Felicitación navideña 2016

Felicitación navideña 2016
Creación de Mónica (Neogéminis)

Seguidores

8 de junio de 2011

Una convocatoria literaria:Este jueves un relato: jueves de any: ".este jueves los pies son los protagonistas ".


Es un hombre normal. Su vida es abundante en tonos grises. No tiene madera de héroe ni villano. Nunca ha destacado en nada. Anodino, diluido en la masa, una gota en mitad del Océano
                                             
La belleza o la fealdad, en cualquiera de sus manifestaciones, carecen de la capacidad de excitar su ánimo más allá de una ligera complacencia o repugnancia, de un moderado nivel de bienestar o malestar.

Tan sólo la Naturaleza es capaz de hacerlo sentir, vibrar, emocionarse, amar. Por eso adora sus pies. Ellos lo sacan de la monotonía, de la mediocridad. Ellos son los responsables de aportar un poco de color a su monocromática existencia.

Lo acercan a esa Naturaleza que ama. Pateando senderos, coronando cumbres, bajando barrancos, descubriendo paisajes, transportado por sus pies, es feliz, palpa la libertad, ensancha su corazón, consigue por instantes, desterrar el gris que lo difumina y adocena.

Mas microrelatos sobre pies en el blog de GUS
  




                                                                               

21 comentarios:

  1. Los pies le dan alas, lo transportan, le hacen soñar y ver, callados instrumentos, soportes anatómicos, los pies amigos convierten su vida en una estimulante andadura.

    Pepe, este relato rinde homenaje justo a nuestros medios de transporte natural, se lo merecen. Besito.

    ResponderEliminar
  2. Porque sabe que debe amarla y cuidarla ya que es el lugar donde regresará cuando su vida física se acabe.
    Una belleza Pepe.

    ResponderEliminar
  3. Unos pies que te sacan de la rutina, transportando tu cuerpo a esos lugares que llenan tu vida de color, tu vida, mi vida, nuestra vida. Compañeros infantigables. Correr, saltar, bailar...
    Un abrazo Pepe
    (Soy San no puedo entrar , me paso a anónimo)

    ResponderEliminar
  4. Andar, una cosa que parece insignificante, por lo cotidiano...
    Quizás la vida moderna nos esté llevando a olvidar esa gran aventura de andar, de pasear, de correr, de traspasar el horizonte... La imágen que sugieres es bellísima...
    Un besito

    ResponderEliminar
  5. que lindo andar, algo cotidiano, lleno de luchas internas... me encantó, besos!

    ResponderEliminar
  6. Los pies andando: sinónimo de vitalidad, avance y esperanza.
    Buen texto.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Los pies nos hacen disfrutar tanto! correr, saltar, bailar, incluso calentarlos frente a una chimenea en un día helado, todo eso que parece rutinario y común es estupendo.
    Los pies te llevan donde vos quieras, en este caso hacia la naturaleza que hace sentir vivo al protagonista.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. A mi me trajo hasta aquí el jueves, no los pies, y siento que tus letras me impulsan a comenzar el día con el pie derecho, con ánimo, con las alas que me da la posibilidad de utilizarlos para hacer tántas cosas!!!
    Un relato que entusiasma, un muy buen relato pues.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Hola, ola de mar...
    Y hay quién tiene los pies en su imaginación..Pero no es lo mismo. Tu relato me ha invitado a pisar la hierba y la arena de la playa.
    No debería tardar en hacerlo, antes de que sean tan grises que no puedan sentirlas
    Un beso Pepe
    Del Aire....

    ResponderEliminar
  10. Los pies nos transportan a lugares recónditos. Es una parte muy importante de nuestro cuerpo, cuando están agotados, no servimos para nada.
    Bonito relato

    ResponderEliminar
  11. EL color gris de esa criatura no está pintado porque sí.Seguro que detrás de todo ,hay una gran ecuación vital.
    Pero..sabe descubrir el Universo con la desnudez de sus pies,que van caminando hacia el esplendor más infinito.
    Buena metáfora.
    Besucos amiguco

    *También a tí te digo que tengo problemas con el ordenador y deben de ser serios,porque se me bloquea casi todo cuando entro en el blog y configuro o escribo.NO escucho siempre la música,tarda en conectarse.Ayyyy!Y yo así.
    Deberé llevarlo a recuperación!!!

    ResponderEliminar
  12. Es un recorrido por los sentimientos tu relato, la naturaleza es la savia que nos alimenta desde los pasos.
    Los pies, hilo para poner colores donde el gris vive.
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Me ha gustado mucho. Francamente.


    Tésalo

    ResponderEliminar
  14. que hermoso lo que has relatado...los pies palpan la naturaleza la libertad que nos hace sentirnos libres.

    ResponderEliminar
  15. Das en el clavo, los piés mueven un ser humano. Eso le da una mayor vida, personalidad, interés. Ésta tarde he estado en una charla que dio Perico Delgado, el ciclista, y me recuerda lo que dices. Él perdió aventuras en su adolescencia y juentud por el ciclismo, pero ganó ese recorrer, primero España, luego el mundo usando sus pies sobre pedales.
    Los piés nos permiten desplazarnos, alcanzar nuevos mundos, es su mérito.
    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  16. Hola, Pepe.

    La lectura de tu relato me ha hecho reflexionar en el poco tiempo que dedicamos simplemente a eso, a pasear. A disfrutar de lo que tenemos a nuestro lado. A llenar de colores nuestra existencia. Y están ahí,a tan solo un paso.

    Me ha encantado leerte.

    Un abrazo.

    Maat

    ResponderEliminar
  17. imagina esta imagen,( y no pido perdón por la repetició), pepe: un tipo humano que estña con los pies enterrados en la tierra y que desde ya y a su alredededor y por las piernas, com ienza a crecerle las yerbas, sus pies son raíces...así me has hecho ver a tu anodino humano...como un tipo unido al mundo indefectiblemente por los pies, los cuales son un cordónu umbilical que no sólo le comunican con el mundo, si no que también lo alimentan...
    medio beso, pepe...

    ResponderEliminar
  18. Nuestro medio de locomoción natural!
    Los demás dependen del progreso, de nuestros recursos: tener auto, dinero para ponerle nafta, que tan lejos no puede llevar? muy lejos.
    Pero nuestros pies no necesitan de nada de eso, son capaces de llevarnos y de migrar (muchas generaciones mediante) como ya lo han hecho.
    Beso grande Pepe

    ResponderEliminar
  19. Me gusta tu homenaje a los pies, yo también los tengo en alta estima, ellos me transportan de un lado a otro, y los siento felices cuando pisan desnudos la arena de la playa.
    Después de dos semanas desaparecida en combate, me incorporo poco a poco en la casa de mis compañeros blogueros.
    Buen domingo y besitos dobles.

    ResponderEliminar
  20. Buenazo Pepe.Ellos nos sacan de la troya de la vida para salir a dar un repingo por ahi a ver que tal!!
    No sea cosa que nos perdamos una metamorfosis escondida debajo de una hoja en el bosque,no?.

    saludazos

    ResponderEliminar
  21. Hubo un tiempo en que me avergonzaba de la antomia de mis pies, lo justifico ahora solamente porque en ese tiempo rondaba en mi la vanidad de la juventud, no los mostraba porque no queria ser criticada, pero hubo un dia en que vi a un hombre arrastrarse y tener sus manos llenas de callos, alli me nacio la conciencia y me dije los tengo, me sirven, me han llevado por muchos caminos, la mayoria lindos, y los descubri y los ame y los mostre y hoy los amo!
    un beso extensivo a Toñi
    Anny

    ResponderEliminar

Dejaron huella de su paso: