Felicitación navideña 2016

Felicitación navideña 2016
Creación de Mónica (Neogéminis)

Seguidores

3 de junio de 2016

ESTE JUEVES UN RELATO: Escoge un tema y cuenta

Me cabe el vergonzoso deshonor de haber sido el único participante en el VII Encuentro Juevero de Vilafamés que no escribió nada. Hice el vago y lo que es peor, disfruté escaqueándome de la tarea impuesta al azar y sorpresivamente por Verónica, nuestra magnífica anfitriona.

Puse la torpe excusa (no se la tragó nadie), de que esa evasión me permitió disfrutar más de los amigos jueveros y del bello pueblo que nos acogía. La realidad es que no me motivaba en absoluto y sigue sin motivarme, el tema sobre el que me tocó escribir. “Acontecimientos que cambiarían el futuro”
En justa penitencia, no he querido elegir entre todos los temas propuestos y me quedo con ese.

Cuando pienso en qué acontecimientos podrían cambiar el futuro, la primera interrogante que se me plantea es a qué futuro nos estamos refiriendo. Al futuro propio, al de un grupo determinado, al futuro de la vida sobre el planeta tierra. Creo que me decantaré por esta última opción.

Me detengo a reflexionar sobre qué acontecimientos podrían cambiar favorablemente el futuro de los seres vivos y francamente, tengo la sensación de adentrarme en un callejón sin salida, en un túnel sin luz al final del mismo, en un embudo que trágicamente va estrechando las posibilidades de supervivencia.

No me gusta ser catastrofista, creo que no está en mi naturaleza, pero los hechos cantan por sí sólos.
Progresiva desertización, la disminución de las masas polares con el consiguiente aumento del nivel de los océanos, el agujero de la capa de ozono, las cada vez más frecuentes sequías, la contaminación del aire que respiramos, el aumento imparable de las desigualdades sociales a nivel planetario, no son precisamente datos para la esperanza.

Los avances tecnológicos, mal empleados, solamente han servido para ir empeorando de forma cada vez más acelerada esta situación.

Entonces, ¿qué acontecimientos podrían revertir estos síntomas y conseguir unas condiciones óptimas para el armónico mantenimiento y desarrollo de la vida?.

Pienso que el origen del problema está en el hombre y por consiguiente la respuesta tiene que partir del mismo ser vivo que lo ha provocado.

Si por una extraña mutación genética desapareciera esa parte nuestra de la que se alimenta la parte innoble del ser humano,  las ansias de poder, los egoismos, la falta de respeto hacia la naturaleza de la que formamos parte, la insolidaridad, cuando no el desprecio, por el resto de seres vivos, nos encontraríamos ante la mayor revolución evolutiva desde que el mundo, nuestro mundo, existe. Estoy completamente seguro que esa circunstancia, por sí sola, aseguraría la pervivencia de la vida sobre el planeta Tierra.

Podeis leer más sobre las opciones propuestas en casa de nuestra anfitriona María José Moreno

19 comentarios:

  1. Afortunadamente, desististe de escribir y te dedicaste a gozar de la belleza de Villafamés.
    Y digo afortunadamente, porque con el sosiego necesario, has hilvanado un escrito, donde blanco sobre negro, das las claves para que el futuro sea mas halagüeño y menos dantesco.
    Como siempre, la solución está en nosotros mismos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. El futuro no cambia de golpe, es un movimiento paulatino incluso el diluvio necesitó unos cuantos años, por aquel entonces días. y visto este presente desde una mirada del pasado ahora se vive mejor. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí Ester, la evolución siempre es lenta. Por eso hablaba de una extraña mutación genética. Fíjate que el título es "Acontecimientos que cambiarían el futuro" y un acontecimiento siempre es un hecho puntual en el tiempo. Aunque es verdad que globalmente se vive mejor, no es menos cierto que el planeta está mucho más degradado.

      Eliminar
  3. Te entiendo, es que el tema tiene narices.pero mira ahora con tranquilidad lo has resuelto estupendamente. Te felicito.

    ResponderEliminar
  4. Algo que evita que un futuro catastrófico sea inevitable es que hay personas con ideales, que no se dan por vencidos y no aceptan lo que está mal.
    Bien planteado.

    ResponderEliminar
  5. Tal vez no te ha inspirado un relato, pero sí una excelente reflexión que nos deja pensando y mucho.
    No sé si hace falta una mutación genética para que podamos cambiar el mundo, me parece que necesitamos una mutación en nuestros ideales, en nuestros pensamientos para que apunten hacia el amor y la paz, dejando de lado todo lo demás. No es fácil, pero hay mucha gente que está practicando el desapego hacia las cosas que hacen daño, ojalá muchos se sumen a esto, al menos hasta que suceda algo mejor. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. jeje así que has tenido ese "vergonzoso deshonor" de ser el único que no escribió nada!...te entiendo perfectamente y es que, según mi modo de ver caiste en la trampa de intentar tomar el título de una manera demasiado realista, sin apelar al escape creativo de la fantasía o del humor... porque convengamos que si lo vemos con ojos de escepticismo lo que nos depara el futuro como humanidad es incierto y poco alentador. Ojalá nos equivoquemos.
    un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  7. Pepe, una buena reflexión, el hombre es el que puede hacer cambiar el futuro, y de momento no está mucho por la labor, y no te preocupes porque no escribiste allá, lo importante es que disfrutamos con volvernos a encontrar.
    Un ab

    ResponderEliminar
  8. Dicen que la educación es el arma más poderosa para cambiar el mundo. En mi adolescencia apoyaba este dicho, pero llegue un día a realizar que de nada serviría sino se es una persona empática. Sin esta habilidad social estamos muy lejos de un cambio drástico. Me gusto tu relato es muy introspectivo.
    Saludes

    ResponderEliminar
  9. Las ideas siempre flotan en el aire y se pueden atrapar pero el momento de vivir lo que viviste solo para una vez. Yo también me hubiera escaqueado. Y lo que es peor, a alguien más hubiera convencido.

    Un besazo enorme.

    ResponderEliminar
  10. mi más querido amigo dentro de los amigos vagos!!!! Creo que no eres catastrofistas, el catastrofista es el mundo que se nos presenta, como para no levantarse al despertar Pero...por una extraña mutación genética, seguimos apostando por vivir y no morir en el intento, más que cuando nos toque y que nos falte un rato, que todavía hay mucho por hacer, entre otras cosas, aportar un poco de bondad, ilusión, y cariño al prójimo más próximo o al que está a 10.000 kilómetros de distancia, el que mejor te venga, pero HACERLO YA. Solo el amor, o mejor el RESPETO, son capaces de lograr milagros, ayudar a construir un mundo interior mejor y quizá hay que conformarse con comenzar por uno mismo. Tal vez suceda...(yo creo que no estabas de vago, el tema no es alentador...)

    https://www.youtube.com/watch?v=EHDlB5gzdKA Se la podes dedicar a nuestra querida Toñi. Yo también tengo destinatario. bs

    ResponderEliminar
  11. Excusas, excusas, jajajaja... que si la motivación, que si esto que si lo otro...


    Podría cambiar ese negro futuro, tal vez por ese color no hay forma de redactar algo que nos parece perdido, la maravillosa mutación de los peores depredadores del cosmos, podría cambiarlo un meteorito, una horda de alienígenas, un abrazo colectivo, la revolución de las masas, la revelión en la granja, la selva, la jungla, el cielo y el mar...

    Cambiaría el futuro un lápiz que no necesite mina, un pelo que se peine solo según lo imagunes: largo, corto, rojo, verde...

    Cambiaría el mundo un medio de transporte sin roce en el asfalto...

    Cambiaría el futuro un helado que nunca se acabe...

    Cambiaría el futuro si los políticos, cada vez que hacen un fraude, consiguieran una cagalera que les hiciera ir por patas...

    Un beso a los dos, os escapásteis sin tomar un té en nuestra casita, amigos, ahora tenéis un motivo para volver. Os quiero.

    ResponderEliminar
  12. Pues si que tienes razón aunque podría ser fácil cambiar el mundo si cada uno de nosotros pusiera su granito de arena, pero como parece que hay una mayoría que no está por la labor.....parece necesaria una mutación genética. Muy buenas tus reflexiones, besos.

    ResponderEliminar
  13. De acuerdo contigo en que lo que cambiaría sería nuestra parte Oscura. Al final te enfrentaste al tema y es lo que importa. Gracias por participar. Un beso

    ResponderEliminar
  14. Pepe me pasa como a ti que no tengo esperanza en un futuro, he perdido la fe en el ser humano, y me da pena pero creo que es lo peor del planeta. A veces pienso que si desaparecieran los que ostentan el poder de una forma tan egoísta podrían arreglarse las cosas pero enseguida me viene la desconfianza y creo que otros ocuparían su sitio y serían iguales o peores. Es esa parte destructiva y maligna que llevamos dentro y en cuanto se nos da un poco de poder ya solo pensamos en pisotear a los demás y enriquecernos hasta la saciedad. ¡Qué ilusos, si al final nos vamos ligeros de equipaje!

    Besos para ti y para Toñi.

    ResponderEliminar
  15. Iba leyendo tu relato sobre el camino que lleva este mundo, vi el pajarito del premio de haikus y casi echo a llorar, porque parece que los pajaritos urbanos están tomando el camino que ya llevan las abejas y que podría ser seguido por tantas otras maravillosas formas de vida.
    No sé cual, pero algún acontecimiento debe cambiar el mundo, supongo que a nivel de concienciación, antes que la extinción sea irreversible.
    Un fuerte abrazo para los dos.

    ResponderEliminar
  16. También tuviste el honor de ser el único que contó su historia oralmente, como antiguamente se hacían con los cuentos. Te imaginas a la gente primitiva alrededor de un fuego inventando historias, y viendo como evolucionaba todo, igual ellos pensarían que desaparecerían las personas que cuentan cuentos cuando aparecieron los lapices, y después las maquinas de escribir, los ordenadores, etc, y aquí seguimos... yo quisiera ser optimista y ganará el amor en los pequeños espacios. Ya lo verás. Un beso para Toñi y para ti.

    ResponderEliminar
  17. Leyendote a ti y al resto de los compañeros, a pesar de que ninguno queremos sucumbir a la desesperanza, ninguno tenemos la varita mágica que pare ese reloj de destrucción que nos angustia con su tic-tac.
    Me quedo con la exposición de Censura, siempre tan genial suavizando la tragedia.
    besos millllll

    ResponderEliminar
  18. Hola Pepe: asi que era eso lo que no te dejó escrbir lo que nos habia propuesto nuestra anfitriona Verónica. Pues yo mordí el anzuelo de tu vagancia, y hasta ahora no me he enterado del motivo vedadero.

    Lo que tu ves en cuanto a las relaciones
    humanas,la degradación del medio ambiente,(las cada vez mas frecuentes sequias, y las graves inundaciones,la contaminación en gneral de todo: cielo, mar y tierra, las luchas a muerte por el poder y el dinero, enfín y muchas cosas más, que están en el pensamiento de todo aquel que recapacita un poco; todo esto amigo Pepe, no te hade quitar el sueño ni las ganas de escribir. Soy de las que todo lo ven muy oscuro, porqué lo está. Sin embargo, la humanidad ha superado las múltiples ocasiones que ha estado al borde del abismo. (pestes, guerras, tubeculosis etc.etc.)
    Al final de todo pienso que yo he de hacer las cosas bien, y con alegria, y de lo demas no quiero ni pensarlo ni ocuparme de ello. Lo que sea sonará. Y mantener si se puede un poco de espernaza

    ResponderEliminar

Dejaron huella de su paso: