Felicitación navideña 2016

Felicitación navideña 2016
Creación de Mónica (Neogéminis)

Seguidores

17 de septiembre de 2013

Este jueves, un relato: "RECETAS"

Nuestra amiga Cass nos invita esta semana, desde su espléndido balcón, a participar en la convocatoria juevera base el genérico tema de RECETAS. Aunque este tema se puede abordar desde mil ángulos diferentes, he querido ser clásico y, literalmente, glosar una típica receta de la gastronomía cordobesa. Se trata del FLAMENQUÍN CORDOBÉS, que espero sea de vuestro agrado y despierte en vosotros la idea de probarlo.




SONETO AL FLAMENQUIN CORDOBES

A un filete de cerdo bien jugoso,
golpéalo con saña contundente,
tápalo con jamón alegremente
y enróllalo en canuto delicioso.

Báñalo luego en huevo generoso,
rebózalo  después rapidamente,
y al freirlo con aceite muy caliente,
surgirá el flamenquín, plato sabroso.

Sobre patatas fritas acostado
y algo de mahonesa, si apetece,
ya puede el flamenquín ser devorado.

Si probais y os complace, estoy salvado.
Juro que la receta lo merece.
En Córdoba nació y está probado.


Más recetas en casa de nuestra amiga Cass

24 comentarios:

  1. Doy fe de su suave consistencia, de su sabrosa tersura y se acompaña con un Moriles bien frío, seguro que puede llevar al éxtasis.
    No tengo necesidad de copiar la receta, está entre mis preferidas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Pues yo sí que me la copio por su originalidad, Cómo hacen para que quede hecho un canutillo? No se deshace el rollo?

    Un abrazo a los dos. Dos que yo me sé se chuparán los dedos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no, no se deshace, de eso se encarga el emborrizado o empanado, en pan rallado.
      Aunque esta es la más común, hay muchas variantes. Sólo teclea en youtube flamenquin cordobes y te saldrán bastantes recetas del mismo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. ¡Qué buenaaaa pinta! Mmmmm, me pregunto si atravesándolo con uno o dos palillos también se impediría que se deshiciera. Bss.

    ResponderEliminar
  4. ¡tendré en cuenta tu receta Pepe! ¡gracias por compartirla de alegre manera y armoniosa!!!

    ResponderEliminar
  5. Hola Pepe, Tu receta abre el apetito. tiene una pinta que la delata. Pero me ha gustado mucho más el verso que le has dedicado.
    No sé si es de tu cosecha, pero es muy apropiado y simpático.
    Un placer pasar por tu casa. Huele de bién!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Montserrat, si es de mi cosecha. Por si te apetece leerla, te dejo un enlace de otro soneto a un plato igualmente representativo de la cocina tradicional cordobesa, el salmorejo.

      http://desgranandomomentos.blogspot.com.es/2011/05/una-convocatoria-literaria-este-jueves.html
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. ¡Ole y ole! Una de mis comidas favoritas que con mas arte o menos, enrrollo para el festín familiar.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  7. Pués aquí había un flamenquín que vendían como propio de Aranjuez.Éste llevaba, además de lo que cuentas, queso y estaba muy rico.
    Lástima que aquel local (un Gambrinus), cerrara y ya no lo pueda tomar, salvo siguiendo tu receta.
    Abrazos, amigo.

    ResponderEliminar
  8. ¡¡¡Ole, ole y ole!!! y otra vez ole.
    Tu poesía me gusta tanto como el flamenquín.

    ResponderEliminar
  9. me copio tu receta y despues te cuento, pero parece deliciosa!
    ah, pero copiaré esa receta en versos para ponerla en mi cocina!

    un abrazo!

    ResponderEliminar
  10. SI!!!!!, eso fue de lo primero que me hizo mi suegra cuando, hace ya 26 años, entré en casa de mi novia, jajajaja. Según me contó, es un plato que ya cocinaba su madre (la abuela de mi esposa), y sobra decir que también lo cocina mi Santa en determinadas ocasiones.

    Chapeau!!!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Viva el flamenquín de Córdoba, lo probé siii, lo añoro y me haces salivar cual puñetera.
    Anoto receta de tu cosecha, ummmm y añado beso saleroso.

    ResponderEliminar
  12. Qué soneto con más arte! A la altura del flamenquín cordobés! Qué cosa más rica!

    ResponderEliminar
  13. Ah bue! los jueveros tienen arte hasta para dar una receta, este es un lujo que no todos se pueden dar. Bravo por el soneto, bravo por la receta... habrá que probarla! Ya sube el olorcito sabrosón a mis narices!
    Besos:
    Gaby*

    ResponderEliminar
  14. El soneto te quedo al punto de genial ! La receta del flamenquin me la llevo con tu permiso, no la conocia, pero solo ver la imagen incita a probarla.
    Besos amigo.

    ResponderEliminar
  15. Me ha entrado un hambre de flamenquín así de repente...y además nos has dado la receta en verso ahí es ná!!
    Me la apunto, tengo que probarlo!

    ResponderEliminar
  16. Una receta magistral de flamenquín cordobés, que me ha sabido a soneto de poeta. Así no cocina todo el mundo, ¿eh?? Que lo sepas!!!

    Un beso para el cocinero y la cocinera que acompaña :)

    ResponderEliminar
  17. Y a mi me encantó Pepe, y es que en Cordoba tenéis muy sabrosas recetas y encima das la receta tan poetíacamente más me gusta.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Y bien rico que está.
    Menudo arte Pepe has derrochado en esta receta, de aqui para adelante, cuando me pidan una receta se las anoto en formato soneto jajaja.
    Besos cocinero.

    ResponderEliminar
  19. ¡¡¡Qué ricos!!!

    Leerte es siempre un placer, en está hora me abre el apetito...Que nada tiene ver el flamenquín con una mísera ensaladita.
    Muy original el envase de tu receta, la receta como siempre, impecable.

    Besos.

    ResponderEliminar
  20. Bueno, después de este soneto y con la baba todavía cayendo, no me queda más remedio que ir urgente a Córdoba a degustarlo. ¿Qué tal lo hace Toñi?
    Abrazos

    ResponderEliminar
  21. De Córdoba al mundo!!!!!
    Ya lo haré y "os" contaré!!!
    Gracias por tan rica participación, en todos los sentidos!!!
    besos

    ResponderEliminar
  22. Hola Pepe:

    Me dio hambre con solo leer :D
    Tendré que hacerla en mi natal México.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Dejaron huella de su paso: