Felicitación navideña 2016

Felicitación navideña 2016
Creación de Mónica (Neogéminis)

Seguidores

7 de octubre de 2010

Una convocatoria literaria. Este jueves un relato: Pág. 24 linea 3.

“El barco está zarpando a esa hora del crepúsculo rumbo a Efeso. Desde la borda contemplo todo el sol depositado en el Cuerno de Oro”.

Estas frases se corresponden con la página 24 linea 3, del libro DEL CAFÉ GIJON A ITACA, de Manuel Vicent, magnífico escritor valenciano.

El subtítulo de su libro, Descubrimiento del Mediterráneo como mar interior, ha despertado en mí el deseo de plasmar en un poema algunos de los sentimientos que me inspira.

MARE NOSTRUM

Mar interior, Mar Nuestro, mar amado,
mar de suaves  mareas, mar en calma,
mar por héroes y dioses navegado,
mar de cálidas aguas, mar con alma.

Mar que habitas mi ser y que lo llenas
de tu luz, de tu sal, de tu hermosura,
mar que arrullas mi sueño con ternura,
mientras amante besas mis arenas.

Atardeceres rojos cada día.
Serena como tú, sin temporales,
se refugia mi nave en tu bahía.

Rompen tus olas. Mi alma serenada
escucha tus sonidos celestiales,
sintiendo al fin, mi casa sosegada.
Pepe

Más páginas 24 de otros libros en el blog de GUS

19 comentarios:

  1. Precioso poema que te ha inspirado el libro "Del café Gijón a Itaca". La verdad no lo he leído pero tiene buena pinta.
    El mar es tan inmenso, a veces bravo, otras en calma...sosiega, da paz.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Hace poco me lo regaló un amigo, justo tenía que comenzar a leer cuando él es testigo de un terrible accidente de tráfico en Grecia y, no se le ocurre nada más que sentarse a devorar los buenos alimentos helenos y llamar al Café donde estan sus amigos para darles contarles lo bien que lo está pasando...

    Gracias por tu poema, marineros somos los que cerca del mar vivimos, amigo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Precioso poema mas cuando tocas algo que es mi refugio el mar, para muchas personas dicen que los agita pero personalmente la brisa, el ruido de las olas chocar contra la orilla, sentada en la arena me sumerge en una relax que tanto necesito.
    Primavera

    ResponderEliminar
  4. Me ha parecido un precioso aporte. Me encantaron sobre todo estos versos:
    "Mar interior, Mar Nuestro, mar amado,
    mar de suaves mareas, mar en calma,
    mar por héroes y dioses navegado,
    mar de cálidas aguas, mar con alma."

    Te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hola, ola de mar suave, entonces...
    El mar despierta los sentimientos que tenemos dentro y no sabemos expresar, lo hace de un modo especial, simplemente hablando de tú a tú, de mar a mar.Somos todo lo que sentimos, y también lo que hacemos sentir.
    Un beso, del Aire

    ResponderEliminar
  6. Esta marinera de agua dulce se va despacio, suavemente´Tus palabras trasmiten paz e invitan al reposo. Imagen nueva de un mar que imagino más intenso y más azul que todos los sueños y que hoy con tus versos se vuelve apacible y sereno. Da gusto releerte.
    Abrazotes

    ResponderEliminar
  7. Tienen los claros ojos de Manuel un velo de aguas mediterráneas, tiene su sonrisa levantina un eco de Odiseo, tienen, Pepe, tus palabras, espumas y brisas acariciando barcos rumbo a Ítaca.
    Lo mejor no es llegar a puerto, lo importante, lo sabes, es el viaje, me apunto contigo a la singladura que me propones, gracias.

    ResponderEliminar
  8. Magnífico. Todos los mares tienen su personalidad, la del Mediterráneo, como reflejas: mar interior, suave, sabio, acogedor.
    Saludos de nuevo, amigo.

    ResponderEliminar
  9. Gracias. Me ha gustado. Me encanta la mar. Todas las mares. Y me gusta hablar de ella en femenino.
    ¡Qué bien que mi madre pensó en este nombre para mí!

    ResponderEliminar
  10. Hola mi querido Pepe, hermosos poema y es que el mar con su fuerza, su murmullo, su imponencia nos inspira a dedicarle en letras lo que nos provoca en el alma...
    Un abrazo fuerte.
    Anny

    ResponderEliminar
  11. ...todo eso y mucho más.
    Un mar que tan bien dibuja Vicent o canta Serrat.

    Preciosos poemas que descubren una sensibilidad hacia nuestro amigo (el Mar) que compartimos.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  12. Amigo Pepe, bendito libro,te inspiró un poema precios, ya sabes de mi amor al mar, así que con tu permiso quisiera conservarlo, hasta es posible que me lo lleve un día en el bolso y sentada frente a mi océano lo lea.
    Buen fin de semana. Besitos dobles.

    ResponderEliminar
  13. Mar... marea... mareada... de mar!
    Tu poema Pepe, transmite ese vaivén cristalino del mar, si... casi me siento sumergiendo las puntitas de los pies, en las espumosas orillas. Y la imaginación, danzando en sus olas.
    Un mar de besos!
    Gaby*
    (Vivo a las costas de un río, dicen, ancho como mar... parecido no es lo mismo, pero se disfruta igual ;-)

    ResponderEliminar
  14. Se me convirtió en enorme poeta -aún más- mi amiguco Pepe,con el mar Mediterráneo.
    Y cómo se han hecho canciones con ese mar(respetando al mio(sonrisa))tan bello como dicen.
    PAreec que vivieras a su lado dia a dia,pues el poema sabe a sal y a atardeceres rojos .
    Me gustó¡¡
    Besucos desde el Cantábrico(ja)

    ResponderEliminar
  15. Para mi ningún paisaje supera al mar, "el siempre mar", como lo llamaba Borges serena el alma, estoy de acuerdo.
    Hermoso homenaje el tuyo a través de tus versos
    un saludo

    ResponderEliminar
  16. los de tierra adentro...al menos yo, tenemos un mar provisinal que se eleva en verde de poco a poco conforme avanza la primavera, que se eleva en amarillo conforme avanza el verano, el principio del verano...para nada me gusta ese mar amarillo, para ,mucho me gusta la mar verde con olas serenas, con calma cuando el viento no la azota de los cereales de esta parte de castilla...
    ademas, pepe, tiene el valor añadido de la espera...pues aparece en la primavera y en el verano dsaparece producto de la cosecha...mientras los campos lucen ese colorido amarronada de la tierra en labor o en descanso, hay como una especie de ansia por volver a ver la mar verde del cereal.
    medio beso.

    ResponderEliminar
  17. Precioso poema Pepe, tienes la capacidad de hacer bello cualquier tema que tocas con tu poesía aunque en este caso el mar sea bello en sí mismo,¡¡cuánto inspira este mar nuestro!!
    Es mi deseo terminar viviendo cerca de su orilla, en cualquier mar, en cualquier lugar, vivo en Madrid pero todos los años necesito hacer una escapada a encontrarme con él y poder afrontar otra temporada sin respirar ese aroma, sin escuchar sus olas rompiendo sin embriagar mi mente de sus colores sin dejarme acariciar por sus aguas. Yo al igual que Serrat, tambien nací en el Mediterráneo. Un beso

    ResponderEliminar
  18. Precioso poema para ese mar que me vio dar los primeros pasos, allá en Torregarcía, Cabo de Gata. Ese mar que me acompaña siempre en mis sueños, el que me ha arropado tantas veces en las playas granadinas de Motril y La Mamola. El mar en el que he bañado mis pies hace pocos días, en Melilla, sitiendo que estaba en la otra orilla y no en la africana. El mar al que me gustaría volver, cuando muera. Mi mar.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Todo bien Pepe? te dejo un abrazo muy fuerte extensivo a nuestra Toñi.
    Anny

    ResponderEliminar

Dejaron huella de su paso: