Felicitación navideña 2016

Felicitación navideña 2016
Creación de Mónica (Neogéminis)

Seguidores

17 de mayo de 2012

Una convocatoria literaria. Este jueves un relato. "Pacto con el diablo"


Aquel banquero fue desgranando las pautas de su progresión social en el Aula Magna después de que fuera investido Doctor Honoris Causa.

Lo escuchaba con una mezcla de envidia y admiración. Vendería su alma al diablo por lograr ser también un triunfador en los negocios.

Terminados sus estudios, progresó vertiginosamente. Tráfico de influencias, corrupción, especulación, operaciones ilegales, fueron algunas de las causas de su encumbramiento social. 

Era su momento. Estaba siendo investido Doctor Honoris Causa por el viejo banquero al que admiraba.
Mientras le ponía el birrete, le susurró:

- Mañana me entregarás tu alma. Soy el diablo.

- Yo nunca firmé contigo contrato alguno.

- No fue necesario. Fue mía desde que te mostré un camino y lo seguiste. Mañana, te reunirás conmigo en los infiernos.

_______________________

125 palabritas nada más, Gustavo. He tenido que reprimir mi verborrea, Ufff.

Más pactos diabólicos en la infernal casa del amigo Gustavo

19 comentarios:

  1. Hay algunos que ni hace falta que firmen...con sólo mirarlos...!jejeje
    muy bueno!

    Un abrazo, Pepe

    ResponderEliminar
  2. Honoris Causa ¿cúal? porque me digo a qué niveles se llega en los dichosos honoris.
    Listo el diablo, no hacen falta firmas con tintas ni sangre, basta con la intención y las ganas. Las listas deben ser interminables !uf! un infierno hasta los topes, horas extras para el maligno y muchos en el paro !dioses!
    Besitoo, me dices que espero, cordobés.

    ResponderEliminar
  3. Un retrato, que por desgracia en estos tiempos, cuelga de nuestro asombro presidiendo el sillon de la incertidumbre y el miedo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Sí, de esos contratos no firmados hay demasiados, pero, es cierto, que algunos pactan con el maligno sin necesidad de firma ni de ná...
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Yo creo que el diablo debe de tener en estos momentos una biblioteca entera llena de documentos de corruptos y sinverguenzas especuladores que ya tienen firmado su correspondiente pacto. Este pais es un paraiso hasta para eso.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Con un curriculum así, tráfico de influencias, corrupción, especulación, operaciones ilegales....cualquiera asciende, o más bien desciende, a los mismísimos infiernos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Y así uno a uno va entrando a formar parte del ejercito de las tinieblas. El maestro muestra el camino, quien elija seguir, firma pero con sangre y a qué costa.!!
    Buen contrato Pepe.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Pues me has provocado un escalofrío. Tiene un toque de terror tu relato que no te cuento, además, es que es tan real ...
    Pues nada más que decirle al protagonista "Hala chato, lo has conseguido"
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  9. Las actitudes y elecciones que tomamos hablan de nosotros mismos, y eso, ya es una condena por sí misma si le erramos a la elección.
    Tu relato es claro al respecto (bueno, también nos vimos obligados a ser escuetos, pero creo que fue un gran desafío!). Muy bien contado, pero además, tiene esa cuota de realidad que sin dudas nos horroriza bastante, más en los tiempos que se viven.
    Besitos al vuelo:
    Gaby*

    ResponderEliminar
  10. ¡Qué miedo chico! Si esto fuera verdad, mas de uno se lo pensaría dos veces antes de actuar como actua.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Vaya! este Diablo está al quite... con lo que yo hablo en alto... ¿sabes? me ha recordado en cierta manera la progresión de Mario Conde ¿vendería el alma al Diablo?...

    Yo me pasé un poquito, pedí permiso antes de publicar ehh?, así que debo excusarme con los que habéis hecho las cosas bien :(
    Besos para compartir...

    ResponderEliminar
  12. quiero destacar un aspecto de tu micro, pepe...
    veamos, ando leyendo EL SEÑOR DE LAS TIENIEBLAS de vázquez figueroa...el menda lerenda este me muestra un diablo x...he leído ya unos cuantos textos de los compañeros y he visto distintas características de los diablos...he leído el tuyo...sabes, pepe? es esto como una especie de encuesta...sabes, pepe? considero que si preguntamos acá y allá, cada uno tendrá un diablo propio, es decir, con sus propias características...¿curioso, no? conclusión: cada cual lleva su diablo dentro...
    bueno,ya sé que no es exactamente lógica esta conclusión, pero casi...
    medio beso, pepe.

    ResponderEliminar
  13. Pues no se yo si va a caber en el infierno, debe estar aquello a tope, seguro que están haciendo cola porque no hay espacio suficiente para tanto chorizo que asar a la brasa, jejeje.
    Un saludo
    Mar

    ResponderEliminar
  14. De modo que el diablo está escondido dónde menos te lo esperas. Este quiso seguir el ejemplo del Doctor Honoris Causa y le salió el tiro por la culata, es lo que tiene. Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Pactos firmados, de la union de la sangre al apreton de manos para actualmente servir la simple aceptacion de los beneficios. Como progresamos, eh?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Sorpresas te da la vida, y parece que el Diablo también. Me dio escalofríos este relato.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Hola, ola de mar...
    Vaya, un tema de lo más actual...pero yo creo que no pactan con el demonio, de veras, para mi que son sus enviados directos.
    Cómo serán ellos por dentro?
    Un beso
    del
    Aire

    ResponderEliminar
  18. Hola, Pepe.

    El tercer párrafo es sublime. Me recuerda tantos casos...

    Me encantó leerte. ¡Cuánta verdad hay en esas letras!

    Un abrazo.

    Maat

    ResponderEliminar
  19. Nos habremos preguntado alguna vez a la hora de firmar un contrato, una venta, una compra si, algun ser diabólico, nos ha movido la pluma, el boli, o la tecla intro del ordenador? mira se me ha puesto la piel de gallina,

    saludos

    ResponderEliminar

Dejaron huella de su paso: