Felicitación navideña 2016

Felicitación navideña 2016
Creación de Mónica (Neogéminis)

Seguidores

4 de diciembre de 2015

Este jueves un relato. SIRVASE VD. MISMO

Nuestra amiga Mónica nos invita esta semana a elegir como título una de las frases por ella propuestas. Yo me he decantado por la frase ENTRE BAMBALINAS. Esta es mi modesta y algo tardía aportación.


Entre bambalinas

Nervios desatados, miedo, inseguridad, la mente en blanco negándose de una forma obstinada a recordar el texto memorizado y aprendido, los gestos ensayados, la boca seca, la garganta incapaz de articular ningún sonido coherente. El tiempo, verdugo inexorable, pasa en un soplo. Ha llegado el momento tan temido. El escenario lo reclama, requiere su presencia. Un sudor frío baña su cuerpo mientras que, titubeante, se incorpora a la escena. 
Inesperadamente, su incorporación al escenario, como siempre, lleva consigo la desaparición de todos sus miedos. La incertidumbre, se convierte en certeza. Olvidada la desmemoria, articula con fluidez el texto, su rostro transmite las emociones deseadas. Atrás quedaron los miedos y las inseguridades. La escena es suya y el público, entregado, premia con una sonora ovación, una vez más, una actuación que en busca de la perfección interpretativa, siempre le provoca al actor la incertidumbre y la duda.
Podeis encontrar más y mejores aportaciones en el blog de nuestra amiga Mónica


18 comentarios:

  1. Has descrito con lujo de detalles ese mundo de miedos interiores que seguramente se deben desatar previo al momento cúlmine de salir a un escenario. Muchas gracias por sumarte, Pepe. un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  2. Yo no creo ser capaz de pararme delante de un público; creo que se necesita mucho coraje para hacerlo.

    Me gustó tu aporte Pepe, y como siempre, lo relatas tan ben que se siente cada palabra. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Gran artista ese que retratas, que se crece en escena.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Y yo, como actriz amateur, rubrico cada uno de los síntomas que describes con tanta maestría. En los ensayos solía decirle al director que mi vestuario fuera siempre ropa larga... para que no se me notara el temblor de las rodillas jajajaajja.
    besos

    ResponderEliminar
  5. Así lo describen los actores, el miedo se evapora cuando se levanta el telón. Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Es todo un desafío afrontar al público, sin timidez y con seguridad,
    Bien planteado.

    ResponderEliminar
  7. Ufff, hablar en público. ¡Qué nervios! Empiezas a notar esa taquicardia que te golpea el pecho, sonríes pensando que todo lo tienes controlado, miras a un lado y a otro, mirando a las caras... Sonríes, pensando que así se nota la seguridad... y al segundo siguiente, el mundo se rinde a tus pies... pero qué mal rato por favor.
    Cuando sabes controlar eso...

    Un beso enorme. Todavía tengo taquicardia.

    ResponderEliminar
  8. Hay que tener mucha entereza, muy pocas dudas y estar seguro de uno mismo, para afrontar esa situación de cada noche ,de enfrentarse al publico en un escenario.
    Aunque el premio del aplauso debe ser muy gratificante.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Yo no lograría jamás salir a escena, creo que no podría superar todas esas sensaciones previas que padecen los actores antes de hacerlo. Me ha parecido genial como describiste el momento previo a enfrentar al público.
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  10. Hola amiguco!
    Entro a felicitarte la Navidad y desearte lo mejor .No ahora si no siempre .
    Seamos Navidad desde un corazón genesoro
    Besucos con bolitas blancas como la luna.Sé feliz !!

    ResponderEliminar
  11. Y mi Platero también .Besucos a los dos

    ResponderEliminar
  12. Me has trasladado la angustia de ese momento previo, tan real y conveniente. El premio es más disfrutado cuando, a continuación, todo fluye como era deseado.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  13. Uf! Que angustia, seguro que yo no podria, me gusta ser espectadora pero.....solo hacer preguntas en publico me produce esas sensaciones. Supongo que para un actor es diferente. Muy bien como lo trasmites, besos.

    ResponderEliminar
  14. Qué bien has descrito ese momento angustioso antes de salir al escenario...lo he vivido en alguna ocasión y realmente se pasa mal hasta que sales y a veces también después cuando te das cuenta de que has cometido algún pequeño fallo que tal ves los espectadores no hayan apreciado pero tú sí...
    Muy bueno Pepe!

    ResponderEliminar
  15. Hola. Disculpa si he pasado un poco tarde a revisar tu aporte. Me ha gustado mucho, ya que estoy familiarizado con lo que es estar entre bambalinas, esperar salir al escenario. No soy actor profesional, pero en el colegio estuve un tiempo en el taller de teatro. Creo que una forma de evadir los miedos es dejar de pensar en cómo actuar y en cambio símplemente sólo actuar. En tu texto, como han mencionado acertadamente los demás, has descrito y transmitido esas sensaciones que cualquier actor puede llegar a sentir antes de salir a escena.

    Saludos y que tengas un excelente inicio de semana.

    ResponderEliminar
  16. Hola; la tensión en el actor abre una infinidad de pensamientos y de tensiones, pero el gusanillo que tiene dentro le empuja irremediablemente a la gloria. Muy bueno. Saludos. Pablo.

    ResponderEliminar
  17. Hola Pepe: no se como se me ha pasado de leer este estupendo post, en el que describes el sentir de un buen actor, tan real como si lo vivieras en tu propia piel.
    Me ha gustado un montón.
    Saludos sinceros no teatrales.

    ResponderEliminar

Dejaron huella de su paso: