Felicitación navideña 2016

Felicitación navideña 2016
Creación de Mónica (Neogéminis)

Seguidores

9 de marzo de 2011

Una convocatoria literaria. Este jueves un relato: ELLA


 Imagen: Fotografía obtenida por Irlanda
 
Acabamos de celebrar el Día Internacional de la Mujer. Muchas mujeres no son en absoluto partidarias de “Otro día de…”. Suele coincidir esta corriente de opinión contraria a la celebración de un día específico para la mujer, con la de mujeres independientes, libres, cultas, que viven en sociedades en las que, al menos normativamente, los derechos de la mujer están reconocidos y en los que existen leyes que intentan proteger estos derechos.
Conceptualmente estoy de acuerdo con ellas. Tampoco me gustan los “días de…”. Sin embargo, existen tantos millones de mujeres en el mundo para las que los más elementales derechos de todo ser humano no son reconocidos, que no puedo por menos que aplaudir, apoyar, estar a favor de cualquier medida por pequeña que sea, que contribuya a despertar conciencias y sumar adeptos a la causa de reclamar algo tan elemental, tan obvio, tan lógico como que todos los hombres y mujeres del mundo deben de gozar de aquellos derechos que les otorga su  condición de seres humanos, sin distinción  alguna por razón de sexo.
No sucede así. En un mundo dirigido por hombres, las leyes, las normas de conducta, los preceptos religiosos, los convencionalismos sociales, han ido encaminados siempre a ratificar y fortalecer esta primacía de género.
Asistimos impotentes a prácticas como la mutilación (ablación me suena a eufemismo), del clítoris, práctica odiosa que niega a la mujer su derecho a una plena sexualidad, a la búsqueda del placer por el placer, sin más consideraciones.
Vemos como en muchos lugares del mundo la mujer ha de esconder por completo su anatomía, dejándonos ver solamente sus ojos, como si el origen de todos los males del mundo, radicara en el cuerpo de la mujer.
Bárbaras prácticas como la lapidación, intentan preservar el derecho de los hombres a disponer de las mujeres como propiedad privada, negándoles el derecho a disponer libremente de su vida.
Sigue siendo práctica consentida cuando no plenamente aceptada, en algunos lugares del mundo, la venta de niñas para ser prostituidas ante la impotencia de unas economías familiares que ven como una mujer sólo resulta una carga, lejos de la “productividad” que se espera de un varón.
Cientos de mujeres cada año mueren a manos de sus parejas.  Miles de mujeres sufren vejaciones físicas y psíquicas de las bestias inmundas que un día les prometieron amor sin saber, ni de lejos, lo que esa palabra significa.  
Fenómenos como el paro afectan en mucha mayor medida a mujeres que a hombres. La equiparación salarial (a igual trabajo, igual salario), está lejos de ser una realidad. A pesar de los mejores resultados académicos de la mujer, los puestos de responsabilidad en la mayoría de las empresas, siguen copados por hombres. El mobbing y el acoso en el trabajo, afecta en mayor medida a mujeres que a hombres.
En el plano doméstico, el reparto de tareas está lejos, muy lejos, de ser una realidad.
No ha pretendido ser una exposición exhaustiva, ni mucho menos. Tan sólo algunos ejemplos ilustrativos del camino tan ingente que nos queda por recorrer aún a la Humanidad hasta conseguir algo tan simple como que todos, hombres y mujeres podamos disfrutar del mismo reconocimiento, de la misma consideración, de los mismos derechos, de las mismas libertades. Cualquier paso, por pequeño que sea, que se dé en este sentido, bienvenido sea aunque se trate de “el día de…”.


Quisiera terminar permitiéndome la pequeña licencia de ofreceros un poema que dediqué a ELLA, a Toñi mi mujer, que rescato de nuevo porque quiere reflejar algo de lo expuesto.

TE SIENTO LIBRE

Te siento libre y libre te deseo.
Libre viniste a mí y libre permaneces a mi lado,
libres nos recorremos cada día
y libres con pasión, nos enredamos.
 
Libremente compartes, compartimos,
ternuras y caricias, placeres y deseos,
orgullo por las vidas que creamos,
y rabia por el hijo que perdimos.
 
Te siento libre y libre te deseo.
Penetro en tu interior para crecer contigo,
y adoro que tú crezcas a mi lado.
 
Y aunque no soportaría que me dejaras
si libre viniste a mí por tu deseo,
libre debes partir cuando presientas
que ya no puedo ser más tu compañero.
 
(Aunque sospecho que afortunadamente, atados por
nuestra libertad, viviremos juntos para siempre). 
Pepe

 
Más abundancia sobre el tema en el blog de GUS



24 comentarios:

  1. En la reflexión de arriba estoy contigo en todo, aunque me temo que no bastará con recordarlo un sólo día. Hoy es el día después y...habrá que perseverar todos y todas juntas y juntos sin desfallecer muchos días.

    Amarse en libertad supone amor verdadero, respeto de la individualidad, aprendizaje mútuo, diversidades que enriquecen, similutudes para compartir, ternuras y deseos. Te felicito amigo Pepe y a tu esposa, lo habeís logrado.
    Besitos cariñosos.

    ResponderEliminar
  2. El problema es hacer un dia mundial de, cuando el mundo es completamente distinto en cada sitio, me refiero a que nuestros jóvenes, los que hemos criado mujeres libres y que nos sentimos iguales se sienten insultados por la discriminación positiva y ellos son los ahora discriminados, claro que hay que denunciar y apoyar todo lo que sea una discriminiación, pero sea del tipo que sea y sigo diciendo que en España es casi anacrónico y que las desigualdades hay que lucharlas bien sean las de un bombero que ve como una compañera la sientan en una oficina por el mismo sueldo cuando el se juega el tipo, como que otra cobre menos que otro al hacer el mismo trabajo, nos queda mucho camino para la igualdad, pero mira, hombres como tu hacen que sepamos al menos que eso es posible, miles de besosssssssssssss

    ResponderEliminar
  3. Pepe, coincido contigo en tu planteamiento, pero no me gusta el concepto de "día de la mujer trabajadora", cualquier distinción ya es una discriminación, positiva o negativa, no debería ser admisible la política de cupos según el sexo así como la desigualdad de sueldos en cualquier circunstancia. Pertenezco a un sector laboral que nunca ha tenido diferencias de sueldos ante el mismo trabajo y por tanto no entiendo que eso pase. En cuanto al trato a la mujer, no basta con estar en contra de las agresiones físicas o psíquicas, hay que exigir a los gobernantes que cierren toda relación con aquellas sociedades que las preconizan y sean claros y exigentes en sus políticas sociales y eso está en nuestras manos cada 4 años.

    ResponderEliminar
  4. Bueno, querido Pepe, sigo la misma tónica.
    Estoy de acuerdo con todos los casos de discriminación que planteas, pero no estoy de acuerdo con el "dia de"
    Porque si de una injusticia se trata, todos los dias del año tendríamos que celebrar un" dia de".
    Creo que basta de hablar de celebrar y pasemos a la acción.
    En casa, que es la génesis de la sociedad.
    En los colegios.
    En los trabajos.
    Con tolerancia cero para los que marginan por cualquier caso.
    Entre otras cosas porque está en la Constitución.
    Tenemos que educar, exigir en casa y en la calle que así sea.
    Y, exigir a los gobiernos que hagan cumplir la ley.
    A los legisladores que legislem.

    El poema me ha encantado, y ahí si estoy totalmente de acuerdo contigo.
    Un besito a los dos y enhorabuena.

    "

    ResponderEliminar
  5. Bueno, las libertades también tienen ciertas cadenas, por cadenas me refiero a temores, a consecuencias, pero uno disfruta sin más de eso... esa turina libertaria es lo mejor para quien logra conquistar eso...aplaudo la moción, nada mejor! el poema es exquisito... un saludo!

    ResponderEliminar
  6. Un dia para recordar y 364 para seguir trabajando. Estamos de esta manera necesitamos recordar el camino recorrido para no olvidar el camino que nos queda por recorrer.
    El poema maravilloso, lleno de amor.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. No estoy ni estare de acuerdo en recordar dias asi, porque creo que hay cada dia que hacerlo por esas mujeres que no pueden decir su propia vida, que son explotadas de tantas formas, que no pueden elegir nada..en fin mientras que eso no pase ningun dia del año no creo que tengamos alegria porque seamos nombradas un dia...
    Me gusto el poema que has puesto..
    Primavera

    ResponderEliminar
  8. Pepe, déjame que te de un abrazo y un par de besazos. Contigo estoy en todo, aparte de que me guste cómo está expuesto en el texto. No es suficiente con un sólo día, claro que no; pero es que se trata de que la reflexión, y la conciención lleven a un grito unánime que se mantenga vivo el resto del año.
    Y, ¿qué decir de este poema? Lleno de fuerza y ternura me alcanza. Me recuerda conversaciones, deseos y otros poemas... hasta por mí escritos. Si tú has conseguido eso en tu pareja, bfelicidades Pepe, felicidades a los dos.
    un fuerte abrazo solidario por un mundo mejor, de hombre y mujeres iguales.

    ResponderEliminar
  9. Ay Pepe!!,que cosa más linda le has escrito a Toñy,mi Platero preferido.Es amor hecho palabra y vida
    Con respecto al dia D,pienso igual,pero es de ley recordar y roconocer que si no fuera por la lucha e incluso la muerte de personas,la mujer seguría estando en la "lumbre".
    Cada paso que se da, se desea,se espera que la dignidad de la persona sea tomda en cuenta,no pisoteada.En el momento en el que lleguemos a "acercarnos" tan solo a considerar el respeto humano como un derecho indeleble solo por haber nacido, ese día,no habrá más dias D.
    Besucos amiguco y uno cariñoso a Toñy

    ResponderEliminar
  10. Estoy tan de acuerdo con lo que decís! Nunca está demás insistir sobre algunos temas, incluso usando un "día de"; yo creo que es una buena táctica, a la mayoría le gusta esto del "día de" y subliminalmente se va creando cierta conciencia. Es cierto que con esto no alcanza ni mucho menos, pero es un comienzo. Te aplaudo por la forma clara y contundente con la que expusiste la idea.

    El poema me transmitió una hermosa sensación. Están juntos porque asi lo siguen queriendo. Que mas se puede pedir?
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  11. Estoy de acuerdo en todo lo que dices, tampoco a mí me gustan los días de, pero reconozco que es bueno recordar a esas mujeres que tú mencionas, al menos yo las recuerdo cada vez que abro el grifo, pienso en las que caminan kilómetros para recoger una simple garrafa, desgraciadamente, aún hay mucho por hacer, aparte que seamos todos iguales, sin diferencia de sexo, raza o religión.
    Tu poema me pareció precioso, pero ya eso es normal, eres un artista. Besitos dobles.

    ResponderEliminar
  12. Hola Pepe, estoy contigo, creo que hay que luchar por esas personas que están en desigualdad, el mundo no se reduce a nuestra sociedad y todo tiene lecturas mas complicadas...
    No estoy con "el día de...", pero sí por una oportunidad de futuro para esas miles de mujeres que sufren la desigualdad.

    Me encantó tu poema, "respeto en libertad".

    Abrazos

    ResponderEliminar
  13. Ojalá dure el resto del año el día de la mujer. Que acabe pronto esta era oscura y cualquier mujer camine al lado del hombre, no delante ni detras. Me ha encantado tu expresión "atados por nuestra libertad" así deberían formarse todas las parejas. Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Es a esas mujeres por las que vale la pena el día que reivindique sus derechos, no como festejo (aunque caemos en el "felíz día!") sino como declaración de principios. No está mal recordar que hay un camino mínimo, por el que muchos y muchas no han transitado.Tú lo expresas de excelente manera.
    En cuanto a esos versos... viniste libre y permaneces libre.... son una maravilla, y una maravilla es tener una pareja así construída.
    Imagino el orgullo de tu mujer, Toñi, y el embeleso tuyo por expresar y cobijar tan amorosos sentimientos.
    Un fuerte abrazo a ambos.

    ResponderEliminar
  15. Pepe!!! Que palabras!!! Ciertas y dolorosas!!! Pero ya tenemos un principio, abrir nuestra mente para encontrar un nosotros, y no tanto las diferencias entre unos y otros! Agradesco, que tengo la libertad que deseo para muchísimas cosas, pero hay que seguir luchando!!! Hermoso poema realmente!!!! Besotes!!! :0)

    ResponderEliminar
  16. Totalmente de acuerdo con lo que dices Pepe. Pienso que esa época oscura donde las mujeres eran diferentes ha pasado, pero aún queda mucha historia por escribir y muchos valores por reconocernos.
    No debería haber un día especial para...todos los días deberían ser idóneos para reconocer el valor de las mujeres, entenderlas y comprenderlas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Tal como dice San, un dia para recordar y el resto del año para seguir trabajando por las igualdades, por la erradicacion de la pobreza, de las limitaciones, de tantas y tantas cárceles de libertades. Ser simplemente un ser humano sin etiquetas y celebrar a diario que respiramos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  18. Tienes razón, mientras exista una sóla mujer en el mundo que no tenga los mismos derechos que el hombre, valdrá la pena celebrar el dia internacional de la mujer trabajadora.
    Muy bonito el poema dedicado a tu mujer.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Estoy de acuerdo en que cualquier medida por cambiar las cosas para bien, sean bienvenidas. Y no está mal establecer un dia para recordar, para reflexionar, ya que la memoria es tramposa y a veces somos tan desmemoriados...
    El poema me parece de una ternura exquisita!
    Que placer solo con pensar, que se tiene esa libertad para seguir eligiendose!
    Muchos Cariños Pepe.

    ResponderEliminar
  20. Afortunada Toñi y afortunado tu por sentirla libre, por sentirla así. Habéis vivido amor voluntario con esa libertad de estar uno al lado del otro, amándoos porque así lo deseáis, con la libertad de iros o quedaros y el amor que os profesáis os mantiene unidos, ese mismo amor en el que os habéis apoyado cuando llega esa terrible desgracia que ningún padre y madre debiera conocer como es la pérdida de un hijo. Preciosa poesía que me guardo dentro, es todo un homenaje.
    Tu reflexión me parece magnifica y ya te lo han dicho todo, cualquier paso en ese sentido nos acerca más.
    Enhorabuena a los dos y un beso grande.

    ResponderEliminar
  21. hay una letra de una canción que dice más o menos asi. libre te quiero, ni mia ni de dios ni de nadia, ni tuya siquera...
    ee trozo de canción es el que has expuesto en tu BE
    LLO
    PO
    E
    MA¡¡¡¡
    en cuanto a tu texto...la claridad algunas veces ejerce de verdad, y la verdad no suele gustar...la claridad tampoco, claro esté. tu leve análisis es contundente como la realidad verdadera...por mi parte, te aplaudo, pepe.
    saludos, amigo.

    ResponderEliminar
  22. Una explicación llena de evidencias con las estoy de acuerdo y las suscribo, pero a pesar del matiz reivindicativo que tienen, se potencian al límite con el contundente y bello poema con el que cierras tu intervención.

    Es una declaración de respeto y reconocimiento tan generosa como necesaria.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  23. Aunque soy de las que me posiciono en contra del "día de...", entiendo lo que dices y tengo que darte la razón. Es fácil no celebrar el 8 de marzo en España, si tienes trabajo y una vida medianamente acomodada. Por todas esas otras vidas que tu nombras habría que celebrar, no, no es la palabra, habría que gritar hasta que quedar afónicos, todos los días de nuestra vida. Que se acaben ya tantas injusticias, vejaciones, imposiciones y maltratos como reciben las mujeres aún en demasiadas zonas del planeta.
    Me enternece especialmente que un hombre lo diga tan bien y tan claro. Pero leyendo después ese maravilloso poema que le has dedicado a tu mujer, no queda duda alguna de tu sensibilidad.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  24. Hola Pepe!
    Hace tiempo no revoloteaba por estos lares virtuales y de vez en cuando vengo y dejo algún que otro rastro...
    Vine a darte un fuerte abrazo a vos y a Toñi!

    ... Besos! ^^

    nuiT.·*

    ResponderEliminar

Dejaron huella de su paso: