Felicitación navideña 2016

Felicitación navideña 2016
Creación de Mónica (Neogéminis)

Seguidores

16 de febrero de 2012

Este jueves un relato. " YO TENGO UN SUEÑO" (Mi entrada)

 Imagen obtenida de Internet

Mentiría si dijera que carezco de sueños. Siempre fui un soñador. Me precio también de tener los pies asentados al suelo, de ser razonablemente consciente de mis limitaciones, de mis capacidades, de mi realidad. ¿Se contradice acaso la capacidad de ensoñación, el pensamiento utópico, el anhelo por lograr deseos imposibles  con los escasos recursos que nos proporciona nuestra humana condición?. 

Creo que la persecución de los sueños debe de estar presente en nuestra vida como horizonte hacia el que caminar. Siempre que pienso en esto, me viene a la cabeza la historia de aquel “tonto” que tiraba piedras a la luna con la intención de alcanzarla. Nunca lo logró, pero fue el que consiguió lanzar la piedra a mayor altura. 

Sin embargo, a pesar de que en la vida me sigue importando absolutamente todo, como reza en mi perfil, el universo de mis sueños ha ido reduciendo su tamaño. Se van quedando aletargadas mis utopías de un mundo mejor, más equitativo, solidario, menos fanático e intolerante, ante la terca y aplastante evidencia de que eso no es posible, que siempre será una pura quimera y ante la constatación de que salvo brotes aislados, todos nos resignamos ante esa imposibilidad. La realidad actual y nuestra indolencia ante la misma, es buena prueba de ello.

Otros sueños más próximos, factibles, aspiraciones más íntimas y próximas, van quedando como reducto para mis esfuerzos. La felicidad y el bienestar de mi familia, el cariño de y hacia mis amigos, escribir algún día el poema definitivo que me llene por completo, acariciar y mimar algún día la descendencia de mis hijos,  aspiraciones todas ellas lejos, muy lejos, de esas otras más globales que aunque siempre me acompañan, chocan contra mi incapacidad e indolencia para luchar por ellas. 

Nota: La relación de amigos participantes la podeis encontrar en mi entrada anterior relativa a la convocatoria. 

30 comentarios:

  1. Creo que todos tenemos más o menos los mismos sueños sobre nuestro mundo a nivel global, y también nos sentimos parte de una utopía, pero no importa, porque nunca se sabe en que momento se puede hacer realidad.
    Los otros sueños, los que nos llevan a pedir el bienestar de nuestros seres queridos y que por ende son más factibles de realizar nos ayudan a no perder esperanzas con respecto a los demás.
    Un abrazo, excelente reflexión.

    ResponderEliminar
  2. Hola Pepe!...recién llegada y poniéndome en clima juevero, me veo obligada a reconocer que en mi vida siempre ha sido importante mantener viva mi capacidad de soñar, no sólo como escape ante la rutina y los malos trances, sino, fundamentalmente como impulso para lo que luego he ido intentando concretar. A veces lo he logrado, otras no, pero creo que lo que más importa es no dejar de creer en que "se puede", aunque a primera vista parezca lo contrario. Creo que es una actitud de vida.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Letra por letra, Pepe, podría decirse que me has robado los sueños, porque siento lo mismo, sueño en lo mismo, y quiero creer que necesitamos soñar incluso el imposible, son anhelos con los ojos abiertos y los pies en el suelo, pero algo levantados, como volando un poquito.
    Besitos cariñosos amable conductor y amigo.

    ResponderEliminar
  4. De acuerdo con todo lo que dices, querido amigo. Creo que parte de la grandeza del ser humano, consiste en que, a pesar de reconocer sus limitaciones, sigue soñando... El mundo en el que habito no es el que yo quisiera, pero sigo creyendo que
    con sueños y esfuerzos podemos hacer un mundo mejor.
    Besitos, amigo.

    ResponderEliminar
  5. Hola Pepe:
    Imposible no sentirse identificado con cada uno de vuestros párrafos. Yo busco que la indolencia no me aleje de mis sueños. Es una lucha constante.
    Abrazos y café
    Wendy

    ResponderEliminar
  6. buenos días,pepe...
    la comida hecha, los pajaros atendidos, es la hora de la lectura...
    yo considero que la edad nos cierra puertas. yo considero que la edad nos para. yo creo que la edad nos asienta. yo creo que con la edad DEBERÍAMOS SER MÁS CONSCIENTES DE LA REALIDAD. si lo que has escrito son tus pensamientos,que es así, diría yo que eres, como mínimo, un tipo con los pies en el suelo...y ello, considero yo, ya es decir mucho. por que ser un tipo con los pies en el suelo significa tener capacidad de reflexion...y esta capacidad, la verdad, no la veo muchp por ahí...ser un tipo con los pies en el suelo, es ser consecuente con la realidad...
    medio beso, pepe...
    espero que te hayas divertido llevando el juevesss¡¡
    p.d.
    ya estoy buscando otr@ que lo haga...jajaaj
    estoy de un vago insuperable¡¡¡

    ResponderEliminar
  7. Estoy contigo, tal vez vayamos reduciendo los sueños o mas que eso, las necesidades... a medida que nos vamos asentando en la vida nuestros sueños son más asequibles en el sentido de que necesitamos menos... Las utopías nos llegan de la mano de lo que nos rodea en este mundo nuestro, que a veces se complica mucho y parecen imposibles de conseguir.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Comparto tu entrada, creo que nuestros sueños están marcados por etapas, y cada una se realizará o no, dependiendo de muchas variables como, las circunstancias, el tiempo y nosotros mismos con todo a la vez. Vamos cumpliendo etapas y vamos olvidando sueños, y vamos cogiendo otros sueños que nos llenen, así es la vida. Lo importante es tener sueños, sean los que sean.

    Un abrazo juevero.

    ResponderEliminar
  9. Una pena que la realidad nos atrape bajandonos de la luna, añoro cuando creia como tu que podria cambiarlo todo... hoy me alegro de cambiar mi dia a dia, pequeños logros, que quizas descubra un dia que fueron mis grandes sueños.. el tiempo dirá

    ResponderEliminar
  10. Las utopías son muy bonitos; pero quedan en eso, utopías. Los sueños siempre persiguen lo inalcanzable; pero bueno como dices tú está muy bien perseguir un sueño y luchar por él; porque tal vez parte de él se haga realidad.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Decía Mafalda que : "De joven uno siente ganas de cambiar el mundo, pero con el tiempo, es el mundo el que lo cambia a uno".
    Las utopías y los sueños es verdad que se van superando y se van ajustando más a la realidad de la vida, fruto de la experiencia y del análisis de lo que nos rodea.

    ¡Pero es tan bonito soñar con utopías que es dificil renunciar a ellas!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Totalmente de acuerdo Pepe uno tropieza una y otra vez en el muro destruye sueños, pero levantarse y seguir soñando es solo un querer, con los pies en la tierra si, pero sin dejar arrinconados ese puñadito de sueños que tal vez si muchos los soñamos se hagan realidad ¿no?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Una reflexión agridulce, querido amigo. Perdemos sueños, pero para vivir necesitamos más sueños. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Pues mira, creo que hay que seguir peleando porque aunque no tenga pinta, el mundo tiene que ir a mejor.
    Por otra parte, te animo a seguir buscando tu mejor poema, el próximo será mejor que el anterior, seguro y cuando dijiste lo de mimarla descendencia de tus hijos fue como si viera la foto ...
    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  15. nadie vive sin sueños... pero ¿sueños son anhelos? ¿son deseos a realizar? ¿son imagenes incoherentes sin sentido o tienen detrás de tanta producción algo que decir?

    creo yo, que siempre hay algo en los sueños, algo que no dejaremos nunca de buscar... y es el sentido... que ellos tienen... un abrazo pepe... buen jueves amigo!

    ResponderEliminar
  16. Querido amigo, me he visto entre tus mismos sueños, deseos, anhelos, me he visto hace ya tiempo, cuando alcanzar la luna parecía un proyecto fácil, los sueños con el paso del tiempo van transformándose en otros más asequibles, el bienestar de los tuyos, ver a tus hijos volar con la fuerza de sus propias alas, acariciar un día a su descendencia, sueños más alcanzables, más factibles, escribir ese poema que te llene del todo, y soñar con estar aquí para celebrarlo contigo. Un beso grande amigo.

    ResponderEliminar
  17. Hola, ola de mar..
    A pesar de que nos llevamos unos años, tampoco tantos .-), he perdido ese sueño global, aunque aún me sorprendo con ideas utópicas , comentarios demasiado ilusos o inocentes ante algunas situaciones. En cuanto a los íntimos...cada vez tengo menos, pero aún conservo la capacidad de vivir pequeñas cosas como si fueran sueños soñados, al menos esa es la impresión que tengo a veces.
    Se que los sueños y la ilusión por ellos es lo que nos mueve, pero a veces te quedas sin ellos. Y si bien para llevarlos a cabo, es el tesón, la voluntad, la no rendición, no hay claves para poder tenerlos, me temo. Y en esto suelo estar bastante perdida.
    Os deja un beso
    el
    Aire

    ResponderEliminar
  18. Mientras tenemos sueños, tenemos vida, es cierto que algunos, con los años, los vamos cambiando por otros más cercanos, pero siempre hay que tener alguno, aunque sea el sueño de poder llevar en los brazos a ese trocito de vida que llamamos nieto, sea lo que sea, hay que tener siempre algo con lo que soñar. Besitos dobles.

    ResponderEliminar
  19. Pepe,no se contradice porque es así como funcionamos por "dentro".
    Soñar es un acto necesario tanto fisiológicamente como para nuestras utopías que ,aunque no se cumplan,están ahí,siempre con un hilo de esperanza y dibujando la sensibilidad del que se atreve a soñar.
    Entiendo que cada vez ,los sueños se limitan más -como bien dices -mirando EL PRESENTE que tenemos,pero en los aspectos señalados más abajo,soñemos!!! .
    Se puede tener la cabeza en el cielo y los pies en la tierra.
    Besucos

    ResponderEliminar
  20. Muy cierto y buen relato son sueños que todos hemos de tener y creo que no se contradicen para nada...

    ResponderEliminar
  21. Un sueño variado. Lleno de matices. Unos alcanzables, otros... tal vez meras utopías, pero sueños al fin.
    Me ha encantado pasear por tus letras, Pepe. ¡Ojalá tus sueños se hagan realidad!. Es bonita la comparativa de la luna. Aunque sepas que no vas a llegar, apuntas alto. Eso es lo importante.
    Besos.

    ResponderEliminar
  22. Estoy de acuerdo en que los grandes sueños de igualdad y justicia que uno tiene a los 20, se van perdiendo. Y también estoy de acuerdo en que somos indolentes, soñamos mucho pero colaboramos poco (mejor dicho nada) para que esos grandes sueños se pongan en marcha.
    Finalmente me alegro como vos de tener algún que otro pequeño sueño, de esos que están mas al alcance de la mano.
    Espero que mantengas los tuyos vivos por siempre
    un abrazo

    ResponderEliminar
  23. Los sueños son el motor de nuestra vida. Grandes,pequeños, sencillos o locos. Todo dependerá de nuestra edad y de cómo nos vaya en la feria...
    Me gusta imaginarme como una cometa sostenida por alguien desde la tierra: volando pero sin alejarme de la realidad.

    Una preciosa y amorosa propuesta, que ha florecido en lindos sueños por doquier.

    Besos y abrazos mil.

    ResponderEliminar
  24. Todos tenemos sueños. Yo a día de hoy sólo tengo uno. Bueno, no. En realidad tengo dos pero uno se que no es factible y el otro...supongo que con el tiempo lo lograré.
    Besossssssssss

    ResponderEliminar
  25. Eso es Pepe, tu lo has dicho muy bien, con el tiempo o con la edad, vemos los sueños mas lejanos.

    La realidad que nos rodeas, están cruda y yo me siento últimamente con las purezas muy mermadas.

    Me anima el tener sueños compartidos contigo.

    Besos soñadores

    ResponderEliminar
  26. Los sueños intangibles, esos son los que nos traes en tu entrada, y efectivamente a medida quecrecemos van disminuyendo, quizás porque sin darnos cuenta los vamos cumpliendo quizás porque les vamos aplicando la experiencia y la cordura.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  27. Creo que los sueños no tienen medida, quizás color si, pero medida no.

    Tus sueños son una cola de advenimientos, que llegarán, uno detras de otro, informales, sin pedir permiso, por su propia naturaleza, indistintamente de su magnitud. Otros, tal vez no lleguen, pero siempre habrán nuevos que los sustituyan.

    El relato como siempre, directo al corazón y narrativamente perfecto.

    ¿Soñaste alguna vez, escribir así?

    Abrazos

    ResponderEliminar
  28. Bueno bueno..

    veo uno que sigue mis pasos!

    Ya redujiste la cantidad... así se empieza, hasta quedar sin sueños.

    Yo no sé si se reponen, y no sé tampoco si querría decir hoy: mi sueño es volver a soñar.

    Baci

    ResponderEliminar
  29. Gracias por compartir estos sueños, Pépe. Grandes o pequeños, posibles e imposibles, te dejan el corazón encaramado.
    Dos abrazos.

    ResponderEliminar
  30. Te entiendo perfectamente Pepe, yo soy un poco árbol, tengo los pies en la tierra y necesito esa seguridad pero a la vez extiendo los brazos y sueño hasta con los ojos abiertos, sé que muchos solo "sueños son", otros que pocas posibilidades tienen, algunos que hasta pesadillas podrían ser pero siguen siendo el alimento del alma así que no falten nunca sean como sean. El mayor de los abrazotes y por duplicado : )

    ResponderEliminar

Dejaron huella de su paso: