Felicitación navideña 2016

Felicitación navideña 2016
Creación de Mónica (Neogéminis)

Seguidores

30 de enero de 2015

Este jueves un relato: CASO NISMAN





¿Quien mató a Nisman?. ¿Pudo ser un suicidio?. No es nada fácil escribir sobre aquello que nos es desconocido. Lo único que conocemos del caso es lo que leemos en la prensa u oimos en los medios. Escasos recursos para hacernos una idea más o menos fidedigna de lo que realmente haya podido suceder.

Ante un enigma de esta naturaleza, lo único que ha de prevalecer en nosotros para acercarnos de puntillas al análisis de lo sucedido, es el sentido común sabiendo de antemano que incluso aquello que el sentido común nos dicte, hay que ponerlo en cuarentena y no hacer de él un argumento infalible.

El sentido común nos dice que un suicida no deja la lista de la compra del día siguiente por muy metódico y rutinario que sea su comportamiento habitual.

El sentido común nos dice que un suicida, poseedor de dos armas, no pide una prestada para quitarse la vida.

El sentido común, nos dice que un suicida, después de muerto, carece de movilidad para quitarse los restos de pólvora que necesariamente han debido quedar en sus manos.

El sentido común nos dice que un suicida no suele interrumpir sus vacaciones para regresar a su actividad con la intención de comparecer ante el Congreso de la nación a denunciar un hecho tan brutal como la connivencia, corriendo un tupido velo, con un masivo asesinato de judíos.

Demasiados circunstancias rodeando este presunto suicido alejadas de lo que el sentido común
nos dicta, como para no comenzar a pensar que al Sr. Nisman lo suicidaron.

El sentido común también nos lleva a hacernos una pregunta trascendente. ¿A quién beneficia su muerte?.

No parece que a él, quitarse la vida le reportara ningún beneficio personal, lo cual nos lleva en principio a descartarlo como suicida.

Tampoco parece que a la presidenta de ese pais le favorezca demasiado, porque, si bien es cierto que desaparece el dedo acusador, no es menos cierto que esa muerte cierne sobre su persona toda una serie de conjeturas que hacen descender su credibilidad y popularidad hasta el subsuelo.

Pudieramos pensar que favorece a la oposición esa caida de popularidad de la presidenta, pero la simple sospecha de su autoría en nada les beneficia y, si se llegara a probar que esta muerte ha sido obra suya, políticamente habrían firmado su acta de defunción.

Descartado el suicidio, parece evidente que los autores morales del asesinato del Sr. Nisman no han medido bien las consecuencias derivadas de un acto tan execrable.

Una vida sesgada nunca ha de ser la via para la consecución de ninguna clase de objetivos.

Basta una bala.
Escasísimo coste
por una vida.

Más consideraciones en torno al misterio de la muerte del Sr. Nisman en el blog de nuestro amigo

6 comentarios:

  1. Por las razones que al principio apuntas, dudé mucho en participar en este reto, pero al final me decidí, acometiéndolo como si de una ficción se tratara.
    A mi, incluso en la ficción, las cuentas que me salen son muy claras: lo suicidaron.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Admiro tu gran sentido común que es el menos común de los sentidos.

    ResponderEliminar
  3. Demasiadas incógnitas como tú bien dices. No sabremos si algún dia conoceremos la verdad, espero que si; aunque ya sabemos que la verdadera justicia es dificil que prebalezca.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. No creo que el final de ese hilo esté en Argentina, igual que no lo está el de la causa que investigaba.
    El haiku es buenísimo,
    Abrazos, amigo.

    ResponderEliminar
  5. No lo sabemos, si es seguro que aunque la investigación en torno a su muerte arroje que se trató de un suicidio será muy difícil convencer de ello a la opinión pública.
    Es un placer siempre Pepe pasar por tu amable casa
    Abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  6. Desde luego es para investigar...investigar mucho...algo que no parece que vaya a pasar...veremos
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Dejaron huella de su paso: