Felicitación navideña 2016

Felicitación navideña 2016
Creación de Mónica (Neogéminis)

Seguidores

5 de diciembre de 2010

No pudo ser

No pudo ser. En los primeros momentos del pasado uno de Diciembre, tras una lucha titánica que duraba ya un mes, en coma profundo desde que ingresó en el hospital como consecuencia de una grave insuficiencia cardiorespiratoria, el corazón de mi hermano dejó de latir.

Padre amantísimo y esposo enamorado, creo que no hubiera querido gravar la existencia de los seres que más quería con el cuidado de su persona en un estado vegetativo. No era la primera vez que libraba esta batalla. Ya en dos ocasiones más había tenido que superar crisis similares, pero esta vez, su gastado corazón, rendido, agotado hasta la extenuación, definitivamente se paró.

Puede parecer un tópico, un recurso con el que combatir nuestra indefensión ante la muerte, la idea de que las personas que queremos nunca mueren. Quiero creer que no es nada de esto, que mientras su recuerdo habite en nuestros corazones, su presencia entre nosotros está asegurada, como un hálito, un viento suave que nos trae el eco de su voz y de su risa.

He tenido el privilegio de ser su hermano, el de quererlo y sentirme querido por él, el de compartir su vida.
Lo he visto nacer, crecer, formar una familia.  No puedo renunciar a todo esto porque se haya ido. No puedo renunciar a él. Va a estar siempre en mi corazón, formando parte de mi vida.

Ando vacío, desconsolado y triste estos días. Me he resistido a escribir esta entrada, a contaros mi dolor, pero este es mi rincón, en él siempre, atendiendo al título del blog, he desgranado mis momentos. Los buenos y, como en esta ocasión, aquellos que nunca hubiera querido vivir.

14 comentarios:

  1. Un abrazo muy muy fuerte, Pepe.
    Marta

    ResponderEliminar
  2. Pepe, lo siento de verdad, ha de ser muy duro.

    Un petó

    ResponderEliminar
  3. Querido Pepe, el duelo es un tiempo que necesariamente todos hemos de `pasar cuando se nos vá un ser querido.
    Mi madre falleció el dia 4 de julio cogida de mi mano, después de que yo deseara que se fuera. Prefeía que se fuera a verla sufrir.
    Ese pensamiento, el de que ya no sufría y estaba plácidamente tranquila, me ha servido de mucho consuelo. Porque pienso que es verdad.

    Pero todo lo que te diga, de poco te servirá ahora.
    Es un dolor tan hondo, un vacío tan grande que solo el tiempo logra curar.

    De todas formas, dices muy bien.
    Mientras él esté vivo en vuestros corazones, estará en vuestro recuerdo...estará.
    Siento mucho tu dolor.
    Solo puedo decirte que en mi tienes una amiga, para lo que quieras.
    Un besito, querido amigo.

    ResponderEliminar
  4. Querido Pepe, ansiamos sacar fuera este dolor intenso, esta sensación de vacio, de absurdo, lleno de dudas, abatido. No es mala cosa compartirlo, es como necesario. Estamos contigo, que para estar en estos momentos, también existen los blogs de los amigos y amigas.
    Amigo Pepe, lo lamento sinceramente, no tengo palabras, así que me atrevo a poner las tuyas que me parecen sublimes:

    "mientras su recuerdo habite en nuestros corazones, su presencia entre nosotros está asegurada, como un hálito, un viento suave que nos trae el eco de su voz y de su risa"

    No añado más, ya sabes donde me tienes, un besito muy cariñoso.

    ResponderEliminar
  5. Querido Pepe,

    Cada vez que veo una mariposa, recuerdo aquello que nos contastes...

    Espero que lo que sientes ahora se transforme pronto(como las mariposas) en sosiego y paz vuelvas a tu alegría entre los tuyos,todos,los que estan siempre,y los que siempre estarán.

    Un fuerte abrazo sincero

    ResponderEliminar
  6. simplemente quiero dejarte aqui un beso...simplemente eso y tanto como eso, pepe.

    ResponderEliminar
  7. Lo siento muchísimo Pepe, pero como te ha comentado LUNA todo lo que te digamos poco te puede ayudar. Hay que pasar el duelo y después nos queda el grato recuerdo. Porque, como bien dices, siempre estará a tu lado, en tu corazón.
    Muchas veces se dice eso de "ya que descansado" y es cierto Pepe. Ahora que mi madre está muy enferma me doy cuenta del significado de esas palabras tan odiadas por mi en muchas ocaciones, ahora las entiendo, ahora sé el significado.
    No quiero que sufra más, pero no puedo evitarlo, me siento impotente.
    Venga Pepe, ánimo y un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  8. No le duele a quien se va...sino quien queda atrás recordandolo....un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Es bueno y sano compartir el dolor, por lo menos nos permite el consuelo de dejar aflorar los pensamientos que surgen al evocar a quienes amamos y ya no están con nosotros...pero si el amor es verdadero, ellos siempre continuarán viviendo en nuestro rincón más íntimo, ese donde el tiempo compartido con ellos se transforma en verdadera fuente de impulso y renovación.
    Un muy emotivo post al que agradezco te hayas permitido compartir.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Querido Pepe, estos lugarcitos tejidos de palabras y sentimientos, tienen precisamente el cometido de dejarnos llevar y permitirnos expresar nuestras emociones, en este caso, un momento de pérdida y angustia. Aquí estamos para acompañar, para lanzar el beso de consuelo desde el lugar en el que estemos.
    Un gran abrazo, y no mucho más que decir, solo que como bien dices, tenemos el don de hacer perdurables a quienes queremos en tanto los llevemos en el corazón.
    Cariños:
    Gaby*

    ResponderEliminar
  11. Amigo Pepe: puedo pasar despacito y dejarles un abrazo y un beso? Hace días que pienso en pasar por tu blog, pero como en la vida real vamos dejando para otro momento la visita. Pues bien, llegó el momento de entrar y enterarme lo que estás pasando... y nada, estamos para esto: para darnos un apretón de manos a distancia y no sentirnos tan solos.

    ResponderEliminar
  12. Pepe.....
    Siento lo ocurrido co toda mi alma.
    Sé que eres una persona a la que su hermano,además de los que te rodean,habrá querido mucho,mucho.
    Quédate con eso y con el orgullo de habele tenido a él como hermano.
    Creemos que mejor así sin sufrir o hacer sufrir a los suyos,creemos que hay un lugar mejor,pero el dolor te arranca el corazón.
    Amiguco,tienes todo le derecho del mundo a estar triste y a escribirlo,a llorar a expandirlo.Y con tus amigos de este camino de blog no solo se comparten las risas,si no también las penas,si no sería muy pobre la llamada amistad.
    Besucos de duelo compartido.

    ResponderEliminar
  13. Amigo Pepe, lo siento mucho. Pienso que es bueno compartir el dolor, yo lo hice cuando mi hermana, en otras perdidas muy dolorosas, no tenía blog, pero cuando ella partió, sí. Creo que cuando sacamos nuestro dolor, éste se hace algo más liviano. No es un tópico, es la realidad, mientras ellos viven en nuestra memoria, en cierta forma siguen a nuestro lado. Hace años que perdí a mis padres y tía, pero sé que de alguna forma están a mi lado, y es que no hay día que no les nombre, o que alguna cosa me los recuerde. El dolor solo lo calma el tiempo. Te dejo mi abrazo y ya sabes donde estamos los amigos.

    ResponderEliminar
  14. Lamento mucho leer esa noticia. Por supuesto que debes estar triste, como no estarlo?
    Mientras uds lo recuerden el seguirá existiendo como bien decís. Y que mejor que recordarlo sano y feliz, recordarlo con una sonrisa.
    No hay mucho mas para decir. Espero que pronto encuentres el consuelo y la paz que te permitan recordarlo asi.
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar

Dejaron huella de su paso: