Felicitación navideña 2016

Felicitación navideña 2016
Creación de Mónica (Neogéminis)

Seguidores

18 de diciembre de 2013

Este jueves un relato: "EL REGALO NAVIDEÑO"



La bola dorada (Un regalo Navideño).

En esta historia he querido reflejar esa sentimiento fraternal que hermana de una forma especial a las familias en torno a la celebración de la Navidad y que se repite año tras año. El espíritu navideño en esta ocasión está representado por una simple bola dorada,  sirviendo de puente entre generaciones.  
 




Como todos los años, su familia celebraba con ella la Navidad.

María, a sus ochenta años, cumplía con el ritual de colgar en el árbol la bola dorada, regalo de su abuela en la lejana Navidad en que cumplió dos años. 

Repentinamente, víctima de un infarto, cayeron al suelo bola y María, rota ya la vida para ambas.

Pasados unos días, con la tristeza en el alma y el llanto en los ojos, se abrieron los regalos que seguían aguardando al pie del árbol. Gloria, la biznieta, encontró una preciosa bola dorada como regalo de su difunta bisabuela.

El espíritu Navideño tendría continuación.

Deseo que ese espíritu navideño que nos hace sentirnos cercanos a los demás y que nos incita a querer una sociedad más justa y solidaria, viva en nosotros durante trescientos sesenta y cinco días al año, todos los años de nuestra vida. Este deseo es mi regalo para vosotros, mi familia juevera.
Pepe.

Más regalos navideños en casa de nuestra amiga Judith 



25 comentarios:

  1. Ahí estamos, Pepe, juntos en estas fiestas como una familia nada extraña ya. Una familia que se preocupa de los suyos, aunque estén lejos y nada de sangre les una... pero sí unos latidos de corazón que van a la par, porque os estiman, os quieren y os respetan.

    Gracias por esa bola dorada que nos trae por segundo año, una gran felicidad.

    Beso a los dos.

    ResponderEliminar
  2. Continuó la tradición en forma de esfera dorada, es lo importante. Y cierto, estas cosas deberían estar presentes todos los días del año, y entonces el regalo sería perfecto (en una esfera, todos los puntos equidistan del centro y su superficie, siendo limitada, es infinita)

    Un abrazo y Feliz Navidad

    ResponderEliminar
  3. Preciosa idea de la transmisión de nuestra cultura y de sus gestos más entañables. ¡Felices fiestas! Besazos.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Pepe, me uno a tu deseo y lo comparto!!!

    ResponderEliminar
  5. Buenos dias Pepe: La Navidad deberia ser lo que nos
    une a todas las familas, en el amor fraterno y la concordia. Tu bola dorada ha actuado como nexo de de esta tradición ancestral. I a seguir contemplando su luz durate todo el año. Es m i ferviente deseo ti yÍ para toda la gran familial juevera. BESOS Y MAS BESOS.

    ResponderEliminar
  6. Bonito regalo que aboga porque no se pierdan las tradiciones. Esperemos que así sea.
    Felices Fiestas paisano.

    ResponderEliminar
  7. Ha de continuar ese espíritu.
    Te deseo lo mejor a ti y a tu familia.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Una preciosa narración, es cierto, el espíritu navideño nunca se perderá ..... mientras perdure la cultura del cambio de estaciones. Besos y felices días. Precioso villancico en portada.

    ResponderEliminar
  9. Tan triste como emotiva historia, al menos continuará la historia de generación en generación, y eso mantendrá el espíritu siempre vivo.
    Gracias por el regalo que nos dejas, lo tomo y lo vuelvo a compartir con todos ustedes, que son personas tan maravillosas que me acompañan siempre.
    Un abrazo inmenso, y muy feliz navidad!!!

    ResponderEliminar
  10. Una bonita tradición la de la bola dorada...Yo en estas fiestas me acuerdo mucho de mi abuela, que ya no está con nosotros...
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Un gran deseo y un gran regalo Pepe, en una historia que más allá de la tristeza que genere, emociona. La vida sigue, lamentablemente, no para todos, el fin es inevitable, pero esas cosas que perduran, son precisamente lo que uno va transmitiendo y dejando como huella y enseñanza. Ojala, muchas bolas de oro brillen como símbolo del amor en cada uno de nosotros extendiéndose en una cadena de hermandad y buenos sentimientos. Un beso para tí y los tuyos y muchas felicidades!
    Gaby*

    ResponderEliminar
  12. Es sencilla y bonita la historia que nos dejas de Maria y la bola de navidad. Para mi las cosas de lo cotidiano, tienen un algo especial que ningún regalo, por especial que sea, puede superar.

    Bss.

    Me ha gustado mucho el comentario que me has dejado en La Bitácora. Muchas gracias, Pepe.

    ResponderEliminar
  13. En esa bola dorada se encierra el reflejo de muchos cariños, aunque una falte, está para siempre.
    Un cuento con cierta tristeza que no lo es, transmite lo mejor de ofrecer regalos auténticos. Besitos muchos Pepe, felicidad para 2014 de todo corazón.

    ResponderEliminar
  14. En esa bola dorada, está condensada toda la sensibilidad y el cariño de una familia y en ese relato el deseo de que muchas bolas doradas como esa, alumbren y den color a muchas vidas preñadas de solidaridad y buenas obras.
    Gracias por tu magisterio y mucha felicidad para ti y los tuyos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Me parece genial como trasmisión, no solo de espíritu navideño, que no me interesa especialmente, sino de los sentimientos, de quienes forman la familia. Esa Gloria tendrá ese sentimiento que su abela tuvo cada Navidad.
    Abrazos, amigos.

    ResponderEliminar
  16. Esa bola dorada es todo un símbolo de continuidad a partir del amor, el respeto y el espíritu navideño. Ojalá tus deseos de solidaridad y justicia puedan mantenerse activos en todos nosotros y en aquellos que nos sucedan. Muy lindo mensaje.
    Un beso y muchas felicidades!

    ResponderEliminar
  17. Qué bonito regalo y qué bonito deseo, ojalá se cumpla.
    Os deseo unas fiestas llenas de felicidad y cariño.
    Muchos besos!!

    ResponderEliminar
  18. Muchas gracias por tu regalo. Y cómo algo tan insignificante puede significar tanto. Deseo seguir leyéndote en este 2014 que ya casi tenemos encima.

    Un abrazo y muy buen relato. Felices Fiestas!

    Alberto.

    ResponderEliminar
  19. Hola!!
    Es triste pero la abuela sabia que iba a pasar y quiso que siguiera la tradición que de seguro su biznieta la continuara.
    Muy buenos deseos Pepe, gracias por participar!
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Sé de qué habas porque he vivido esa tradición de ir continuando el ornato navideño preservando algunos adornos que siguen presentes pese al paso del tiempo. Hermoso relato. Me ha gustado su espíritu!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. Un hermoso sentimiento familiar encerrado en una bola de frágil cristal, como frágil es a veces la vida y su belleza. Es una bella e inquietante metáfora.

    ResponderEliminar
  22. Muy lindo, pasar un símbolo de generación en generación.

    Gracias Pepe.
    Feliz año 2014.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  23. Gracias por el "Regalo-Deseo" será un milagro, pero a veces existen. me quedo con esa bola dorada que siendo tan poco, representa tanto, especialmente si año tras año, sigue adornando nuestra vida.

    ResponderEliminar
  24. Yo no soy de tu familia juevera(sonrisa)pero recibo tu regalo con gratitud y deseo de que el espíritu navideño sea como también comparto,todos los dias de cada años.
    La música del sur me vuelve loca,el flamenco es un canto desgarrador de belleza .
    Feliz Navidad para vosotros,Pepe.
    Besucos

    ResponderEliminar

Dejaron huella de su paso: