Felicitación navideña 2016

Felicitación navideña 2016
Creación de Mónica (Neogéminis)

Seguidores

19 de mayo de 2010

Historias alrededor de una taza de café ¡Este jueves, un relato!

Mas historias alrededor de una taza de café en el blog de GUS

En esta ocasión, Gustavo nos propone como tema, historias alrededor de una taza de café.

Por esta vez, no voy a incorporar nada de mi cosecha a los jueves un relato. Me resulta mucho más enriquecedor aportar el poema que mi joven amigo Fran dedicó a su amigo Sergio. En él se pone de manifiesto cómo en las cosas más sencillas, más cotidianas de la vida, como es una taza humeante de café, está presente la indeleble huella de los que se fueron.
No creo que se pueda decir más, ni más hondamente sentido, con tan pocos elementos. Gracias siempre, Fran.

Bajo la nata flotante circunscrita
al torpe labrado curvo
de esta taza made in china,
reposa líquido, olvidando
el repicar de la cuchara,
tu nombre, tu rostro,
tu palabra,
Sergio.

25 comentarios:

  1. Tienes un regalo en mi blog.
    besos.

    ResponderEliminar
  2. Precioso poema Pepe, aunque no sea tuyo me encantó leerlo. Gracias por compartilo.

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Aun así y con todo, siempre habrá esa capa de nata lìquida por encima, que me haya distraído mi memoria desde mis motivos aun más inmediatos.
    ¡Con qué ansias!
    Mucho menos me resulta entonces significativa, esa procedencia de una taza.
    Aunque importa.

    Muy bonito este poema. Y tu entrada, interesante.

    Tésalo

    ResponderEliminar
  4. hola, ola de mar...
    Jolin...os váis..., no estáis ya por esos lares de live, el formato, es bonito, sip, pero yo no me hago a la idea...
    Nunca se sabe que minúscula situación, palabra, objeto, puede guardar de un modo tan especial la memoria de alguien qué estuvo con nosotros. Y la vida está llena de esos momentos, sólo que a veces no los detectamos como grandes momentos, hasta que es tarde.
    Un beso, dos, del Aire

    ResponderEliminar
  5. Hay detalles que permanecen más que un rostro en nuestra memoria. Aromas que no ubicamos bien pero nos deleitan, sonidos que nos emocionan sin saber el motivo, nombres, sabores, objetos.... y otros de los que nos alejaríamos como si tuviesen la peste!!!

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. En la forma, en el delicado cuerpo de porcelana, dentro... cabe la palabra del amigo con sabroso gusto a café, y esa cucharilla como campana en el corazón. Hermosa forma de tomar café, Pepe.
    Bsitooss.

    ResponderEliminar
  7. Es un precioso poema, Pepe. De las cosas más cotidianas y sencillas surgen imágenes y palabras preciosas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Que bien dicho y con tan pocas plabras. Gracias Pepe por compartirlo.
    Un besito

    ResponderEliminar
  9. que bonito poema, con algo tan sencillo como una taza de café.
    Un abrazo
    Por cierto, soy Tere Nuñez Corregidor, aquí viajera

    ResponderEliminar
  10. Fran homenajeó a su amigo Sergio, y tú homenajeas a ambos publicando el poema.
    Buenos amigos los tres.

    ResponderEliminar
  11. Si,a buen entendedor pocas palabras bastan dicen,para que palabrear mas sobre una ausencia,si esta implicita,en el aire,en los pequeños detalles,..

    Mucha fuerza Pepe,hasta los tuetanos como se dice por aqui.

    salu

    ResponderEliminar
  12. Realmente .tu amigo hizo vida y recuerdo desde algo tan pequeño y sencillo como es una taza de café.Me parece un sentimiento único¡¡
    Y en una taza,y en otros objetos y momentos,se presenta el reuerdo de aquél que se fué.Es increible cómo cada gesto,calle,árbol,olor,mueble.....puede traer a la memoria esa huella sagrada.
    TU amigo sabe sentir¡¡
    Pepe..es precioso¡
    Besucos y gracias siempre¡¡

    P.D.
    Besa a Toñy¡

    ResponderEliminar
  13. Hola Pepe.Sabés? cuándo salió este tema para escribir, pensé en homenajear a una amiga muy querida a quien el café le encataba tomarlo a cualquier hora, y con la cual teníamos conversaciones interminables y maravillosas. Cómo las extraño.... Tú homenaje me la volvió a recordar. Hermosos y sentidos versos.

    ResponderEliminar
  14. Pepe,por favor,puedes decirme si ves mis actualizaciones¡No veo que se actualiza(la última) en ningún blog amigo,ni en el tuyo ,a pesar de que tú hayas comentado ya en ella.
    Lo de blog me pone nerviosa¡¡(Sonrisa)
    Besucos

    ResponderEliminar
  15. Que tendrá la nata en este día, van dos veces leídas y mentadas, tal vez la golosa simetría?

    Un saludo

    ResponderEliminar
  16. lechesss, pepe...
    ¡¡¡nunca habia leid0...perd0n...en las c0sas mas insignificantes estan l0s que se fuer0nn...es0 queria decir¡¡¡¡
    salud0s, pepe.

    ResponderEliminar
  17. Si que me has sorprendido, Pepe, no pensé que colgarías algo de otro para un día así, pero bienvenida sea la participación por añadidura y poema de nuestros ahora también amigos Sergio y Fran.

    Un besito hasta la Córdoba de Séneca.

    ResponderEliminar
  18. El repicar de la cuchara envuelve el pensamiento, cierra el circulo de la amistad con un abrazo de espuma.
    Precioso

    ResponderEliminar
  19. En el fondo, alguna veces en el fondo, están sedimentadas las cosas que más no importan.
    Es tarea nuestra, remover la cuchara y sacarlas a la superficie.

    Todos los días, un café.
    Todos los días, un Fran.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  20. Muy difícil que un pequeño poema nos dé una idea de la situación y nos transmita los sentimientos tan fuertemente (melancolía en este caso). Y este lo ha conseguido porque tiene las palabras y las imágenes justas.

    Mis felicitaciones al autor.
    un saludo

    ResponderEliminar
  21. ¡Hola Pepe!
    Muy Interesante las letras, echas melancólico recuerdo.

    Alrededor de una humeante taza de café, se es capaz de eso…
    ¡De dar vueltas, y vueltas!

    Saludos de J.M. Ojeda.
    P.D. Bue fin de Semana.

    ResponderEliminar
  22. Me suele pasar con la poesía, que me parece que me faltan datos para comprenderla, pero en este caso, no para sentirla. Me ha gustado.

    ResponderEliminar
  23. Gracias Pepe¡¡
    Besucos por todo.

    ResponderEliminar
  24. Tu amigo hizo algo muy bello con esta taza de café, pero sobretodo le rindió un precioso homenaje al amigo que partió. A veces las pequeñas cosas son las que mayores recuerdos nos traen. Besitos dobles.

    ResponderEliminar
  25. Llego tarde, pero me alegro de haber llegado a esta historia,es muy especial, tiene algo,
    es cierto, cuenta tanto sin apenas contar...
    Me encantó.

    un abrazo

    ResponderEliminar

Dejaron huella de su paso: