Felicitación navideña 2016

Felicitación navideña 2016
Creación de Mónica (Neogéminis)

Seguidores

24 de noviembre de 2010

Una convocatoria literaria. Este jueves un relato: "partes traseras"


Como escribir sobre el culo sin morir avergonzado en el intento.

¿Cómo se puede componer un relato sobre el culo sin resultar escatológico, tosco, grosero y  nada distinguido?.

¿Cómo aludir a la femenina hermosura de la curva cerrada que lo enmarca, al diámetro separador de ambos hemisferios, a las suaves, carnosas y redondas colinas que invitan a explorar su paisaje, a acariciar su superficie con las manos, sin parecerle a quien me lea obseso y pervertido?.

¿Cómo describir la mareante, subyugante, hipnotizadora sensación de seguir con la mirada un hermoso culo de mujer en movimiento sin que el relato de esas sensaciones perturbe el pudor y el recato de las mentes bienpensantes y las predispongan en contra del que escribe?.

¿Cómo alabar ese maravilloso centro de gravedad del cuerpo femenino, sin perder por ello el equilibrio, la mesura y la moderación?.

¿Cómo no mencionar en esta descripción, aún cuando sólo sea por razones de vecindad y cercanía ese excelso lugar donde se libra la batalla que da lugar a la fecundación del ser humano? Y mencionándolo, como hacerlo con la delicadeza, con la sutileza necesaria para no herir sensibilidades femeninas.

¿Cómo no destacar en el edificio humano la importancia capital a esa parte de nuestra anatomía encomendada?. Podemos vivir sin ojos, sin oidos, sin brazos, sin manos, pero no es imaginable un cuerpo sin culo. ¿Cómo evitar,  al glosar la enorme responsabilidad encomendada al mismo que los lectores piensen que nos regocijamos en la suciedad que se le supone a ese “agujero sin retorno” de nuestro organismo.

Ardua tarea la que se presenta al que pretenda glosar las excelencias de esa parte de la anatomía femenina, hacerlo bien y, al tiempo, no ser tachado de grosero, vulgar, obseso, pervertido, nada equilibrado, moderado, mesurado, poco sutil y dado a la procacidad.

Como no es mi deseo despertar esa animosidad hacia mi persona, os ruego sepais disculpar mi reticencia a hablar este jueves de esa parte de la anatomía femenina.

No obstante, en mi ilusión por participar en esta reunión juevera que a todos nos convoca, no me resisto a proponeros una adivinanza que tiene que ver y mucho, con el tema que nos ocupa. Dice así:

Triunfante salió del nido,
y a las ventanas llegó,
anunciando que ha salido
entre olorosos efluvios,
el que sin alas... voló.

Pepe

Más aportaciones a las traseras partes desde el blog de GUS

17 comentarios:

  1. Bueno, bueno, otro maestro de "no decir nada", después de una bella disertación por la anatomía femenina... (los hombtres también tenéis culo!!!!!)
    Después poéticamente describir el culo, sus formas, y todo lo que se te ha ocurrido.... Dices que ¿Como hablar del....?

    Pues menos mal que no has sabido, amigo, porque si fuera ciega, lño había visto.
    Muy ppéticamente descrito, no te preocupes que ha quedado muy fino.... jajajaja
    Un besito
    El dibujito me ha encantado....

    ResponderEliminar
  2. Qué bien que lo has expuesto, de lujo, vamos, porque te dicen, hala, a hablar del culo, y a ver qué cuentas. Tú, ya veo, no has tenido problema porque lo has 'bordao'.

    Me ha encantado el dibujo, la mar de divertido, jeje.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. jajaja Pepe, muchos nos escondemos en el pudor al escribir, quizás nuestra mente es...SUCIA jajaja desinhibida, pero la compostura, el saber estar o los que hemos recibido una educación que rozaba con el puritanismo tenemos ahí una barrera que nos da miedo atravesar en un texto o al hablar de determinados temas. Yo personalmente quiero romper esa barrera y poder escribir sobre cualquier cosa o tema, de eso se trata, de escribir sin que ello implique que a la fuerza uno sea el protagonista al que pueden tachar de pervertido, obseso, obsceno etc...No queriendo decir nada has dicho y descrito muy bien esa parte de la anatomía en la cual todos de una u otra manera reparamos. Un beso Pepe.
    Ya sabes antes había que quitar las bragas para ver el culo y ahora hay que quitar el culo para ver…las bragas.

    ResponderEliminar
  4. jjajaa por no animarte a escribir sobre él, bien has hecho en NO esquivarlo! ajjaaj...ahora bien, nadie dijo que el tema debería circunscribirse al culo femenino! jejeje...pero veo que son esas tus naturales preferencias! jejeje

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Pepe, nada de groserías, ni escatología, ni ordinarices, ni vulgaridades, nada de eso para no ofender ojitos femeninos, que no ojetes, nadaaaa, pero si te descuidas, intensamente he sentido, he visto, he tocado y admirado ese culo delicado. Aplauso, y a volar al nido sin alas pajarillo, entre dos huevos nacido.
    Muy bien descrito Pepe delicado e intenso.
    Digo como Neo, no se toca solo culo femenino, nooo, eso creo que sucederá, me lo espero.
    Besitooo.

    ResponderEliminar
  6. Como hacerlo? Nada menos que como lo has hecho pepe!
    Hermosa y sofisticada descripción de la anatomía femenina.
    Bien hecho!
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Hola Pepe
    Pues para no saber como hablar de él lo has hecho perfecta, completa y delicadamente, así que no imagino como lo harás cuando sepas como hacerlo.
    Me ha gustado tu relato.
    Un beso de Mar

    ResponderEliminar
  8. Pues no sé cómo podrías hacerlo, no sé, no sé... tal vez tal y cómo lo has hecho, de la forma más elegante posible y sin mancharse las manos!!!! Nunca mejor dicho!

    Un abrazo, artista.

    ResponderEliminar
  9. no se puede evitar el pudor, y tampoco dejar de mirar culos!....estara relacionado eso? vaya uno a saber! saluds

    ResponderEliminar
  10. Me ha parecido la mar de elegante este relato tuyo. Y hablar de esas partes, sin caer en lo soez, es un triunfo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Jajajaaj, la verdad es que es complicado hablar de esa parte del cuerpo, pero creo que lo has hecho estupendamente, que te has lucido con esta entrada, además de hacerme reír.
    Te felicito Pepe.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Este Pepe¡¡SOnrisas¡¡
    Pues lo has hecho y bien.Escrito correctisimamenteeeeeee.Tranquilo que has sido poeta comedido.Anda que si se lo proponen a cualquier periodista de "élite";Seguro no se cortaría un pelo¡¡
    EL refrán..pues eso,la ventosidad(no pondré otra palabra para no asustar al lector.
    Besucos sonrientes

    ResponderEliminar
  13. Como hablar de esa parte de la anatomía? Como lo hace Pepe, con agilidad, destreza y elegancia. Con un toque de humor, un poco de poesía y mucho de ingenio. Un placer leer este texto, uno de los que me ha gustado de este jueves.
    Y nadie pone la solución a la adivinanza? jajajajjaja, todos se hicieron los desentendidos como cuando uno viaja en un ascensor y de repente ... oppps! la nariz nos informa que alli mismo está el personaje sin alas! que momento!

    un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Entre preguntas,afirmaciones,aluciones,descripciones,resolviste excelentemente una encrucijada mayuscula a la cual nos enfrentamos este jueves.
    Ni los olorosos efluvios lograron desviar mi atencion ante una lectura tan cuidadosamente plasmada.Ellos,los nuestros digo,agradecidos.

    buenazo Pepe

    ResponderEliminar
  15. metodologia para escribir a cerca de un tema paeciendo que no se escribe ni opina....
    muy bueno tu metodo pepe...muy, pero que muy bueno.
    dejas tus ideas, las preguntas-afirmas...y de paso airoso sales del embroque...
    saludos,amigo.

    ResponderEliminar
  16. Pero Pepe que todos tenemos culito unos mas bonitos que otros pero no hay que avergonzase hablar de ello porque asi nos podemos divertir el resto al leerte.
    Primavera

    ResponderEliminar
  17. Bueno, de esas cosas que pasan, ahora resulta que mi comentario no se fue, no te digo Pepe, OK, intentará decir aquello que segun yo dije, jajaja

    Bien comienzo diciendo que para hablar de este lugar lo primero que habría que hacer es dejar de llamarlo cu.....jaja, a mi en lo personal no me gusta el mote, aparte que en mi pais se le llama así y muy comunmente per vulgarmente podriamos decir, quizá por ello me molesta, me he dado cuenta que en tu pais es como muy normal, al igual que en Argentina.
    Bien, lo has hecho bien, no ha sonado grotesto.
    Ahora te cuneto yo uan fabula cortita, iba un zompopo detras de una zompopita muy bien dodtada ella por cierto, el zompopo iba mareado, subyugado e hipnotizado, jaja, según tus palabras, tanto que no se percató que venía el tren y zaz, le aplastó la cabeza.
    Moraleja, no hay que perder la cabeza por un culito, jajaj.
    Un beso Pepe.
    Anny

    ResponderEliminar

Dejaron huella de su paso: