Felicitación navideña 2016

Felicitación navideña 2016
Creación de Mónica (Neogéminis)

Seguidores

14 de noviembre de 2012

Una convocatoria literaria. Este jueves un relato: "1 de 3".




Aunque la convocatoria de esta semana responde al título de uno de tres, me he tomado la libertad de acudir a ella con dos de tres, pero eso sí, en formato micro, para no abusar de vuestra paciencia.


1.- La tragedia de la marioneta.

En el extremo opuesto de la tablilla que los sujetaba a ambos, ella. El cruel creador de su morfología de madera e hilos había dejado la distancia justa para permitirles acercarse al otro, pero sin tocarse nunca. En vano tensaban los hilos que articulaban sus brazos hacia el fiel de la balanza de cuyos extremos pendían. Estaban condenados a sufrir de por vida, la forzada esclavitud, el infernal suplicio de la cercanía sin el contacto deseado, tragedia de amantes, marionetas privadas de la necesaria libertad para poder cumplir sus sueños de unir todo aquello que el hombre, su creador, se había encargado de separar. 


2.- Humo detrás del cristal.

Desde hacía varias noches, siempre a la misma hora, la incandescente punta de un cigarro  y volutas de humo tras los cristales, en el edificio de enfrente, la advertían de la presencia de un fisgón de su desnudez. No le importaba demasiado. Se sabía atractiva y le gustaba alimentar pasiones. Sentía,  eso sí, curiosidad por conocer la identidad del furtivo invasor de su intimidad. Así que esa noche, a la hora en que se creía observada, entró en el edificio de enfrente y subió a la planta desde donde se veía con claridad su dormitorio. En el último peldaño, antes de abordar el pasillo donde se supone estaría su secreto admirador, la cascada  voz de una anciana la detuvo.

- Juan, con lo viejo que eres,  pareces un chiquillo. ¿Otra vez en el pasillo escondiéndote para fumar cuando sabes que el médico te lo ha prohibido terminantemente?.


Más opciones elegidas, de tres posibles en el blog de nuestra amiga  Neo


32 comentarios:

  1. Qué bueno, Pepe!...una historia de amor imposible de concretar y otra que nace con erotismo para culminar con un chasco de buen humor! ajjaja
    Muchas gracias por tu aporte doble para este jueves!
    Un fuerte abrazo!
    =)

    ResponderEliminar
  2. Qué linda y triste historia de amor. Nuestras vidas en manos del destino, sin posibilidad de romper los hilos que nos manejan.

    La curiosidad rompió la magia.

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Pepe, en el primero advierto la crueldad del manipulador, existes marionetas condenadas a vidas paralelas, tendrán que cortar los hilos.
    Que lo logren y escapen lejos del titiritero prepotente anulador de voluntades.

    El segundo es irónico, el voyeurismo, algo cotidiano, se troca en chiste, la bella iba sobrada de soberbía.

    Dos toques finos de tu sensibilidad para gozarlos tal vez fumando un cigarrillo, mirando la ventana de enfrente.
    Besito cariñoso.

    ResponderEliminar
  4. ¿ Tú también has cogido dos frases?, me parece qu sólo yo me he decantado por una. Comprendo que eran tan atractivas que era difícil escoger.
    Me han gustado ambas y con la segunda me he reído, lo cual te agradezco.

    ResponderEliminar
  5. A veces una se pregunta, las trabas que nos da la vida para no conseguir nuestros sueños y separarnos sin querer de la persona querida.
    Final inesperado en tu segundo relato, pobre chica; pero la vida es así impredecible.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. uN relato trágico y otro cómico. Muy buena mezcla,amigo Pepe. Por cierto no hace mucho me comentaste en mi blog y yo te contesté como José supongo que te darias cuenta, y supuse también que sabrias disculparme. (tengo un hijo que se llama Josep, pero sus amigos le llaman Pep. Que es el mimo caso) de ahí mi confusión. Muchas gracias

    ResponderEliminar
  7. La primera, verdadera tragedia, poner el objetivo a distancia justa para verlo y no alcanzarlo.
    El segundo es divertido, pero oye, a lo mejor aprovechaba para mirar también ¿no?
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  8. El primer micro mantiene una sensación de impotencia que a veces notamos. El segundo lo que a veces nos creemos, que somos y no somos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. ¡Fíjate que hasta se complementan tus relatos! Esas marionetas privadas que somos todos un poco nosotros, a veces podemos escondernos en un pasillo para poder disfrutar de un pequeño placer prohibido... otros, ni eso.

    Muy buenas las dos, un gran bravo, amigo!

    ResponderEliminar
  10. Los dos relatos tienen un hilo conductor, el de ser en cierta manera manejados. A uno por la imposibilidad o el paralelismo, y como dice Nati, a cortar los hilos. Y el segundo el tema de esconderse para no ser visto por quien nos vigila, aunque aquí, lo cuida.

    Un abrazo Pepe

    ResponderEliminar
  11. 1.-tenerte cerca, saberte como de memoria, saberte hasta por dentro...lo mismo tú de mí...ambos unidos por la cercanía de un amor que ha nacido, pues amor para nacer no necesita de mucho...pero para expresarse, para llegar a ser culminado, a veces, necesita de la piel contra la piel, o de la madera contra de la madera...el caso es que a veces la cercanía es lejania infinita....

    ResponderEliminar
  12. El primer micro una historia muy triste pero real como la vida misma en muchas ocasiones.
    El segundo genial! vaya chasco que se llevó... aunque yo opino como Juan Carlos que alguna miradilla echaría también jajaja
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. joderse, ya creía que se me había borrado mi primer comentario¡¡¡¡
    han pasado unas 2 horas desde que leí el primero...cosas que uno debe de hace¡¡...
    en fin, que el segundo es el ingenio puesto en forma de relato corto...no sé si será el ingenio del INGENIOSO HIDALGO, pero...
    medio beso.

    ResponderEliminar
  14. Ambos aportes versan sobre desilusiones. El primero más trágico y poético. Mi favorito, por cierto. El creador, tiene algo malicioso...
    En cuanto al "Humo detrás del cristal" donde la parafilia se quiebra al intentar descubrir al sujeto que observa, y se pierde todo el encanto del juego. Remate que me causó gracia. Excelentes aportes. Saludos y sigo mi recorrido!

    ResponderEliminar
  15. Que bueno leerte Pepe. Me gustan mucho los dos, quizá el segundo, ,más todavía¡que corte!, jejeje, pero y ¿esa sensación se verse admirada y esas pasiones que disfrutó?eh?, creo qu emereció la pena.

    Un abrazo

    Lola

    ResponderEliminar
  16. Sólo son hilos... como la estaca de Llach, se tensa, se tensa y al final se romperá. ¿Qué no podrá la voluntad, aunque sea de una marioneta?

    Ante la fuerza del primero, el segundo es sólo una anécdota graciosa.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  17. Simples hilos que pueden con la voluntad más férrea cuando de algunos amores se trata. Se cortará por el lado más fino el hilo, seguramente a pesar de quien deseó seguir atado y esclavo a pesar de todo. Muy bien llevado el "hilo" de tu micro.
    En cuanto al segundo, pienso que podría incluir de alguna forma, la quimera del tiempo ido.... :))

    Muy disfrutable y disfrutado.

    besos querido amigo.

    ResponderEliminar
  18. El segundo, genial. ¡Vaya chasco debió llevase la mujer!
    El primero, terrible. Menuda condena... pobrecitos :(

    Bss.

    ResponderEliminar
  19. Que crueldad la del titiritero. Se merece que se le rebelen. Y que se le revele que él tambien es titere de circunstancias que lo limitan.
    Desde el punto de vista de la mujer observada, puede haber sido un chasco. Pero el admirador tal vez haya existido, porque fumar tal vez era solo un pretexto para observarla.

    ResponderEliminar
  20. La primera historia es de lo más curel que le puede pasar a dos que se aman, la distancia. O la cercanía distante.

    La segunda, pues me he reído a gusto: se lo tiene merecido. Por creída (igual no es la palabra adecuada, pero sirva esta)

    Un saludo

    ResponderEliminar
  21. Me han encantado las dos historias muy buenas claro la primera muy triste y a veces cierta si lo pensamos de alguna manera, pues alguna vez a sucedido en algún momento de nuestras vidas, eso creo... y la segunda jajaja que risa me ha encantado muy buena

    ResponderEliminar
  22. Pepe me han parecido unos micro muy buenos. En el primero con tan poquitas palabras consigues que se encoja el alma,esa distancia...tan cerca pero tan lejos.
    El segundo un giro buenísimo, si, si que arrancas esa sonrisa burlona. Te felicito.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Pepe el primer relato me dio mucha tristeza, que mundo cruel con esas marionetas.
    El segundo me encantó, el final es genial :)
    Un beso.

    ResponderEliminar
  24. Cruel vida de marioneta la que le toca vivir a muchos por la mala voluntad de otros, trágico baile sin hilos.
    Para suavizar un poco la angustia, nos dejas la sonrisa puesta en el segundo relato.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  25. La distancia es la premisa para cualquier manipulación... y en las marionetas se da.
    EL segundo, pues es una manera de hacernos ver que a veces solo vemos lo que queremos y que hay que quererse más y no estar tan pendiente de lo que hay tras nuestros sueños en mensajes imaginados...

    Besos

    ResponderEliminar
  26. Hola, ola de mar..
    El primer relato me recordó a uno que hice hace muuucho tiempo, sobre los muñequitos del semáforo, enamorados pero incapaces de coincidir más que en los apagones. Y Luego me hizo pensar en que eso es lo que parecemos nosotros ahora, quiero decir los ciudadanos sufridores de esta crisis. Somos así, como marionetas y aunque a veces parece que nos quejamos y nos unimos, en realidad, hay algo que impide que lo hagamos de verdad para tener más fuerza ante ellos....No se porqué lo penseé así.
    Y el segundo tiene su punto. Porque al final, el anciano, sale para ver a la chica y la mujer piensa que es fumar o sale a fumar y la chica piensa que es para verla a ella?
    Un beso
    del
    Aire

    ResponderEliminar
  27. ¿ Como poder escapar a las lineas paralelas ?
    habria que enseñarlas a enrredarse, parece que el destino no esta dispuesto a ayudar, y el amor se muere lenta y dolorosamente.
    Las dos entradas me gustaron, pero la primera entro directa a mi alma.Besos querido amigo

    ResponderEliminar
  28. Jaja Dos mejor que uno: fumar y soñar. Será viejo, pero Juan es listo.
    Buenos relatos, ambos.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  29. Muy acertado tu planteamiento del tema jueves, los dos buenos pero el segundo de un final de los que a mi me gustan, inesperado, resolutorio y pone una sonrisa en mi boca. Un beso

    ResponderEliminar
  30. EL primer relato,por misteriosa profundidad es bellísimo.Y el creador no permitía el mayor de los regalos:la unión.....
    De dónde sacas tanto ingenio ,Pepe?

    EL segundo es tan dulce que me provoca una tierna sonrisa.
    Besucos

    ResponderEliminar
  31. La imaginación, a veces nos juega pasadas que terminan en fiasco, en risa, en un no se qué, jaja, pobre viejecito ni viendo que estaba y la chica podría jurar que hasta caminando seductora y provocativa, jaja. me ha gustado Pepe, un fuerte abrazo, extensivo a Toñi, que estes muy bien!






    ResponderEliminar
  32. Ay, Pepe, que tristeza ese amor que tiene al hombre como un dios malo y qué tragedia tras esa otra marioneta de su narcicismo.
    Impecables relatos; me han erizado el alma.
    un abrazo

    ResponderEliminar

Dejaron huella de su paso: