Felicitación navideña 2016

Felicitación navideña 2016
Creación de Mónica (Neogéminis)

Seguidores

26 de junio de 2014

52 SEMANAS, 52 PALABRAS. SEMANA 26: BARCO (RE-EDICIÓN)


En el mar de la desesperanza,
a merced de la depresión y el desaliento,
agotado y sin fuerzas,
soy un barco lastrado,
con la vela, el timón y la quilla de piedra,
abocado al naufragio.

Con el mínimo aliento que aún me queda,
implorante te llamo,
solicito tu ayuda,
te requiero el aliento que impulse,
que libere mis  velas,
los besos que deshagan el lastre que me ahoga,
el amor que disipe la bruma que me envuelve.

Necesito, una vez más, para arribar a puerto,
tu generosa entrega, compañera.

Más relatos sobre barcos en el blog de nuestra amiga 
 Sindel

11 comentarios:

  1. Una súplica que no será desoída, seguro.

    ResponderEliminar
  2. Un barco que intenta navegar en el mar de la esperanza de la mano de su compañera.
    Muy bonito, bien por re- edición, lo merecía.
    Cariños…

    ResponderEliminar
  3. Asido a esa mano no hay naufragio posible,
    Gracias Pepe por estar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Lindo poema. Quien le temerá a un naufragio tomado de la mano de una deseada compañera.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. La salvación está en esos besos, que seguramente después de escuchar estos versos tan hermosos llegarán al rescate.
    Muy bello Pepe, un grito de auxilio tan poético!
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  6. Querido Pepe : ¡cómo te entiendo ! si para algo te sirve mi hombro, puedes recostarte en él.
    ESTO TAMBIEN PASARA .
    Un abrazo gigante.
    ¡Buen descanso !

    ResponderEliminar
  7. Ahí están los compañeros, sacándonos la cabeza fuera del agua cuando nos pesa demasiado el corazón...

    Qué bonita dedicatoria, Pepe.

    Muchas gracias por este texto. Beso a los dos, chicos.

    ResponderEliminar
  8. Claridad, contundencia y humanidad en tus letras Pepe, todos tenemos momentos bajos y necesitamos de esa mano amiga y querida, que nos salve y nos aliente...
    Mi felicitación, mi abrazo inmenso y mi ánimo siempre, compañero y amigo.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  9. Hola Pepe. Bello poema, seguro que las aguas volverán a su cauce y el barco podrá de nuevo navegar sin sobresaltos.
    Esa zozobra pasará cuando la tormenta haya escampado.
    Deseo que todo esté bien en tu vida.
    Saludos y un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Esa ayuda seguro que te es concedida, con esas palabras tan bonitas

    ResponderEliminar

Dejaron huella de su paso: