Felicitación navideña 2016

Felicitación navideña 2016
Creación de Mónica (Neogéminis)

Seguidores

16 de mayo de 2010

Sentimiento rociero

Imagen obtenida de www.rociocordoba.org


El jueves pasado jueves, día 13, la Hermandad del Rocio de Córdoba, mi hermandad, partió de nuevo, un año más, al encuentro con la Pastora de Almonte, a rendirle pleitesía a Nuestra Señora la Virgen del Rocío.
Durante nueve días de camino por campiñas, por pinares, por arenas, se irán acercando en duro peregrinar a la aldea del Rocío, donde les espera la Señora.

De todas las Hermandades que en estos días peregrinan hasta la aldea almonteña, La Hermandad cordobesa tiene el privilegio de hacer el camino más largo  y lo hacen cantando, bailando, rezando, embargados y unidos por un sentimiento común. La devoción y el amor a la Virgen del Rocío. 

Por motivaciones personales, llevo tres años sin acudir a la cita con la Virgen en la madrugada del lunes de Pentecostés, pero no puedo evitar en estos días que el corazón se me vaya peregrinando detrás del Sinpecado cordobés. 

Sirva esta modesta entrada, este poema, como homenaje a mis amigos rocieros, poseedores de una fé, de una forma de religiosidad difícil de explicar para aquel que desde fuera contempla atónito, esta multitudinaria romería hasta el santuario de Nuestra Señora del Rocío, envuelta en cantes y bailes por sevillanas, en fiestas y jaranas, que no dejan vislumbrar la devoción mariana que reina en los corazones de los rocieros.

ROCIEROS CORDOBESES

Hoy comienzan sus noches de camino,
hoy se sientan en torno a las candelas,
hoy comparten el pan, también el vino,
hoy se mezclan sus cantes, mientras velan.

Nueve jornadas de duro caminar pensando,
que cada paso los acerca a la Señora,
nueve días, nueve noches, nueve auroras
y un año entero, que llevan esperando.

Escoltando la carreta del sinpecado,
jinetes ataviados de corto, caballeros,
preciosas amazonas, romeras y romeros.

Peregrinos que marchan con amor renovado,
de Córdoba al Rocío, por ver a la Pastora,
Por postrarse a las plantas de la Blanca Paloma.
Pepe

9 comentarios:

  1. ¡Qué bonita estampa! Madre mía entran ganas de irse una con el carromato a cuestas por esos caminos de sol con la pañoleta, jejeje.
    Un abrazo y gracias por el paseo sin polvo.

    ResponderEliminar
  2. Ya huele a Rocío y cantares.
    En este escrito plasmas esos sentimientos rocieros que llevas dentro...espero que pronto puedas volver a hacer el camino.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Toda una fiesta para compartir y disfrutar. Desde luego que debe ser una experiencia fantástica que me encantaría poder tener, ¿qué importa un poco de polvo ante la riqueza de colores y el encuentro con las personas? :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Una tradición de solera que no he tenido la oportunidad de conocer en primera persona; pero me gustaría.

    Has hecho un bello homenaje a los romeros cordobeses con este poema, Pepe

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Ha transmitido tu sentir de forma emocionante, imagino que serán unos días inolvidables para los romeros después de todo un año esperando y preparando el camino.

    Un abrazo Pepe.

    ResponderEliminar
  6. Pepe:
    Es como si estuvieras con ellos¡
    Según tu prosa y poema,debe de ser una fiesta con una gran intención interior.Además ,acompañada por cantos ,rezos,distancias...
    A veces no entendemos los motivos que lleva el corazón ,pero la fé está por encima de todo¡
    Feliz Rocío¡¡
    Besucos

    ResponderEliminar
  7. Lejos estoy de esta hermosa tradición Admirable la fe que los lleva en esta peregrinación a venerar la Virgen del Rocío.
    Tu poema le hace honor y yo respetuosa contemplo estas imagenes de tan sentida fe.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Precioso tu recuerdo y hermoso el poema, creo que hacer ese camino, debe de ser algo imborrable, sobre todo si se va con esa fe a la Virgen del Rocío. Abrazos dobles.

    ResponderEliminar
  9. No son pocos los sentimientos que se derraman delante de La Señora, sentimientos de amor, de desconsuelo, de alegría, de orgullo rociero.
    Estando delante de ella es cómo....
    no se puede explicar, conforme te vas acercando ya "se te ponen los pelos de punta". Que nadie se piense que es sólo fiesta, además hay mucha, muchísima devoción, muchísima Fe. A mi personalmente ya me queda menos para poder verla, este año no ha podido ser, pero cualquier domingo es bueno para ir. Viva la Virgen del Rocio, viva El Pastorcito Divino y que viva La Madre de Dios.Cómo siempre dos para dos.

    ResponderEliminar

Dejaron huella de su paso: