Felicitación navideña 2017

Felicitación navideña 2017
Creación de Mónica (Neogéminis)

Seguidores

31 de agosto de 2018

Este jueves un relato: SE DE UN LUGAR


Sé de un lugar mágico en una ciudad milenaria y eterna, en cuyo solar han convivido con mayor o menor armonía, tres culturas, tres religiones. En este lugar, una calle adosada a una muralla que sirve como frontera entre la historia y la modernidad. Tras su muralla, en un dédalo de callejuelas, la huella de pasadas civilizaciones se hace patente. Frente a la muralla, al otro lado de la acera, la Córdoba de hoy. Al fondo, cercanas al Guadalquivir, en un templete, las manos enlazadas de Ibn Zaidún y la princesa Wallada en un monumento al amor, son la antesala a más huellas de un pasado esplendoroso. En un extremo de la calle, Séneca. En el otro, Averroes. Grandes filósofos y cordobeses insignes inmortalizados para siempre en la Córdoba que tanto amaron. Roma y el Islam, dos civilizaciones cuya impronta, de alguna manera, ha modelado lo que somos. A lo largo de la calle, una sucesión de estanques por donde discurre mansamente el agua en agradable murmullo que pone música de fondo a tanta belleza concentrada.

A la innegable belleza del lugar, se une el hecho de que en él, Toñi y yo decidimos unir nuestras vidas para siempre con lo cual cobró una significación muy especial para ambos. Era camino obligado para ir hacia su casa. Los poyos que delimitan sus estanques han sido testigos mudos de nuestros primeros besos, de nuestros encuentros y desencuentros, de largas conversaciones donde desgranábamos nuestras ilusiones y proyectos, de nuestro afán por conocernos más y mejor cada día.

Hoy, 48 años después, algo cansados pero satisfechos por el camino recorrido, al pasar por esa calle donde tuvieron lugar nuestros primeros balbuceos amorosos, sigo susurrando unos versos sueltos de un poema que por entonces le dediqué a Toñi:

Calle de la Muralla, es nuestro amor
como el ciprés junto a tus pétreos muros,
que lo vieron nacer, muy pequeñito,
y que lo ven crecer, firme y seguro.

Encontrareis otros lugares emblemáticos en el blog de nuestra amiga Inma Blanco

18 de agosto de 2018

Cinco elementos

 
 
No me ha sido posible llegar con tiempo y forma por estar fuera de casa y con escasas posibilidades de acceso a Internet. No obstante, he querido dejar mi granito de arena aunque fuera de plazo, a la convocatoria literaria de nuestra amiga Mónica.
 

 
Hojas caducas.
Su muerte es necesaria
para otras nuevas.
 
 
Todo pureza.
La mirada de un ángel,
nunca ve sombras.
 
 
El sol declina.
El alma se sosiega.
reina la calma.
 
 
Vibran las notas.
los ojos se humedecen,
se encoge el alma
 
 
Las casas viejas
en su interior custodian
miles de historias.


9 de agosto de 2018

Este jueves un relato: TATUAJES



TATUAJES



Sólo un nombre tatuado en el brazo, Sara. Todavía recuerda como si fuera ayer, el día que se lo tatuó. Fué el día en que cumplió 15 años. En plena efervescencia juvenil, ya tuvo claro que la amaría para siempre, por encima de todas las cosas, en cualquier circunstancia, más que a nadie, más que a nada. Era tan guapa, tan tierna, tan dulce, que quiso dejar plasmada en la piel toda la admiración que sentía hacia ella. Hoy, justo el día en que cumple 60 años, fatua, engreida, enamorada de sí misma, desubicada del tiempo y del espacio, orgullosa, se mira al espejo y no repara en las arrugas de su piel ni en las cicatrices del alma que la vida le ha ido dejando. Sigue viendo reflejada en el espejo, el tiempo detenido, aquella niña de 15 años de la que siempre estuvo enamorada. Ella misma.
 
Más y mejores historias sobre tatuajes en el blog de nuestro anfitrión, Gustavo