Felicitación navideña 2016

Felicitación navideña 2016
Creación de Mónica (Neogéminis)

Seguidores

8 de septiembre de 2016

Este jueves un relato: Regálame un sueño

Estos dias me encuentro poco creativo, razón por la cual acudo al copy/paste y reedito para vosotros una entrada realizada allá por febrero de 2012. Poco o nada ha cambiado desde entonces en lo concerniente a mis sueños. Creo, por tanto, que puede servir para la ocasión.
 
 Mentiría si dijera que carezco de sueños. Siempre fui un soñador. Me precio también de tener los pies asentados al suelo, de ser razonablemente consciente de mis limitaciones, de mis capacidades, de mi realidad. ¿Se contradice acaso la capacidad de ensoñación, el pensamiento utópico, el anhelo por lograr deseos imposibles  con los escasos recursos que nos proporciona nuestra humana condición?. 

Creo que la persecución de los sueños debe de estar presente en nuestra vida como horizonte hacia el que caminar. Siempre que pienso en esto, me viene a la cabeza la historia de aquel “tonto” que tiraba piedras a la luna con la intención de alcanzarla. Nunca lo logró, pero fue el que consiguió lanzar la piedra a mayor altura. 

Sin embargo, a pesar de que en la vida me sigue importando absolutamente todo, como reza en mi perfil, el universo de mis sueños ha ido reduciendo su tamaño. Se van quedando aletargadas mis utopías de un mundo mejor, más equitativo, solidario, menos fanático e intolerante, ante la terca y aplastante evidencia de que eso no es posible, que siempre será una pura quimera y ante la constatación de que salvo brotes aislados, todos nos resignamos ante esa imposibilidad. La realidad actual y nuestra indolencia ante la misma, es buena prueba de ello.

Otros sueños más próximos, factibles, aspiraciones más íntimas y próximas, van quedando como reducto para mis esfuerzos. La felicidad y el bienestar de mi familia, el cariño de y hacia mis amigos, escribir algún día el poema definitivo que me llene por completo, acariciar y mimar algún día la descendencia de mis hijos,  aspiraciones todas ellas lejos, muy lejos, de esas otras más globales que aunque siempre me acompañan, chocan contra mi incapacidad e indolencia para luchar por ellas. 
 
Más y mejores sueños podeis disfrutar si acudís a la casa de nuestra amiga Maribel Lirio

16 comentarios:

  1. La interpretación de "sueño"como utopía es también acorde con el tema de esta convocatoria. Vale tu re edición de la que destaco la anécdota del tira piedras, que me hizo despertar una sonrisa.
    =)
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  2. De tus reflexiones siempre se aprende, amigo. Soñar desde tus palabras para aspirar a un mundo mejor, con los ojos bien abiertos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Hola Pepe: Lo tienes todo muy claro amigo y te doy la razo en casi todo. Es cierto que con el tiempo se nos quitan las ganas de luchar por los sueños que tuvimos y que creíamos que estaban a nuestro alcance. Muy buena reflexión amigo.

    ResponderEliminar
  4. El soñar despierto es muchas veces lo que nos mantiene con esperanza en este mundo tan contaminado de emociones. No dejes de soñar.

    Saludos cordiales

    Maribel

    ResponderEliminar
  5. Recuerdo perfectamente, este escrito. Esos son los sueños que importan. Los otros son pesadillas, malas pasadas del subconsciente o delirios tras una pesada digestión.
    Como tu, y aún a sabiendas de mi propia incapacidad, quiero seguir soñando.
    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  6. Esos sueños son pequeñas aspiraciones que muchos tenemos y es factible poderlas conseguir. Los otros sueños entran dentro de las cosas imposibles y imaginativas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Como tu amigo Pepe, con los años he ido reduciendo mis expectativas y el reducto de mis sueños queda centrado sobre todo en mis seres mas cercanos, aunque ha veces salta alguna chispa que hace pensar en cambios en que aquello que soñaste algun dia puede ser posible, pero solo son eso chispas. Muy buena tu aportación, besos.

    ResponderEliminar
  8. Yo tengo la presunción de que algunos sueños, sino muchos, son vivencias reales por lo tanto, hay que asumirlos pero darles la importancia debida. Ellos mismos se muestran en valor de su importancia.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  9. Me gusta tu reflexión y estoy de acuerdo en que con los años nos damos cuenta que luchar por los grandes sueños en busca de una humanidad más equitativa los vamos dejando como un imposible, en cambio acumulamos pequeños sueños que vamos alcanzando poco a poco en la vida familiar, en nuestra profesión , en nuestro entorno. Lo importante es no despertar nunca sin un sueño que cumplir.

    Un beso para ti y otro para Toñi.

    ResponderEliminar
  10. No importa hayas reeditado una entrada de años atrás porque él tema que tratas para el relato juevero está genial, Pepe, y además estoy de acuerdo contigo en que con los años se va perdiendo esa ilusión de alcanzar los sueños imposibles , pero también hay otros sueños que sí son realizables , es por éstos, por los que hay que intentar se hagan realidad.

    Me ha encantado tu aportación amigo Pepe , un placer siempre es leerte.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  11. Es otra forma de soñar...Lamentablemente el que algunos sueños se cumplan no depende solo de ti y de tu esfuerzo, pero me ha encantado lo del "tonto" que tiraba piedras a la luna...
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Buena reflexión que huele a otoño. La verdad que los sueños vistos como propósitos, o como metas son los que más nos desengañan, son como la utopía que sirve para caminar. Luego están los otros, los que tienen vida propia cuando cerramos los ojos y se parecen a una película hecha solo para nosotros que es muy distinto. Lo importante es lo que nos enseña cada modo de soñar.

    Un beso soñador

    ResponderEliminar
  13. Como tenemos confianza te voy a echar dos broncas:
    1) ¿Copy/paste? Porque no cortapega, en castellano puro.
    2) No dejes de creer en un mundo más justo, parece inviable y tal vez lo sea, pero creo que el camino que lleva se acerca, creo que tenemos un mundo menos injusto que nunca en muchos siglos.
    Los demás sueños, confío que los conseguiréis, los merecéis.
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  14. Hola Pepe, aunque fuera de hora (perdón) he visto tus sueños y la evolución que has ido experimentando en ellos. Me ha gustado tu reflexión. Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Vaya textazo. Sí, señor. Qué decir, que sigas tirándole piedras a la luna, porque, aunque no llegues nunca, se llega muy, muy lejos. Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  16. Tema interesante ,amiguco ,los sueños.
    Te secundo en casi todo lo que sientes,aunque la utopia es como un sello que nos queda adherido como seres humanos que deseamos lo mejor,pero yo reconozco que ,o bien por la edad o bien porque los que mueven los hilos cada dia lo hacen con fibra más férreas ,ya me siento cansada .
    Los sueños de salud y felicidad simpre están ahi ,tanto para los nuestros como para todos en general,sin embargo...cuando el desánimo marca tus pasos,es camino duro y agotador.
    Espero que aunque sean lentos,den algún pequeño fruto en el árbol de nuestra vida
    Besucos

    ResponderEliminar

Dejaron huella de su paso: