Felicitación navideña 2016

Felicitación navideña 2016
Creación de Mónica (Neogéminis)

Seguidores

11 de junio de 2014

Este jueves un relato: AMIGOS




 AMIGOS

Eran amigos desde la niñez. Juntos habían compartido colegio, pandilla, aficiones, viajes, aventuras, diversiones. Juntos habían comenzado su andadura laboral en la factoría envasadora de aceite de su pueblo. El amor llegó para ellos también casi al mismo tiempo. Encontraron sus parejas en el seno de la pandilla.

Juan ahora está viudo, sin hijos. Luís, por el contrario, tiene dos hijos pequeños y una mujer a la que adora.
Juntos, ahora, muchos años después, conocen desde hace un año, el azote inmisericorde del paro. Juntos también han entregado curriculum vitae en todas las empresas aceiteras de su zona.

Hoy Luis está eufórico. Tiene una gran noticia que comunicar a su amigo. Le han escrito de la cooperativa olivarera de un pueblo próximo. Le enseña orgulloso la carta recibida donde se le comunica que es uno de los dos únicos seleccionados entre los numerosos aspirantes a obtener un puesto de trabajo. Le confirman que optarán entre uno de los dos por lo que sus esperanzas de conseguir el ansiado puesto de trabajo, son muy altas.

Juan se alegra por su amigo y juntos celebran su ventura.

Ya en su casa, Juan abre un sobre que reposa sobre la mesilla, busca en el membrete el número de teléfono y llama:

- Les agradezco que hayan pensado en mí como uno de los dos aspirantes con  posibilidades de ocupar el puesto vacante en su empresa. Lamento informarles que ya he encontrado otro trabajo más cercano a mi domicilio.  

Más relatos en torno a la amistad en el blog de nuestro amigo Alfredo

25 comentarios:

  1. Pepe es conmovedor, eso es amistad de la grande.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Un relato emocionante que nos muestra que la amistad no depende de cosas como el espacio y el tiempo sino de actos como este.
    Cariños….

    ResponderEliminar
  3. Que bonito relato, y una amistad muy bella la que nos has narrado.

    ResponderEliminar
  4. Un detalle muy bonito de amistad. Juan tubo una solidaridad con su amigo, acto que nos hace reflexionar.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Diablos, Pepe. ¡Qué bonito! Y, como dijo Schuster, no hay nada más que decir.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  6. qué grandeza la de ese hombre!...qué entrañable y sincera ha de ser esa amistad!
    =)

    ResponderEliminar
  7. Ese acto es de una generosidad enorme, entre ellos hay unos cimientos bien sólidos, el amor debe ser así.
    Precioso escrito Pepe.
    Un abrazo pero doble, ya entenderás para quién.

    ResponderEliminar
  8. Eso es amistad y lo demás son tonterías.

    ResponderEliminar
  9. Tu rellato llega a las entrañas. Todos queremos ser así, todos queremos tener un amigo así Pero claro, también quiero que mi amigo no sufra... y espero que ese corazón generoso encuentre su recompensa:la merece.
    un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Precioso, eso más que amistad, tiene una A mayúscula de amor al prójimo, al amigo.
    Genial, te ha quedado genial tocayo, no solo de nombre, sino de "hornada generacional". Tu Aries del 49, yo Sagitario del 48. Besos.

    ResponderEliminar
  11. Conmovedor Pepe. Que bonita es la amistad cuando es generosa, este amigo lo ha demostrado, y sobre todo desde el silencio que encubre el cariño verdadero.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. las palabras tienen fuerza, sí. pero los hechos son la realidad. he dicho.
    medio beso.

    ResponderEliminar
  13. ESO si que es un verdadero amigo y lo demás són tonterias.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. La amistad real se demuestra y cultiva con hechos como éste. Nada que agregar Pepe.

    ResponderEliminar
  15. Qué relato Pepe! me llegó al alma, es conmovedor! Que bueno es tener amigos así, que son capaces de resignar su porpia felicidad por la del otro. La verdad me quedó plena de emoción y sensibilidad al leerte.
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  16. Si señor, ese si que es un buen amigo. Para quitarse el sombrero. Me temo que las circunstancias harían que otras personas no actuasen del mismo modo.

    Esperemos que Luis nunca defraude a Juan.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Amistad superlativa, de la de verdad, de la que no se presume ni se pregona.
    Excelente texto y brillante exposición.
    Da ganas de tener amigos... por si acaso.
    Abrazos

    Gracias por participar.

    ResponderEliminar
  18. Realmente emotivo, entrañable y digno de tomarlo como ejemplo...Mi felicitación y mi abrazo por tu singular y bello relato, Pepe.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  19. Uyy! que entrega!, igual la amistad tan profunda vale el costo de la renuncia.
    Te mando un abrazo amigo Pepe

    ResponderEliminar
  20. ¿Qué puedo decir de cuando alguien piensa en la necesidad de personas cercanas a mis dos hados madrinos?

    Un beso de los cuatro y feliz calor.

    ResponderEliminar
  21. Me apretó el corazón, una amistad por sobre todas las cosas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. A lo mejor es una forma de compartir el trabajo tambien...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Este relato directo a las emociones. Y aunque parezca mentira, existen los amigos así.
    ...El sol sale sin hacer ruido.
    Un beso

    ResponderEliminar
  24. ¡Vaya! Eso sí que es una verdadera amistad, en parte concuerda con lo que intentaba reflexionar dar antes que recibir. Muy bueno, Pepe, me ha encantada.

    ResponderEliminar
  25. Eso es un verdadero amigo y lo demás son cuentos.

    buen relato y muy bien escrito.

    Besos

    ResponderEliminar

Dejaron huella de su paso: