Felicitación navideña 2016

Felicitación navideña 2016
Creación de Mónica (Neogéminis)

Seguidores

13 de junio de 2013

Una convocatoria literaria. Este jueves, un relato: "SECRETOS QUE NO TE LLEVARÁS LA TUMBA"




Mis amigos dicen de mí que soy un hombre serio, formal, responsable. No siempre es así. A veces me desmadro y la sensatez y la seriedad desaparecen como por ensalmo. Esas ocasiones, lo reconozco, son la excepción que les da la razón, confirmando la regla.

En uno de esos euforizantes momentos, hace unos días, cometí la insensatez de desvelarle a mi mujer un secretillo de juventud y me amenaza entre risas con hacerlo público en Facebook para divertimento a mi costa de todos los amigos sin importarle echar por tierra mi buena reputación.

No se lo voy a permitir así que, como la mejor defensa es un buen ataque, paso a contároslo yo mismo, debidamente documentado, datado y lo más importante para mí, justificado.

Corría el año 1966. Yo comenzaba estudios de ingeniería técnica en la recién inaugurada Universidad Laboral de Alcalá de Henares, hoy Instituto de Enseñanza Secundaria. Eran para mí, días de vino y rosas. Bueno, Rosas y Mónicas  y Sofías y …., en fin, confieso que muy formal, no era.  Bajar a Madrid con frecuencia me resultaba más apetecible que quemarme las pestañas sobre los libros.

En una de esas escapadas, mataba el  tiempo mientras aguardaba la hora, no recuerdo bien para qué, en la sección de discos de la desaparecida Galerías Preciados, en la calle del mismo nombre. Y allí estaba, llamándome, provocándome, incitándome de una forma irresistible. Inaccesible para mí, estudiante becado escaso de recursos, el bombazo del momento, el número uno en ventas, el single Black is Black de Los Bravos. Así que no lo dudé. Visto y no visto. Antes en la estantería, después entre mi piel y mi camisa. Pecadillo, secretillo de juventud del que no me arrepiento, pero que no me enorgullece. Confío en que después de tantos años, confesar este desliz no me haga desmerecer a vuestros ojos. 



Mas secretos inconfesables hechos públicos en el blog de nuestra amiga San

27 comentarios:

  1. Pecadillo inocente el tuyo... Bravo por los Bravos
    ¡que no es pa tanto, Toñi, no chantajees a Pepe!
    Un besazo

    ResponderEliminar
  2. Eso, un pecadillo de juventud... y tu manera tan desenfadada de contarlo me ha servido de trampolín para dar en el bosque sináptico del olvido con 'mi' secreto. Gracia, Pepe.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Me da que no va a des favorecerte en absoluto.
    Quien esté libre de pecadillos...
    Salu2

    ResponderEliminar
  4. Quien esté libre de culpa que tire la primera piedra. Bss.

    ResponderEliminar
  5. Jejeje, Pepe amigo, si yo te contara, te contaría el mismo secreto, en el Drugtore de Rambla Catalunya sisé tres libros de la colección Alianza Editorial...uno era !Totem y Tabú! toma ya. No te ruborices Pepe por este secretito, estaba hecha una marnie la ladrona a mis 18 y a los 23 en Oslo robé un litro de leche "mælk" la llaman, ¿sigoo? no que me persigue la Interpol, noooo, ahora que caigo el crimen a prescrito, aquí queda escrito. Besos a Toñi. Tu tranqui eso de robar hay que hacerlo a gran escala y a lo corrupción, queda impune.
    Besitos muchos.

    ResponderEliminar
  6. Que todos los robos sean como ese...

    ResponderEliminar
  7. no es para tanto Pepe......(ésto queda entre amigos confiables..je)

    ResponderEliminar
  8. jejeje, tranquilo...recuerdo algo parecido en LEMON, un centro comercial que estaba de moda cuando era adolescente.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. una vez fui monaguillo. a día de hoy me encantaría ser cura, por cierto.¿por qué? por que viviría de gorra y me lo pasaría bomba. bien, como te decía una vez fui monaguillo. y en esa vez, me comí más hostias de las que el cura repartía a diarío. ah, de aquella etapa me quedó el regustillo por el vino de misa. qué bueno estaba. si mal no recuerdo, aun, en un pub de salamanca, lo siguen poniendo...qué ricooo¡¡
    medio beso, ladrón de bicicletas...uy, perdón, de discos.

    ResponderEliminar
  10. HOLA
    VENGO DE BLOGS AMIGOS A SABER DE TI, A CONOCERTE.
    DE ESO SE TRATA LA AMISTAD, COMPARTIR MOMENTOS SIN DISTANCIA NI TIEMPO, SABIENDO QUE COMPARTIMOS EL MISMO CIELO.

    UN BESO
    ME QUEDO POR ACÁ.

    lujanfraix.blogspot.com

    MI BLOG PRINCIPAL POR SI QUIERES VISITARME.

    PD QUE BELLEZA DE IMÁGENES TIENES EN LA ENTRADA ANTERIOR, FLORES COMO OBRAS DE ARTE.

    ResponderEliminar
  11. Jajajajajaj, pensaba que me ibas a explicar un rollete con alguna de esas chicas o varias a la vez... ;) "Black is black"! Lo recuerdo muy bien pues la canción me gustaba y el cantante me chiflaba... tanto, que un día en que actuaba en un programa de la tele, me acerqué a la pantalla y le plasmé un beso. Mi padre que había contemplado la escena se levantó de la silla impetuosamente y furioso me plasmó a mí una buena bofetada en la mejilla. No sé si en alguna otra ocasión me volvió a dar. Creo que sí, pero es la única bofetada que recuerdo con claridad. sigue gustándome la canción y aunque no entendí por qué lo hizo, no le guardo reoncor. Un abrazote Pepe! Ah! Que yo mangar, he mangado también, ¡y un par de veces! Un libro que nunca leí de Coll en la aduana de la Junquera!!!!! Y unos pendientes de bisutería en El Corte Inglés. ¡Ya ves! ¡Todos tenemos un pasado!

    ResponderEliminar
  12. No creo que fueras el causante de el cierre de Galerías Preciados, ¿no? Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Pepe pero ¿como pudiste? esa tentación tenias que haberla vencido, pero claro de haberlo hecho, hoy no me estaria riendo como lo hago.
    Voy a seguir tarareando el temilla de marras.
    Un abrazo lleno de sonrisas.

    ResponderEliminar
  14. Bueno, yo no se quienes son, esa es la verdad.
    Pero no creo que sea para tanto, pero lo cierto que a veces algunas pequeñeces nos parecen gravísimas de vergüenza confesarla y se guardan cual secreto.


    Un abrazo.




    Pd.: mi secreto es guardado con mi Principito, porque su papa dice que ya estamos grande para ver a esos bichitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que no es para tanto, un simple pecadillo de juventud que he procurado contar en un tono algo jocoso y en clave ligeramente humorística, pero eso sí, es la única vez en mi vida que he robado algo, y que por eso era un pequeño secreto. Los grandes no se pueden contar.

      Eliminar
  15. El que esté libre de pecado...
    Me divierte que después de muchos años uno se anime a confesar estos secretos que fueron parte de la juventud, donde todas estas picardias suceden.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Todos tenemos secretillos más o menos confesables y el tuyo al fin y al cabo tampoco es tan grave. Tu tranquilo que yo no se lo digo a nadie... jeje. Supongo que te hartarías de escuchar la canción ya que te costó tanto trabajo conseguirla... ;) Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Ayyy, yo también tengo un secretillo de esos, menos mal que no soy la única, jejeje. Y así no estaré sola en el infierno de los ladronzuelos ocasionales.

    Un beso

    ResponderEliminar
  18. Ooooohhhh! Bsbsbsbs!!! jeje! Alguna picardía por el estilo, todos nos hemos mandado -bueno, allá el que no lo confiese!- pero hay cosas que ejercen su atracción de modo tan fuerte...
    Te has dado el gusto en su momento, hoy pasa al anecdotario (y los relatos de jueves, no se olvide!).
    Besos, y esto queda entre nos, tranquilo ;)
    Gaby*

    ResponderEliminar
  19. Bueno, eso se arregla con un padrenuestro y dos avemarías... y una cena con Toñi, y que guarde silencio para siempre. Aunque no sé, si se hubiera tratado de El Corte Inglés te habrías atrevido, porque a Rey muerto...

    Yo, desde luego no tiraré la primera piedra.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  20. Un pecado absolutamente venial. El delito prescripto. El pecado perdonado... es que Los Bravos y Black is Black....lo sigo escuchando en mi cabeza, sabes, y sigo volviendo a aquellos años de vino y rosas, bueno de vino y Gustavos, Julios, Jorges, Alain -no se el plural- (si hubo un Alaín y no Delón, pero a mí me valió lo mismo). ¿Pero qué estoy haciendo, robando espacio en tu blog para contar mis secretos? No señor, cargue con el suyo y pague sus deudas, digo su cuenta.

    BESOS a vos y a toni (lalalllll lalalalala)

    ResponderEliminar
  21. Ayyy y yo que te hacía un señor serio y sensato y andabas por ahí cambiando de lugar el disco de Los Bravos!!! Pues sabes que por aquel entonces mi madre trabajaba en Galerías Preciados de dependienta... pero en otra sección: ropa de niño :)
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  22. Bueno,ja ja...tampoco es para tanto! creí que ibas a contar algo mas serio...alguna historia con alguna moza...Todos tenemos algún secretillo de ese tipo.
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Black is black es un estupendo tema, añún ahora, así que estás perdonado. Si hubiera sido un tema de menos calidad me lo pensaria, jeje.
    Confesaré que yo robé un filipino, aquellas rosquillas de galleta cubiertas de chocolate (uno de los que vendían a granel, no un paquete, conste) y pasé una temporada con remordimientos ...
    Abrazos, amigo.

    ResponderEliminar
  24. jajajaj pero mirá vos!...tan formal y correcto que te hacía y ahora sale a la luz este "pecadillo" de juventud! ajajaj...pero bueno, viéndolo a la distancia y comparándolo con lo que en serio hacen ciertos políticos!
    =(

    Un abrazo juevero con retraso!

    ResponderEliminar
  25. Jose, lo tenía olvidado. Pero ese secreto también lo tengo yo, aunque a nadie se lo diga.

    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  26. Hola, ola de mar...
    :-) Ese pecado lo tenemos tantos..Nunca he confesado que una vez me apropié de una postal en el Corte Inglés ,creo. Bueno, ya está. ERa una postal de esas que según las mueves, sale una imagen u otra. De Micky Mouse y Pluto. La verdad es que me pesa un poco en la conciencia aún. Cachis.

    ESpero que disfrutaras del single Pepe. Y te quiero igual, claro
    Un beso
    del
    Aire

    ResponderEliminar

Dejaron huella de su paso: