Felicitación navideña 2016

Felicitación navideña 2016
Creación de Mónica (Neogéminis)

Seguidores

4 de julio de 2012

Una convocatoria literaria. Este jueves un relato. "Tus fantasías secretas".



Hoy he tenido una monumental bronca. La persona a la que sirvo ha querido arrebatarme la privacidad. Nuestro acuerdo era que solamente él conocería de mi existencia. Soy su fantasía secreta favorita. Que sólo el me conozca, garantiza la perdurabilidad de nuestra mutua relación. El seguirá soñando con lograrme, yo seguiré mostrándome esquiva, inaccesible, siempre un metro por delante, alimentando sus sueños. 

Hoy ha querido proyectar luz sobre mí, hacerme pública, someterme a vuestra voracidad lectora, a vuestra implacable y afilada crítica, a vuestros mordaces comentarios. No se lo he permitido. Le he hecho ver lo inadecuado de su pretensión. A cambio de salvaguardar mi privacidad, le he sugerido que os ofrezca la carnaza de fantasías más comunes como hacer el amor al compás del envolvente vaivén de las mediterráneas olas. Me ha costado porque le gusta desnudarse, pero lo he conseguido. Conservo mi condición de su fantasía secreta favorita.

Más fantasías de todo tipo en el blog de nuestra amiga San

P.S. 150 palabras, ni una más ni una menos. 

34 comentarios:

  1. Pepe: sigo por aguas españolas con mi Caballero Andante...!!!

    Me pareció buenísimo tu relato. Es tal como debe ser una fantasías: secreta, irrealizable, o no... no se. Pero lo dijiste genial!

    besos a tí a Toñi.

    ResponderEliminar
  2. Hombre, mordaces comentarios tampoco es eso...pero lo comentaba ahora donde Gastón si las fantasías pasan al plano de la realidad ya no son fantasías y casi siempre pierden bastante...mejor seguimos fantaseando, en el mundo de la fantasía todo vale y todo cabe.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Porque lo secreto debe estar guardado. Bien.

    ResponderEliminar
  4. Hola, ola de mar...
    vaya! Me ha encantado tu texto Pepe. Soberbio. Nuestras fantasías ciertamente viven mejor si no son compartidas. A veces cometemos el error de hacerlo, y comienzan a morir...por fortuna somos ilimitados en la labor de la creación de las mismas...
    Un beso
    del
    Aire

    ResponderEliminar
  5. jejeje con qué soltura has logrado no desnudar tu fantasía!...y encima con 150 palabras justas!...¿qué más??????
    Muy bueno!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Genial Pepe, o, mejor dicho, fantasía secreta de Pepe. Al final has conseguido mantener la privacidad y no perderla en un juego literario. Recuerda, camina siempre delante de él, ni tan cerca que te alcance ni tan distante que te crea irrealizable.
    Un fortísimo abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Bueno, otro día lo sabremos, no te librarás tan facilmente; aunque siempre es bueno guardarse un as bajo la manga.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Hola, Pepe. O mejor, hola, fantasía secreta favorita de Pepe.

    Un hurra por esa bronca monumental. Di que si, haciéndote respetar. No vaya a venir otra espabilada fantasia a quitarte protagonismo...

    ¡Genial, Pepe! Genial.

    Un fuerte abrazo (un pedacito para Toñi)

    Lupe

    ResponderEliminar
  9. ¿Hacer pública nuestra fantasía secreta más querida? Ni hablar. Tu fantasía favorita ha hecho bien en negarse en redondo. Ya veo que tiene carácter :)

    Estupendo tu relato, Pepe :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Creo que eres de los pocos que conserva con mucho mimo su fantasía, sin hacerla extensible y sin divulgarla.

    Una buena forma de enfocar este tema.

    un saludo

    ResponderEliminar
  11. Lo bueno de las fantasías es que son eso sueños placenteros de los que dan y no quitan... Al hacerlos realidad hay que buscar un nuevo sueño donde encajar nuestras divagaciones, pero ya nunca será el mismo...
    Muy bueno, Pepe...
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Y la fantasía se ha salido con la suya y probablemente con razon. Si se le quita el halo de misterio que le da el secretismo y el desconocimiento, pierde gran parte de su encanto como fantasía. Y eso es una realidad.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Bien, sigue siendo la única, la inigualable, la predilecta. Es tú fantasía secreta.Por esta vez te ganó la batalla, pero no bajes la guardia...
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. !Pepe! no sigas, no desveles, no enseñes, que siga la ensoñación a cubierto, pillina, juguetona o cruel, tiene derecho.
    Besito soñando en...

    ResponderEliminar
  15. A eso le llamo yo escurrir el bulto con diplomacia y elegancia, si señor, jajaja. Eso sí, me ha gustado mucho. Además, lleva razón tu fantasía secreta, debe de seguir manteniendo la condición que muestra su adjetivo, así que, ni dos palabras más (bueno, en este caso nos quedamos en 150) Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Todo mi respeto para una fantasía que sabe hacerse valer por lo que es... y es que... se trata de su vida, de su supervivencia, tiene que seguir siendo quien es, la favorita, la más preciada, la más oculta!
    Me ha gustado como llevaste el relato desde la mismísima perspectiva de la fantasía. Muy bueno Pepe!
    Un beso al vuelo:
    Gaby*

    ResponderEliminar
  17. En 150 palabras exactas has salvaguardado el honor de la fantasía, sigue siendo secreta.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Inteligente Doña Fantasía, sabe que perderá todo su encanto y misterio si su dueño deja que todos la veamos.
    Nos quedamos con la intriga entonces!
    un abrazo

    ResponderEliminar
  19. que bien el respeto a la consgina... me encantó elrelato... hay que mantener el secreto escondido para que la fantasía siga viva. un abrazo!

    ResponderEliminar
  20. Cuando las fantasías se hacen públicas no es que dejen de ser fantasías, es que dejan de tener morbo Y cuando una fantasía se hace realidad deja de serlo.
    El mar y las olas, ideal para "eso", jajaja.

    Un saludo desde Jaén.

    ResponderEliminar
  21. Muy bueno el intercambio para que ella conserve su privacidad, es obvio quien salió ganando no? En este recorrido hay un relato que tiene la misma esencia, pero el autor se sumerge en la ficción para vivir la fantasía. Excelente aporte de los Jueves!! Saludos

    ResponderEliminar
  22. Bonita forma de decir sin incurrir en la traición.
    Me ha gustado tu fantasía secreta, Pepe.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  23. Me ha gustado tu fantasía secreta.

    Besos.

    ResponderEliminar
  24. Una fantasía que queda escondida y sin revelar, es guardada y protegida y eso la hace más intensa.
    Muy buena idea para este jueves Pepe!!!
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  25. Qué me gusta eso de "un metro por delante" casi casi inalcanzable pero dejando un reguero de miel.
    Privada fantasia, regalo para compartir.
    Un beso

    ResponderEliminar
  26. La fantasía ha reclamado su derecho a la intimidad, y mira que te lo ha dejado claro, jeje. Para eso es secreta!! Y muy bien traída.


    Dos abrazos.

    ResponderEliminar
  27. Y quedó siendo secreta por los siglos de los siglos amén. Muy bien llevado este micro. felicidades. Besos

    ResponderEliminar
  28. Ahí debe estar, protegida y bien guardada. No hay cosa que se disfrute más que la propia intimidad mental... para compartir hay muchas otras cosas.

    Dos besos y dos cafés.

    ResponderEliminar
  29. Menos mal que lograste mantener en secreto tu fantasía. Lo que es genial es lograr contar algo cuando te imponen un determinado numero de palabras, lo conseguiste y con sobresaliente. Buen fin de semana y besitos dobles.

    ResponderEliminar
  30. Esa si que sabe!, tenía muy claro que si salía a la luz dejaría de existir.
    Precioso relato, me ha encantado
    Un beso

    ResponderEliminar
  31. Una fantasia muy sensata, exige pero a la vez aporta soluciones.... perfecta, tiene buen futuro, jjejejejejeje
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  32. Cuanta razón llevas Pepe: "Más sabe el diablo por viejo, que por diablo..."
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  33. Me encanta Pepe!!!me encanta!!Un beso grandee!!

    ResponderEliminar
  34. No cabe duda qu tu fantasia sabe hacerse desear.....Un abrazo amigo!

    Anny

    ResponderEliminar

Dejaron huella de su paso: