar ni culpabilizar a los que en uso de su libertad optan por conductas de esta naturaleza.

La condición sexual de los seres humanos es tan diversa, tan potente, que sólo debería ser perseguible y reprochable socialmente, cuando constituya un atentado contra la integridad física, emocional o moral de las personas. El que tengamos una moral distinta, no necesariamente mejor, no nos reviste de autoridad para juzgar al diferente, al distinto.
 
Mas historias de amor y deseo en el blog de nuestro amigo Max Estrella



16 de febrero de 2019

Cierre de la convocatoria literaria correspondiente al día 14/02/2019

Essta semana hemos escrito sobre la fuerza del amor. Me toca cerrar la misma y pasar el testigo a nuestro compañero Javier Sarabia, (Max Estrella). Ha sido una participación numerosa, hemos recorrida la senda del amor, también del desamor, con sus mil y un matices diferentes, y lo hemos hecho de una forma romántica, humorística, trágica, nostálgica, etc. etc. etc.

Sólo me resta agradeceros vuestra aportación a este jueves. A los que habéis escrito, a los que habéis comentado, a los lectores, a los que, queriendo estar, no han podido, en fín a todos los que de una u otra forma conformáis el universo juevero.

Nos vemos la semana que viene en el rincón de Max Estrella