Felicitación navideña 2016

Felicitación navideña 2016
Creación de Mónica (Neogéminis)

Seguidores

15 de junio de 2011

Una convocatoria literaria: Este jueves un relato: "Una foto sin palabras".

Forzado, encorsetado por las dichosas 150 palabras, agradecido porque esa limitación activa mi pobre capacidad de síntesis, aquí os dejo mi relato.



En la retina, evocadoras imágenes de los caminos recorridos. Naturaleza agreste o placentera, bosques infinitos, tierras de labor o ganaderas. Románicas iglesias, puentes de piedra, minúsculas aldeas donde el tiempo se ha detenido preservando inalterables sus ancestrales formas de vida, sus casas de piedra, sus ermitas, sus hórreos, sus pequeños cementerios.

En los oídos, la música del viento, del arroyo, del canto de los pájaros, de las gotas de lluvia.

En el cuerpo, el cansancio de un duro caminar.

En el alma, la conciencia de mi pequeñez, la serenidad gozosa que proporciona el sentirme parte de esa Naturaleza, el inmenso agradecimiento a las personas que hicieron más enriquecedora la andadura.

Delante, en el horizonte, minúscula mancha grisácea sobre fondo verde, un pueblo. Paréntesis en el camino a Santiago, descanso para mis doloridos pies, oportunidad de mitigar con sus gentes, por unas horas, la necesaria soledad del peregrino.

Más interpretaciones distintas sobre la misma foto en el blog de GUS 

17 comentarios:

  1. De tu mano, de la mano de tus letras, andamos este bello paisaje con exquisita compañía. Tus palabras lo hacen mucho más bonito aun.
    Un beso, y buen jueves.
    Qué madrugador!!! ajajaja

    ResponderEliminar
  2. Variados paisajes que están a disposición de quien quiera descubrirlos, como bien dices, sintiéndose pequeño, parte de esa naturaleza.
    Tal vez no hay nada mejor que descubrir un paisaje (algo así escuché decir al naturalista Joaquín Araujo).
    Buen jueves, un abrazo amigo

    ResponderEliminar
  3. Hola, ola de mar...
    Diría que te fundiste con el entorno, que lo hiciste parte de tu mundo, que en él descansaste y el descansó contigo.
    Precioso texto Pepe.
    Un beso, te deja, el Aire

    ResponderEliminar
  4. Así debe vivirse y sentirse ese camino del peregrino. Preciosas palabras Pepe.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Para nada encorcetado!...150 palabras estupendamente enlazadas en una postal bellísima!
    Abrazos bien verdes!jejejeje

    ResponderEliminar
  6. Se hace camino al andar, y los ojos hacen camino, y pos pies, y el corazón. Pepe, para hacer camino el de Santiago es inolvidable paso a paso. Besitos.

    ResponderEliminar
  7. Ohhh el camino de Santiago! Algún día tendré que hacerlo, tengo amigos que han estado alli y me han hablado maravillas.
    Afortunado Pepe que has transitado esa experiencia, con los pies doloridos pero con el alma contenta.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Hubieron sido previamente dados pasos previos... pasos de una índole moral. Haber recorrido ese Camino fue un opción en mí. Elegí no iniciarlo. yo me encontraba en la ciudad de Burgos, la pasada primavera.

    Tésalo

    ResponderEliminar
  9. Que mas pedirle a la vida que salud para sostener esta osamenta y lograr encaminarla por esos senderos de misterios insospechados.

    A seguir haciendo camino al andar entonces

    saludos

    ResponderEliminar
  10. Cuando uno camina por el campo y te vas adentrando en la naturaleza, sentimientos de diferente índole se meten en tu cabeza pugnando por salir y quedar libre de los acortesamientos de la vida.
    Bonito relato

    ResponderEliminar
  11. Hola Pepe, llego a tu blog de casualidad, a través de un seguidor común y me alegro de haberte encontrado.
    Si te digo la verdad, me ha traído hasta aquí el hecho de que seamos paisanos, y he encontrado un blog muy interesante que participa en los relatos de los jueves, que ya sigo en otros blogs.
    Te seguiré, si te parece bien.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Que bonito camino, el del peregrino, el que muestra imágenes que luego siempre quedan, pienso que la interiorización de lo vivido les da otra imagen de la naturaleza, supongo que se alían con ella en esos días...

    Besos

    ResponderEliminar
  13. me voy a quedar con esta lectura, pepe: naturaleza-humano-lo divino...con esta tríada creo que puedo entender tu...creo que puedo comprender tu jueves...el humano hecho naturaleza por que anda por ella en siendo él mismo naturaleza misma...el humano impreganado de lo divino en siendo él mismo parte de la divinidad...la naturaleza es divina y la divinidad es naturaleza...considero que es la experiencia de la que hablas un fusión entre lo divino y lo humano y lo natural...
    un medio beso, pepe.

    ResponderEliminar
  14. He oído decir a las gentes que el que hace el CAMINO ,ya nunca se olvidará de la experiencia.
    Y, mirando esos valles verdes(color del norte,por excelencia )me siento como si hubiera pasado por ahí en alguna ocasión(sonrisa).
    Besucos

    ResponderEliminar
  15. NOs has traido mas qwue un relato, un lindo poema. Disfruto envuelta en tus sonantes palabras..me encanta.
    No creo que las 150 palabras te encorseten, al reves, te hacen más creativo.
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Algun dia tengo que hacerlo dicen que es una maravillosa experiencia hacerlo...
    Me gusto hacer el viaje contigo.
    Feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  17. Un sueño, todavía realizable por lugares que resultan entrañables e irrepetibles.

    El cuento del caminante, por caminos secretos, recogiendo colores, olores, imágenes, cubriendo etapas, la mayoría de las veces consigo mismo.

    Relato limpio y estimulante.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Dejaron huella de su paso: