Felicitación navideña 2016

Felicitación navideña 2016
Creación de Mónica (Neogéminis)

Seguidores

28 de octubre de 2010

Una convocatoria literaria. Este jueves un relato: Anarquía en los jueves literarios

Gustavo nos invita en este jueves a un relato “a la carta”. Nada mejor se me ocurre que compartir con vosotros los sentimientos que la Naturaleza me inspira.

Amo a la Naturaleza. Cuando me sumerjo en ella, soy feliz. En su entorno, bajo su cobijo, percibo que afloran en mi sentimientos de libertad, de autenticidad, de intima simplicidad, sentimientos de bienestar, de paz interior. Noto que pertenezco a esa Naturaleza en la misma medida en que ella me pertenece.

Me gusta adentrarme por caminos escasamente transitados, bajar barrancos, subir cumbres, seguir el cauce de arroyos, patear senderos, contemplar el vuelo de las aves, aspirar el aroma de las plantas, ser espectador de la impresionante manifestación vital que la Naturaleza nos ofrece continuamente.

A veces añoro una mayor fortaleza fisica que me permitiria llegar mas lejos, subir mas alto, en definitiva, disfrutar mas y mejor de eso que amo.

Este pasado fin de semana he gozado del maravilloso enclave del Parque Natural de Cazorla, Segura y las Villas.

Alojados en Pozo Alcon, poblacion perteneciente a Jaen y fronteriza con Granada, un grupo de amigos hemos disfrutado de unas jornadas de senderismo de esas que quedan grabadas para siempre en la retina.

El primer dia subimos al Pico Cabañas, el cual con 2026 metros de altitud es el hito mas alto de la Sierra del Pozo, perteneciente a la Sierra de Cazorla. Una jornada de diez horas, hermosa y dura. Desde la cumbre, las vistas eran sencillamente impresionantes.

El segundo dia hicimos una preciosa ruta que nos condujo después de una considerable ascensión a bajar un barranco hasta el curso del arroyo Guazalamanco, siguiendo su cauce hasta el pantano de la Bolera.

El tercer dia fue un delicioso paseo por la bella población de Castril, siguiendo la cerrada del rio del mismo nombre, por unas pasarelas de madera adosadas a las paredes laterales de la garganta por la que el mismo discurre.

En resumen, unas apasionantes jornadas que he querido compartir con vosotros mis amigos, junto con ¿el poema? que me han inspirado y algunas imágenes de esos dias.

    


AL FINAL DEL SENDERO

Al final del sendero,
mientras mis piernas descansan, doloridas
y extasiados los ojos, hacia abajo contemplan
nubes, montañas, ríos, valles,
me siento diminuto, apenas nada

Al final del sendero,
Empapado mi rostro de sudor,
la sangre presurosa por mis venas
y el aliento entrecortado, jadeante,
feliz siento que crezco y me renuevo.

Al final del sendero,
En mi quedo el camino, lo importante.
Atrás los esforzados pasos,
La fuente, el árbol, el pájaro, el viento,
Y un poco de mi vida en todos ellos.

Al final del sendero,
El instante de paz, de calma, de sosiego,
Deja paso a los sueños, al deseo
de desterrar la inercia, comenzando
otro nuevo camino, otro sendero.

Pepe

14 comentarios:

  1. Pero qué bien!...nos has regalado no sólo con un texto muy emotivo sino además con una amena reseña de tus paseos y las bellas imágenes que en él has recogido.
    Se agradece por todo el regalo!


    Un abrazo juevero.

    ResponderEliminar
  2. La sierra de CAzorla la conozco bastante. He estado muchas veces, incluso con nieve, en Arroyofrío, justo en el centro. He visto ciervos y gamos, buitres, al rececho, o sea, siguiéndolos a pie. Y me hice la Cerrada de Elías caminando. Muy buenos recuerdos, la verdad.
    Y ese poema...ay...si es que parece que está latente nuestro pasado histórico más viejo, que la naturaleza forma parte de nosotros. Es precioso el poema.

    Un besito



    P.D. Como tengo varios "Pepes" en mi lista de contactos, no te he podido enviar mail, no sé cual es, jajaja, y por eso te escribo aquí. Si me dices, por favor, tu mail...
    Gracias!

    ResponderEliminar
  3. Un sendero con tantos altibajos y bellezas como la vida misma; y lo mismo es la vida, una corta excursión.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. "de desterrar la inercia, comenzando
    otro nuevo camino, otro sendero."
    esa frase pinta entero tu espíritu: bienaventurado!!!
    un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  5. Se nota por tus palabras que lo pasaste muy bien. Las fotos son hermosas, la naturaleza nos sigue emocionando y sorprendiendo cada día.
    un saludo

    ResponderEliminar
  6. Es algo maravillos hacer estos caminos y percibir todo lo que la naturaleza te ofrece.
    Una narracion de tu escapada maravillosa.
    El poemas es muy bello.
    Primavera

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Un camino que te llevó aire puro, paisajes a tus retinas y paso a paso, junto a la amistad compartiendo estas bellezas, te sientes renovado. Así lo expresa el poema y las imagenes, ahora a por otro camino, felicidades Pepe.

    ResponderEliminar
  9. Yo también quisiera tener más resistencia, y sobre todo más tiempo libre, para disfrutar de una buena caminata por paisajes tan hermosos como tenemos, por mi parte y con mucha suerte, muy cerca. Si te animas, recuerda que en Galicia hay de todo, en una hora pasas del mar a la montaña, y tenemos algunos de los bosques más antiguos y hermosos de Europa.

    ResponderEliminar
  10. Bonitos parajes nos ofreces...El parque Natural de Cazorla.
    Esa paz que debe respirarse entre esa naturaleza...gozar de ello te dejaría relajado, no?

    El poema muy bonito y te felicito Pepe.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  11. Comulgo contigo amigo Pepe.Primero que todo somos seres vivos conviviendo en la madre naturaleza.Lo unico que nos diferencia de los demas es que somos seres pensantes.Disfrutemos pues de esta virtud para apreciar verdaderamente lo que nos rodea.
    Ya veo que tu no estas perdiendo el tiempo!!!

    fraternal abrazo

    ResponderEliminar
  12. tu compartes esos dias de naturaleza y deporte y amistad....bien, yo te comparto mis antiguos dias de bicicleta...soy un tipo solitario...ello a veces implica una serie de actitudes ante la vida..bueno, dejemoslo asi..mas , pepe, he de decirte que el ejercicio con la bici y por en medio de la naturaleza y sin compañeros de poedales, me ha solido unirme a mi mismo, me solido acallar cabeza y angustias, me ha solido sencillamente dar vida...
    saludos, pepe.

    ResponderEliminar
  13. Muchas gracias por acercarnos a ese lugar, con imágenes, descripciones y sentimientos.AÚN no lo conozco, pero conozco personas de esa tierra, acogedores y siempre con ganas de hablar de sus pueblos y paisajes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Qué maravilla... pasear por ese entorno delicioso, poder respirar y sentirte en equilibrio con lo que te rodea. Yo, siempre que puedo, me escapo al campo, lejos del ruido de la gran ciudad. Adoro perderme entre árboles, visitar los pueblecitos tranquilos, casi dormidos, y charlar con la gente que te vas encontrando. Eso es maravilloso. Disfruta, pues, siempre que puedas poder es una bendición.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Dejaron huella de su paso: