Felicitación navideña 2016

Felicitación navideña 2016
Creación de Mónica (Neogéminis)

Seguidores

29 de junio de 2011

Armas de seducción, la ilógica semántica y el cambalache político


La ciudad elegida como capital cultural para el 2016, ha sido San Sebastián. No han sido pocas las voces que se han alzado incrédulas, sorprendidas, decepcionadas contra esta designación. Siempre que se concursa, se corre el riesgo de perder, pues sólo puede existir un ganador. ¿Por qué entonces la sorpresa?.  Tal vez porque otros nombres sonaban con mucha más fuerza en todas las quinielas.

Algunas voces han sido especialmente críticas con la elección. Rosa Aguilar Ministra de Medio Ambiente y ex alcaldesa de mi ciudad ha dicho: Es un magnífico error. Esa frase choca frontalmente con la lógica semántica. O estamos ante un magnífico acierto o ante un lamentable error. Si descartamos que se trate de un lapsus linguae, persona inteligente como es, debemos suponer intencionalidad manifiesta en este juego de palabras.

Si catalogamos de magnífico un error, nos vienen preguntas acerca de esa magnificencia. ¿Para quién es magnífico?, ¿Porqué es magnífico? ¿En contra de quién es magnífico?, y más grave aún, pensando en la intencionalidad del error, la más seria de las preguntas: ¿A cambio de qué se comete? .

El jurado que elige la ciudad candidata para la capitalidad cultural, está formado por 13 miembros de los cuales  seis nada menos, son elegidos por el Gobierno de la nación de las ciudades candidatas. Esto le confiere a ese grupo de seis un peso específico más que considerable. En este marco, si una de las ministras de ese Gobierno habla de magnífico error, si el propio presidente del jurado seleccionador da argumentos tan peregrinos como que en la elección de San Sebastián ha pesado el esfuerzo en pro de la paz social en Euskadi, si algunos representantes políticos hablan de intercambio de favores hacia un gobierno débil necesitado de apoyos, algo que yo calificaría como mercadeo, chamarileo, cambalache político, están dando argumentos a los que piensan que las razones han sido fundamentalmente políticas. De ser así, flaco favor para una magnífica idea que pretende resaltar y destacar la diversidad de culturas en la vieja Europa.

Yo quiero pensar que ha sido una decisión justa, valorando y sopesando todas las opciones. Tengo entendido que San Sebastián está a la cabeza de las ciudades europeas en cuanto a calidad de vida, a creación, a inquietud cultural. La Bella Easo no necesita por tanto, otras “armas” de seducción distintas de su propia valía como ciudad. Temo, eso sí, la utilización partidista que se pueda hacer de esta designación por parte de aquellos que ahora rigen los destinos de esa hermosa ciudad, los mismos que se niegan sistemáticamente a condenar abiertamente el terrorismo de esos que tienen secuestrada a parte de la propia sociedad vasca por la fuerza de otras armas de seducción.

Si por el contrario esas consideraciones de favorecer un proceso de paz han primado, si  esa paz social es considerada valor cultural de primer orden, recordarle a los que han optado por San Sebastián que algunas de las ciudades aspirantes llevan la friolera de tres milenios , con algunos altibajos, siendo ejemplo de tolerancia, concordia, convivencia, paz. Pueblos como turdetanos, tartesos, romanos, visigodos, árabes, judíos  y cristianos han vivido y con-vivido en su solar.  Algún mérito han debido hacer  (y siguen haciendo) en ese sentido, para ser tenidas en cuenta. 

A los donostiarras, aunque no puedo evitar la tristeza porque mi ciudad no ha sido la elegida, alejando de mí la más ligera sombra de duda, mi más sincera felicitación y el deseo de que esta oportunidad que se les brinda,  sirva para favorecer el entendimiento y la paz.                

13 comentarios:

  1. Bonitas palabras pero yo no sería tan ingenuo de achacar al acervo cultural de La bella Easo la responsabilidad de la elección.
    Todo tenemos ojos para leer las declaraciones de los distintos integrantes y responsables del evento y todos tenemos neuronas para sacar conclusiones, ¿o no?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Como señor cordobés que eres no has querido entrar en el fondo de lo que seguro hay, aunque nosotros no lo sabremos nunca, imagino que los historiadores del futuro daran con la clave.
    Para mí, y esto es mi opinion personal, bos van vendido por unas monedas, mejor dicho votos.
    Magnifica tu entrada y esta vez la palabra es aplicada con todas su consecuencias.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. yo quiero inciir en algo que he escuchado esta mañana en el trabajo y en la radio. venía a decir que qué demonios van a hcer los de bildu o como se escriba con esta capitalidad cultural...jjaj..lo decía una política, la cual, además, incidía en el hecho de que los jueces no han acertado..perdón, creo recordar que su idea era que la culpa la había tenido el gobierno...es decir...una decisión tomada por uno de los poderes independientes de una democracia pretendía ser anulado por la tal política...si la justicia ha dicho que bildu es legal..no hay nada más que decir...la justicia es independiente de la política...o así debiera de ser..
    y en cuanto a que haya caído en san sebastián, pues bien...
    medio beso, pepe.

    ResponderEliminar
  4. "EL entendimiento y la paz"
    Los buenos deseos compiten con la rabia de muchos y la "primera" victoria de otros.
    Bien merece esa bella ciudad todo lo bueno que se presagia y por tantos ciudadanos de bien, he de felicitarles.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Vaya, pues me equivoqué, y bien. Yo la había puesto la última en la lista, y mira...

    Lo siento muchísimo por Córdoba, se la merecía mucho más que San Sebastián, por mucho que se lo hayan trabajado los donostiarras.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Lamento que tu querida Córdoba se haya quedado con las manos vacías.
    Prefiero pensar como vos, que San Sebastián tendrá su mérito para haber resultado la elegida, aunque lo de "magnífico error" suena muy sugestivo ... .
    Me alegro un poquito por el país vasco (te aclaro que la mía es una opinión muy superficial porque no conozco las ciudades ni la situación en profundidad) básicamente porque le tengo cierto afecto a la región. Una parte de mi familia vino de alli a "hacer la América", asi que tengo una pequeña conexión con el lugar.
    Espero que todo sea para bien.
    Te mando un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  7. Pepe sólo hay que leer un poco y ver la cultura y pasado de San Sebastian y compararlo, si es que es posible, con el de Córdoba. NO hay color, estas cosas sólo pasan en España, y encima dicen que es posible que se calmen las aguas y se pacifique un poco esa tierra. Sencillamente son unos sinverguenzas. Cómo siempre dos para dos.

    ResponderEliminar
  8. Me sosprendió y el mismo sentir lo he observado en muchos ciudadados a los que pregunté.
    La elegida la tenía la última de entre las candidatas.
    Hay que mirar la trayectoria cultural de Córdoba y compararla con la de San Sebastián....Pepe, hay un abismo, nada comparable.
    No puedo entenderlo de verdad, me suena a mucho tongo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Es lamentable entrar en comparaciones entre ciudades, así lo creo. Nada se gana con ello, tal vez enfrentamientos que benefician a quienes sabemos.
    Pero este nombramiento trampantojo lo veo montaje teatral de cara a una concreta galería con intereses más políticos que culturales.
    Conste, que cultura puede serlo todo, el comer, las tradiciones, los proyectos, las ilusiones, el paisaje, et...mala cosa las comparaciones.

    El peso de Córdoba milenaria es indiscutible, lo dije y lo siento de veras. Ahora me causa enojo esas sobradas palabrejas: "magnifico error", estamos ante una solemne dislexia de estulticia supina !dioses!
    Amigo Pepe, me gustaría pensar como tú, que ha sido una justa decisión, pero no soy tan elegante y comedida, le veo los tres pies al gato. Dejémoslo, felicitaciones Donosti, bella ciudad con su cultura ¿cual no la tiene? Con sus flamantes proyectos, su energia, su...
    Repito amigo, a Córdoba no le hacen falta títulos, quien no lo sepa peor, tendrá que esmerarse en conocerla para su provecho. Felicitaciones, Córdoba y cordobeses, cordobesas, con o sin nombramientos. !Salve! Corduba.

    ResponderEliminar
  10. Gracias a todos por vuestros comentarios. Se me hace que el sueño de la capitalidad cultural es como el jinete de Federico García Lorca, vé Córdoba a la vista, pero sabe que nunca llegará a ella.

    Córdoba.
    Lejana y sola.

    Jaca negra, luna grande,
    y aceitunas en mi alforja.
    Aunque sepa los caminos
    yo nunca llegaré a Córdoba.

    Por el llano, por el viento,
    jaca negra, luna roja.
    La muerte me está mirando
    desde las torres de Córdoba.

    ¡Ay que camino tan largo!
    ¡Ay mi jaca valerosa!
    ¡Ay que la muerte me espera,
    antes de llegar a Córdoba!

    Córdoba.
    Lejana y sola.

    ResponderEliminar
  11. NOOOOO, Pepe, ni lejana ni sola.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  12. Hola amiguco!
    Mis ausencias (debidas al mal estado del ordenador )me hacen llevar lentitud en los comentarios y otras cosas para mí importantes.Disculpa ,de acuerdo?

    Con respecto a tu entrada:si todo fuera blanco,limpio y sin enemistades,la frase está fuera de lugar.
    S.Sebastián es una bellísima ciudad-siempre lo fué-y en todos los sentidos.
    Porqué cuestionar su "premio"?
    Pepe,algo hay más allá de esa limpieza de la que te hablaba.
    Creo que el pueblo está indignado por esos pistoleros que ahora mandan sonrientes .
    Imagino sea la causa.Aunque sea una elección legítima.
    Besucos y otro a Toñy

    ResponderEliminar
  13. Por primera vez entro en tu blog, y me quedo viéndolo, con tu permiso.

    ResponderEliminar

Dejaron huella de su paso: