Felicitación navideña 2016

Felicitación navideña 2016
Creación de Mónica (Neogéminis)

Seguidores

13 de febrero de 2015

Este jueves un relato: "LA MAQUINA DEL TIEMPO"



El tiempo es ese segmento de duración que pone límites a nuestra existencia. No hemos podido vencer aún su tiranía. Es empresa imposible moldearlo a nuestro antojo. Aparecemos en un punto determinado de él y tan sólo nos es dado avanzar en una sola dirección, la del futuro, hacia un destino incierto cuya estación término está prefijada de antemano y hacerlo de una manera continua, viviendo cada uno de los segundos sin salto alguno, a pesar de que a veces nos gustaría poder esquivarlos.

Tener la posibilidad de situarnos en ese segmento, hacia adelante o hacia atrás incluso en puntos situados fuera de los límites de nuestra existencia, es una quimera que el hombre ha alimentado desde siempre y cuya consecución debería llenarnos de inquietud y de miedo y que sin embargo nos seduce y hace que soñemos con ella.

¿Sería posible, viajando en una hipotética máquina del tiempo retroceder a momentos que fueron cruciales en nuestra vida?. ¿Conseguiríamos evitar o provocar situaciones que fueron decisivas y marcaron nuestro devenir a partir de aquel instante?.

Muchas veces he soñado ese viaje en el tiempo hacia el pasado, hacia un momento muy concreto en que pude intervenir para evitar un daño irreparable que ha dejado una cruenta huella y siempre he llegado a la misma conclusión. Era inevitable, hubiera sucedido igualmente a pesar mío. Su estación término estaba ahí y no admitía transbordo ni cambio de vías para continuar viaje. Pero no es menos cierto que ese salto hacia el pasado, ese viaje en la máquina del tiempo me hubiera dado la oportunidad tantas veces soñada, de un último abrazo, de un último beso, de un último adios, instantes a los que me gustaría volver una y otra vez en un bucle infinito. 

Si quereis subiros a bordo de otras máquinas del tiempo, las podeis encontrar en el blog de nuestro amigo Alberto V.

9 comentarios:

  1. Interesante idea, poder actuar de otra forma, con la experiencia, para actuar como se debió. Y tal vez para hacerlo una y otra vez.

    ResponderEliminar
  2. Si eso fuera realidad y viajáramos al pasado, sería como meros espectadores, porque si cambiásemos alguna cosa, cambiaría todo el futuro e igual sería peor. Znunca se sabe.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. La certeza de poder desviar el pasado evitando tragedias... quién no lo soñó alguna vez! Pero como dices, creo que nunca hubiesemos podido, aún de haber intervenido, cambiar el destino que estaba fijado. Un orden superior determina quizás lo que vemos como trama incongruente y nos cuesta tanto aceptar. Fuerza y resignación frente a lo que pasó y fortaleza y ganas para lo que vendrá. De eso se trata la vida.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Pepe, a veces pienso, que el tiempo es una ilusión de la mente...Vivimos en presente continuo, retrocedemos o nos adelantamos con el pensamiento, pero todo sigue presente...Y estoy segura, que ese abrazo que tanto has anhelado dar...Lo das cada vez que recuerdas a tu ser querido...y él lo recibe. La sincronía existe entre cielo y tierra y el sentimiento permanece siempre...Mi felicitación y mi abrazo por tu claridad y buen hacer.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  5. Como bien dices ¿ quién no ha pensado alguna vez en volver hacia atrás y tal vez actuar de otra forma a como lo hicimos? Ojalá existiera esa máquina capaz de darnos la oportunidad....pero es imposible pues seguramente pasó lo que tenia que pasar y solo nos queda imaginar ¿qué hubiera pasado si....? Tal vez todo está escrito de antemano? Tal vez teníamos que hacer aquello que hicimos?....demasiadas incógnitas ...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Emocionante relato amigo Pepe. Sin duda, cada persona tiene su camino, y, en ocasiones, se separan del nuestro, o llegan a su fin. Creo que te has sentido muy bien después de escribirlo.

    Un abrazo, y muchas gracias por participar.

    ResponderEliminar
  7. Efectivamente el pasado ya está y el futuro sea cual sea, estará. Sólo podemos cambiar el presente. Es más, lo cambiamos constantemente, cada segundo diría yo. Es lo único sobre lo que tenemos ascendiente.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  8. Ese momento Pepe lo vives y revives siempre en tu corazón, yo creo que los recibe. La historia está escrita, ahora toca seguir escribiendo.
    Besos amigo.

    ResponderEliminar

Dejaron huella de su paso: