Felicitación navideña 2016

Felicitación navideña 2016
Creación de Mónica (Neogéminis)

Seguidores

13 de mayo de 2010

Nombres ¡Este jueves, un relato!

Todas las civilizaciones han tenido, tienen y me temo que tendrán, la manía de clasificar, de identificar, de diferenciar a los individuos que las forman. De ahí lo del nombre. Aunque no es un elemento muy diferenciador que digamos. Pongamos por ejemplo el nombre de José. ¿Cuántos Josés existirán en el mundo?. Como este sistema no les funciona, incorporaron los apellidos y, con posterioridad números para cualquier actividad. DNI número tal, socio número cual, empleado número…, y así hasta el infinito. Dichosa manía la de tenernos diferenciados, cuando luego todos los esfuerzos van encaminados a la uniformidad y al aborregamiento.

No hay nada de original en los nombres. Me temo que están todos inventados y su adjudicación obedece a razones tan peregrinas como las ideas políticas de los progenitores, sus gustos musicales, deportivos o cinéfilos, el recuerdo a sus antepasados inmediatos como abuelos o bisabuelos, cuando no son producto de intentar agradar a padrinos o familiares más o menos allegados. Un auténtico disparate.

Yo recibí el nombre de José, creo que en memoria de mi abuelo al que lamentablemente no llegué ni a conocer. Confieso que no me desagrada. Padre de Jesús, con un oficio creativo, laborioso, patriarca de una familia cristiana, bueno en realidad la primera familia cristiana. Pero he de decir que nadie me lo llama. Soy conocido por Pepe y eso me gusta. Menos formal, más coloquial y entrañable, como dice una coplilla, lo de Pepe se pega a los labios. Pero….. siempre hay un pero.

Desde que me enteré que Pepe significa Padre putativo, estoy que trino.

Putativo según el DRAE, significa “Reputado o tenido por padre, NO SIENDOLO.

Por ahí sí que no paso. Estoy dispuesto a hacerme las correspondientes pruebas de ADN, que certifiquen que los cuatro, repito, cuatro hijos que he criado, educado, mimado, reñido, por los que me he desvivido, fruto de mi matrimonio, son míos no solamente por haberles procurado todas estas cosas, sino por haberlos engendrado. ¡Faltaría más!.

Y encima, por si esto no fuera suficiente, la abreviatura de Pater Putatibus es PP, que coincide con las siglas de un partido político con el que no me une ninguna afinidad.

Así que, si quiero seguir siendo Pepe, como hasta ahora, tendré que hacerme un lavado de cerebro para no tener en cuenta estas lamentables implicaciones.

Más relatos en el blog de GUS

17 comentarios:

  1. No tienen la más mínima importancia, Pepe :) Si no llegas a decirlo, yo ni me acordaba de que ese nombre tuviera relacionado ese significado. Te aseguro que cuando yo digo Pepe lo último que se me ocurre es acordarme del que dicen que fue el padre de Jesús, y menos aún del partido político.

    De modo que puedes seguir llamándote Pepe sin ningún complejo :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Muy gracioso lo que planteas, porque estoy seguro, por todo lo que nos has contado de tu familia y en especial de tu matrimonio, que esos cuatro "retoños" te pertenecen absolutamente.
    Para mi eres Pepe, y a partir de ahí alguien cercano, un amigo, que me permite el apodo y la confianza correspondiente.
    un abrazote.

    ResponderEliminar
  3. Pues para ser un nombre habitual está cargado de significados, aunque dos de ellas sean de vinculación religiosa y política.
    El mío también va de leyenda cristiana y de toreros, es decir, ninguna consonancia conmigo!!!

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Jajajaja, que bueno!!!, lo que da de sí nuestro nombre, porque yo tabién me llamo José, con el María delante, pero claro, a mi no me llaman Pepe si no Pepa, jajajaja, muy simpático, no hay mejor humor que el reírse de uno mismo, gracioso el texto de verdad, has cohincidido en el estilo con el de César que también me ha arrancado una sonora carcajada, felicidades, hacer reír no es nada fácil, miles de besossssss.

    ResponderEliminar
  5. Pues si tu no lo explicas, me quedo sin saberlo jajaja

    Algo parecido me ha pasado a mi con el mío; pero yo no lo voy a contar. No ahora que me he acostumbrado a llevarlo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Ya sabia lo de pater putativus, de donde viene el nombre de Pepe.Pero todo es como te lo tomes, nosotros lo tomamos a güasa, mi pareja y yo, ambos somos padres putativos de los hijos anteriores con lo cual nos reimos mucho comentado lo de putearlos cada que les toca regaño, aqui esas palabrejas ya son parte del dia a dia, y lo del Adn bueno, nadie puede decir que por llamarte Pepe no sean tus hijos, pero ya sabes, muchos hijos no solo lo son geneticamente, sino tambien desde el corazon, que al final es el que cuenta....
    Presume de Pepe
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. !Pepe! nombre simpático, no remuevas ADN ni putativos, tu tranquilo, Pepe. No te compliques, déjalo que si vamos a la semántica dichosa no se salva ni el hijo que hiciste, !perdón! hizo, el carpintero a una dicha virgen.Ayyy la fragancia de virutas, sillas y mesas, bonito trabajo, lo de menos es el nombre del carpintero.
    Mi nombre, por ejemplo, Natalí, natalis de nacimiento, pos qué bien no suena mal o me aguanto.
    Bsitooos primaverales pero lloviendo granizo.

    ResponderEliminar
  8. Pepe, ciertamente significa lo que tú dices. Pero eso no debe importarte, eso sería en el caso de José, el padre de Jesucristo, no en tu caso, por supuesto que nadie va a negar que seas padre de tus hijos, faltaría más y nada que ver con el "PP" esos son los "marianos", porque en vez de llevar ese tipo de calzoncillos, que usaban nuestros mayores, sobre todo en Castilla, por el frío, tienen por lider a "marianico, el corto" y no el de los chistes, que me encanta, para eso vivo en Aragón. Tanto criticar en la oposición, que arrime el hombro y salgamos de esta crisis de una "puñetera vez". Besicos desde Zaragoza, Mary Paz.

    ResponderEliminar
  9. Pe Pe Pero que me estas contando???
    Algun dia te contare en secreto..uno de mis apellidos..proviene..de nobles caballeros..
    bueno...chssssss!!
    Apellido castellano que tuvo un muy antiguo solar en el lugar de Santa Marina de Valdesolas (León), del que descendió el caballero hijodalgo Sebastián Valiente, que probó su hidalguía ante la Real Chancillería de Valladolid, en 1554; otra antigua casa hubo en Almarza de Cameros, y de él fueron: José, Juan-Francisco, Matías, Pedro, Ramón y Vicente Valiente. Todos ellos presentaron prueba de hidalguía ante la Real Chancillería de Valladolid en 1833; otra casa hubo en la villa de Montenegro (de Cameros), en la actual provincia de Soria, de la que fueron Diego y Matías Valiente, los cuales presentaron prueba de hidalguía ante la Real Chancillería de Valladolid en 1807; otras casas del apellido hubo en las provincias de Cuenca y Ciudad Real, algunas de cuyas ramas pasaron al antiguo Reino de Valencia.

    jejejejejejejejejejje Un besoooooo!!!
    Gracias por todo tu cariño Pepe!!

    ResponderEliminar
  10. Ahí está Pepe,simpático al cien por cien¡
    Anda que no me he sonreido¡
    Los nombres,así van,por este u otro motivo,pero cada Pepe,es único,de acuerdo?
    José..el padre de Jesús,casi nada¡Bueno,yo en este caso soy Gloria,casi nada también¡(sonrisa)
    Pero,ná ,de eso y de algunos dichos,caso omiso.
    Padre putativo... serán gamberros¡¡
    De todas manerasyo tengo un cuñado que dice que todo lo que se cria en casa es de uni,asi que ..ríete también tú un poco.
    En serio,Pepe,que hay tanto que decoir de los nombres que sería para hacer un buen lbro(no sé si aburrido)pero si es tu caso,estariamos con los dientes "profiden" hasta el final.
    Me gusta que de vez en cuando alguien(ya que yo soy "mu seria")escriba para sacar una sonrisa a los demás.Gracias¡¡
    Besucos

    ResponderEliminar
  11. Pues decirte que es la primera noticia en cuanto al significado de Pepe, pero ahora cuando lo piense... je, pues eso jajaja

    un abrazo
    Misk

    ResponderEliminar
  12. Consuélate pensando cuánta gente desconoce el significado de Pepe, que hasta tú has tardado años en descubrirlo.Y los hijos son más hijos por los años que llevamos con ellos, y por todas las cosas que tan acertadamente resumes, que por el momento, que a veces ni puedes concretar cuál fue, qué día a qué hora, en que fueron engendrados.

    ResponderEliminar
  13. Ingeniosa y amena disquisición sobre los nombres en general y el tuyo en particular.
    Lo que cuentas me reafirma en la opinión de que deberíamos llevar un número, nos evitaríamos gran parte de los innumerables problemas e inconvenientes que ocasionan los nombres.

    ResponderEliminar
  14. O sea, que va a resultar que llamarse Pepe es casi un insulto!! Me ha encantado tu relato pero cuando dices que ya está todo inventado en cuanto a los nombres...en el blog de Natalí veras unos cuantos recursos ajjaajaja
    Un beso

    ResponderEliminar
  15. pepeee
    pepeee
    a parte de enseñarme alg0, de d0nde vine es0 de pepe
    j0derseeeee
    algun0s estais
    simplente
    GENIALS ESTE JUEVESSSSS
    deberee de ..n0 se...
    ah, sí, d decir0s, que sigaias agradand0n0s c0n vuestras palabrasssssss
    de verdad, 0s estais saliend00000
    gracias y medi0 bes0 y medi0 salud0

    ResponderEliminar
  16. Bueno ahora ya no sé si llamarte Pepe o José...pero voy a permitirme el lujo de elegir, jajaj y te llamaré Pepe.
    Pues eso, que no tienes que hacerte las pruebas de paternidad porque al leerte se puede apreciar el inmenso amor que hay en tu familia, así que dejamos los pinchacitos de las pruebas y a vivir que son dos días.
    Mi nombre es menos normal, y me encanta...Inmaculada.
    Bueno Pepe que aquí estamos para pasarlo bien y eso has conseguido.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Hola Pepe.

    Para mí, el nombre de Pepe me resulta familiar y para nada lo relaciono con todo eso que cuentas. Y es lo normal en una tierra donde estamos rodeados de "Pepes y Pepitas". Te aclaro que te escribo desde Valencia, y ya con eso, poco puedo añadir.

    Me ha entretenido tu forma de narrar todo lo relativo a tu nombre. Muy ocurrente.

    Saludos.

    Maat

    ResponderEliminar

Dejaron huella de su paso: