Felicitación navideña 2016

Felicitación navideña 2016
Creación de Mónica (Neogéminis)

Seguidores

13 de enero de 2011

el dolor de tu ausencia

Hoy se cumplen cuatro años. El ocho de Enero de 2007, un lamentable accidente de tráfico te sumergió en un coma profundo que acabó con tu vida cinco días más tarde, el 13 de Enero. Ni un solo día, desde entonces, te has apartado de nuestro pensamiento. Dicen que el tiempo todo lo cura, pero no es verdad, o si es verdad, aún no lo ha conseguido y vemos imposible que lo consiga. El dolor rabioso, impotente, la tortura de buscar una respuesta que no existe, ha dado paso a una inmensa tristeza, a un estado de  duda permanente sobre algunas creencias que considerábamos inmutables, a largos períodos de desgana y apatía absolutas. Estados que nos esforzamos en superar pero que, hoy por hoy, nos desbordan.

Sabemos que no hubieras deseado nunca vernos en este estado, que si pudieras hablarnos porfiarías con tu cariño y tesón porque recobráramos, si no la alegría, sí la serenidad necesaria para aceptar tu inevitable ausencia.

Son estos sentimientos los que pretende reflejar el poema que hoy comparto con vosotros.


El dolor de tu ausencia

Mañana nos diremos muchas cosas.
Mi voz te llegará de mi ternura,
teñida de dolor y de amargura.
De la tierra saldrá, tu voz hermosa.

Me contarás que nunca me abandonas,
que allá donde yo vaya, estás conmigo,
que cuando por ti lloro, te castigo
removiendo la tierra que ya abonas.

Las rosas donde habitas, que han brotado
por tu sangre abonadas, me sugieren
que es tiempo de olvidar lo que ha pasado.

¡Lo siento!, te diré. Sigo apresado
al dolor de tu ausencia y aún me hiere.
tu prematura muerte, mi hijo amado.

22 comentarios:

  1. PEPE, nunca desterramos esas ausencias, claman en nuestro corazón, están presentes, año tras año. Ni el ánimo por querer trocar llanto por sonrisa que reclamaría quien marchó, nos llega y nos anima.
    Bellísimo poema, supone una descarga de amor, de ternura, de sufrimiento. No añado otra cosa que mi sentimiento a tu lado, y un cariñoso beso.

    ResponderEliminar
  2. En una ocasión una mujer que hacía un tiempo había perdido a su hermano tras un accidente me dijo que dejaría de llorar y pensar en él de forma triste todos los días p.q. sino el alma del fallecido no descansaría jamás.
    Yo hacía poco que había perdido a mis padres y pensé que esa mujer tenía razón y que yo debía hacer lo mismo.

    Ese dolor no se irá nunca de nuestras vidas y la de un hijo todavía menos,pero si creo que el tiempo, que no cura nada, si amortigua ese golpe y hace que recordemos a la gente que tanto queríamos de una forma más serena y pacífica, sin tanta rábia en nuestro interior.

    Pepe, vuestro hijo seguro que no os abandonará nunca, que siempre estará a vuestro lado mientras lo sigais recordando y queriendo y por mucho que yo diga solo vosotros sabeís cual es vuestro dolor, y solo vosotros podéis libraros, de forma natural y tranquila, de esa tortura que os acompaña.

    Precioso y sentido poema, está escrito con el corazón.

    Un abrazo para vosotros dos

    ResponderEliminar
  3. Cuanto lo siento amigo es terrible perder a un hijo, me faltan palabras para expresar, pero creo que siempre esta en vuestro lado porque lo llevas en el corazon.
    Primavera

    ResponderEliminar
  4. Escribir tan sentido, dejar que tu corazón se exprese y se muestre con toda su crudeza, es una lección importante para quien te lee. Me has trasladado a tu emoción interior. Gracias

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Mi querido Pepe, he de contarte que a pesar de ser muy habladora, muy expresiva, es justamente en estos casos cuando las lagrimas me impiden decir nada y lo único que se hacer a la perfección es abrazarte fuerte, hacerte partícipe de todo mi cariño, mi comprensión, mi ternura, mi compañia....
    Ese es un miedo que me acompaña y me angustia.
    Un beso extensivo a nuestra Toñi
    Anny

    ResponderEliminar
  6. Lo lamento tanto Pepe.Es un dolor que jamás se borra del alma.No estamos preparados para enterrar a un hijo y en menor medida,mi caso,aún la sigo recordando con amargura.
    Pero hemos de seguir viviendo para los que quedan aquí .
    Te envío toda mi energía para levantaros el ánimo.
    Un millón de besos.

    ResponderEliminar
  7. Por cierto el blog Mi Mundo Interior,no es el mío.Lo borré y alguien ,que casualidad,cogió ese link.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Querido Pepe,
    no imagino dolor má grande que la pérdida de un hijo. El dolor debe de ser devastador. Lo siento muchísimo Pepe. No tengo plabras que puedan consolarte. Quiero creer que hallarás el camino a la luz de su recuerdo, de su amor que tan bien guardas.
    Tu soneto es precioso, Pepe. Tu hijo debe de estar orgullosísimo de ti. Y querrá verte feliz Pepe, a ti y a su mami. Todos mis ánimos te envío con un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  9. Nunca dejarás de recordarlo, nunca se apartará de tu corazón, siempre estará contigo donde quieras que vayas.
    Sé de una familia que también perdió a su hijo y aún en su lecho de muerte la madre recordaba a su hijo fallecido muchos años antes.
    Un precioso poema Pepe.
    No te hagas más preguntas porque la vida es así, a veces muy injusta.

    Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  10. Pepe.....mi beso,mi abrazo y mi silencio ogiendo vuestras manos .
    EL poema es ....bello como el aleteo de la mariposa.
    Besucos a los dos.

    ResponderEliminar
  11. Terrible y profundo sentimiento ese de sufrir en carne propia un desgarro semejante!...no creo que haya palabras que mengüen ese dolor...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Pepe es una verdadera lástima tu pérdida! No he parado de llorar, que aunque no nos conocemos siento una empatía natural hacia tu dolor, porque me recuerda mis propias ausencias.
    Cuando tenía 11 años perdí en una accidente de autos a mi mamá y mi hermana del medio. Quedamos mi papa, mi hermana mas chiquita y yo.
    Desde entonces me consuela pensar que una parte de mi familia está junta en otro lado, y en su momento nos volveremos a encontrar y a rendirnos cuentas de que hicimos en nuestras vidas. En particular mis padres deberán darse cuenta de como criaron a las hijas que les quedó a cada uno.
    Es cuestión de tiempo Pepe, volverán a verse!
    Te mando un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  13. Casi me voy sin dejar comentario, hay cosas que nos dejan sin palabras, y es casi mejor guardar silencio. Pero tu poema es tan hermoso que es imposible callar, tu hijo se sentiría muy orgulloso de sus padres. No estamos preparados para enterrar un hijo, el dolor es terrible, no hay palabras para poder explicarlo, mi hija solo tenia siete meses de vida, pero jamás podré olvidarla, es cierto que el dolor se calma con el tiempo, pero en el fondo sigue vivo. Un abrazo muy fuerte a los dos.

    ResponderEliminar
  14. Pepe, sobrevivir a la vida de un hijo, es tan contranatura, que creo, no se olvida jamás-
    Todo lo que te diga es obvio, es redundante.
    Pero os mando a ti y a tu mujer todo mi cariño, un abrazo muy grande y un beso.

    ResponderEliminar
  15. Comprendo todo cuanto expresas, la pérdida de un hijo no es algo que se pueda superar, ni siquiera comprender, y el dolor seguirá estando allí. Hoy, lo has expresado a través de un poema, un bellísimo poema que lo dice todo, son palabras pronunciadas con el corazón.
    Acompaño tu sentimiento y el de tu esposa, con un abrazo cálido y todo mi respeto y cariño.
    Un beso grande:
    Gaby*

    ResponderEliminar
  16. Estamos aquí contigo, compartiendo tus sentidas y vibrantes palabras.
    Es mucho dolor para que puedar agregar algo más.
    Mi abrazo para ti y tu esposa, especialmente hoy.

    ResponderEliminar
  17. Yo no puedo más que estar ahí, a vuestro lado. Pero duele mucho. Cada segundo de nuestra existencia, duele más allá de las entrañas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Pepe, no lo sabia, se me ha hecho un nudo el corazón.

    Un beso para tí y tu mujer.

    ResponderEliminar
  19. Vengo nuevamente para decirte que te quiero mucho y que deseo que ese ánimo vaya en ascenso junto a tu amada Toñi.

    Un abrazo Pepe

    ResponderEliminar
  20. Cualquier frase que esriba se quedara corta. El sentimiento de perdida nunca desaparece solo se va trasformando y asumiendo y al final se logra recordar con mas intensidad los momentos felices, pero todo eso no lo cubre del todo.
    Un abrazo de corazon

    ResponderEliminar
  21. Querido Pepe, como muchos desconocía este hecho tan doloroso que nadie debería sentir, perder a un hijo va contra la naturaleza, se tambalean nuestros pilares, nuestras creencias, se tambalea la esencia del ser humano que lo sufre en su carne, más allá de las entrañas, pero como dice Manuel, el dolor nunca desaparece, solo se transforma con el paso del tiempo sin que eso quiera decir que paséis un solo día del resto de vuestras vidas sin pensar en él, que lo recordéis con toda la serenidad y la paz que seguro el os trasmite desde ese otro lugar.
    Precioso poema, de esos que salen del alma. Un beso también para Toñi.

    ResponderEliminar
  22. Sinceramente Pepe, no tengo palabras para expresar lo que me ha conmovido el poema.
    Sólo te puedo decir, que tengo la carne de gallina.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Dejaron huella de su paso: