Felicitación navideña 2016

Felicitación navideña 2016
Creación de Mónica (Neogéminis)

Seguidores

19 de febrero de 2016

Este jueves un relato: "CUMPLEAÑOS FELIZ"


Atrás quedaba el largo proceso que nos había llevado hasta allí. Ambos sufriamos aunque no en igual medida ni de la misma forma. Tú en el quirófano, yo dando vueltas por el pasillo incapaz de contener los nervios y anhelando un cigarrillo, hábito que había dejado hacía unos meses, que me ayudara a paliar mi estado de ansiedad.

Ciertamente, no existió premeditación por nuestra parte. Simplemente la casualidad o el caprichoso destino se habían confabulado para llevarte precisamente un 13 de Junio, día de tu onomástica, al hospital.

Todo comenzó en Las Palmas de Gran Canaria. ¿Te acuerdas?. Pasabas por un estado de tristeza crónica causada por un trauma físico y emocional. Pensé que ambos necesitábamos olvidar lo ocurrido y allá que nos fuimos en un intento de recuperar la serenidad perdida.

Nueve meses después de aquel providencial viaje, con el cigarrillo ya encendido, con la sonrisa en los labios, impaciente y nervioso, pensaba en aquel aborto que tuviste del que hubiera sido nuestro segundo hijo después de cinco meses de gestación y en el maravilloso regalo que estabas a punto de recibir en el día de tu santo, el nacimiento de nuestra hija Yolanda, fruto de aquel viaje y de nuestros esfuerzos por recuperar nuestro mejor estado anímico.

Desde entonces, ese doble acontecimiento tu santo y su cumpleaños, son motivo de especial celebración como se merece un acontecimiento tan importante en nuestras vidas.

Podeis celebrar más cumpleaños en el blog de nuestro amigo Max Estrella

16 comentarios:

  1. Hermosa historia que nos habla del poder de sanación que nos brindan el amor y la esperanza. Un fuerte abrazo, Pepe.

    ResponderEliminar
  2. Complementados ambos cumpleaños. Que de uno, no muy feliz, viene el otro con un sobre poder de sanación psicológica. Es un relato compungido, realista, original.
    Beso

    ResponderEliminar
  3. Está claro que el amor todo lo puede cuando no lo acosamos y cuando ayudamos a que haga su arte.
    Preciosa historia a pesar de algún que otro amargo recuerdo pero la vida son pasos hacia adelante.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  4. Una bonita historia digna de ser cierta y de ser celebrada cada año.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tracy la realidad supera a menudo a la ficcion. Es totalmente cierta. Yolanda es mi hija y todo lo que aquí cuento sucedió realmente.

      Eliminar
  5. Una historia preciosa que seguro recordáis cada vez que celebráis el cumpleaños y el santo el mismo día. Estas casualidades siempre me llaman mucho la atención, aunque quizás no lo sean tanto...
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Después de leer tu hermoso relato, vuelvo a sentir que la vida nos deja fechas grabadas en el alma...Quizá para decirnos que nada es casual, que el universo mueve los hilos de la causalidad y nos devuelve todo el amor que vamos dando...Mi felicitación y mi abrazo, amigo.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  7. Sentí la historia como verdadera, he leído en un comentario que lo es, me alegro de la coincidencia, en mi familia hay una y siempre fue una alegría doble. Abrazos

    ResponderEliminar
  8. Bella historia, me quedo sin palabras
    Un beso, Pepe

    ResponderEliminar
  9. Una preciosidad de historia y más si podemos pensar todo lo que hay o puede haber detrás...
    Un fuerte abrazo y gracias por participar en este cumpleaños bloguero..

    ResponderEliminar
  10. Desde luego que esbonita la historia, muy dyuce y entrñable que dice mucho de la clase de personas que sois. un beso muy fresco desde el Norte del norte.

    ResponderEliminar
  11. ¡Qué historia más hermosa! ...y aún sin conocerte mucho, siento que bien merecido está ese final; enhorabuena Pepe!

    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Que bonito regalo y recuerdo imborrable. Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Esa pareja tan fuerte, tan enamorada que a tanto admiro y que no me hace pensar de manera negativa en los matrimonios, no mereció nunca tal dolor, estoy segura.
    Brindo por vosotros por la vida y vuestro amor.
    Un beso
    del
    Aire

    ResponderEliminar
  14. Preciosa página de vuestras vidas que nos regalas hoy. Celebrad por muuuuuchos años.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Esa preciosidad, menuda en su momento, seguro que acabó por elevar el ánimo a ambos. Ese sí que fue un bonito regalo onomástico. Seguro que cada año recordáis el incidente y seguro también que la niña os ha pedido cientos de veces que le contéis la historia de su nacimiento.

    Un beso a los dos.

    ResponderEliminar

Dejaron huella de su paso: