Felicitación navideña 2016

Felicitación navideña 2016
Creación de Mónica (Neogéminis)

Seguidores

8 de enero de 2014

52 semanas, 52 palabras. Semana 2 "CIELO"



Mire y mire, pero no vi a Dios."
Yuri Gagarin, primer astronauta.

Miro al cielo y me causa una mezcla de sonrojo y estupor la credulidad que me ha acompañado durante tantos años en un Supremo Hacedor. El Universo entero es un prodigio de equilibrio, una armoniosa conjunción de la cual formamos parte, cuyo origen se me escapa, pero que en ningún modo deseo atribuir a la voluntad ni a la potestad artesana de nada ni de nadie.

Sin embargo, a pesar de mi escepticismo, sigo siendo un soñador. Creo que el hombre necesita alimentar sueños y quimeras. Es por esa necesidad de soñar que miro  al cielo, que me invento criaturas en la forma de las nubes, que me maravillo ante la impresionante paleta cromática de amaneceres y crepúsculos, que el arco iris me parece un puente de luz por el que cruzar hacia un lugar mágico y desconocido. Es por eso que me declaro lunático, que la contemplación del firmamento estrellado me proporciona paz y serenidad. En la quietud de la noche, en esos brillantes lunares que adornan su magnificencia,  que atenúan su negritud, busco a menudo encuentros imposibles con aquellos que se fueron y, fruto de mis ensoñaciones y locuras, a veces hasta me ha parecido conseguirlo. Llego a la conclusión de que el cielo, de día o de noche, siempre será en sí mismo, aliado de mis sueños.

Podeis encontrar más miradas al cielo en el blog de nuestra amiga Sindel

19 comentarios:

  1. Que preciosa visión del cielo, ese lugar que miramos para soñar o encontrar paz, sabiendo que quizás allí están las personas que se nos fueron. Algo encierra en su maravilla que a todos les ha inspirado cosas tan bonitas. Gracias Pepe por seguir acompañandome es un placer leerte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Una gran descripción que muestra claramente tu sensibilidad y capacidad para traslucirla Pepe....

    ResponderEliminar
  3. Te leo y me siento identificada. El cielo nos da ese juego con los sueños y a veces esa capacidad de perderte en su inmensidad y color...
    Me ha hecho gracia, ese juego con las nubes siempre pensé que era muy mio :)
    Besos!!

    ResponderEliminar
  4. Todos jugamos a ver imágenes en las nubes, al menos yo lo creo así. Y es verdad que la belleza que el cielo nos ofrece nos hace sentir un sentimiento inexplicable. Yo estaría inmortalizandolo con mis fotos todos los dias a todas horas porque siempre ofrece imágenes diferentes.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Y casualmente de tantos !!EL misterio de la Naturaleza llama fuerte a la sensibilidad del ser humano y precisamente esa luna,ese universo creado por un Artesano en el que yo sí creo,( algunas dudas a veces)
    me llevan a soñar con la comunión de todos,aunque suene a utopia.
    Muy bello tu sentir y tus palabras.
    Cuando mi padre iba de montaña,decía que ya en la cima, sentado y mirando a su alrededor,descubría siempre a Dios.Pena que Yuri Gagarin no mirara desde dentro.
    Besucos

    ResponderEliminar
  6. Se puede ser soñador y esceptico al mismo tiempo, al no conformarse con metaforas. Deseando que exista realmente aquello que se sueña.

    ResponderEliminar
  7. Los primeros pensadores que dejaron testimonios, hablaban de armonía del universo, de un status donde el humano no puede llegar... los dioses eran cosa aparte, nada tenían que ver con la creación, con el caos que configuró el origen. Sabios ellos...

    Un abrazo a los dos.

    ResponderEliminar
  8. Dicen que el que mira mucho al cielo, termina por que le nacen alas. Me parece excesivo, pero aquel que busca respuestas en el infinito, seguro que hace que la tierra sea mas justa.
    Yo quisiera, como decía Ramón Gomez de la Serna, ser inspector de nubes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Mirar al cielo, de día o de noche es algo especial...Verlo desde arriba, dentro de el...debe de ser algo sublime.
    Envidio las alas de las aves.
    Besos querido amigo.

    ResponderEliminar
  10. Yo me declaro como tú escéptica pero soñadora.
    Me gusta tu cielo!!
    Un beso!!

    ResponderEliminar

  11. Claro que si!!!
    Ese encantador que con solo subir la mirada nos regala historias distintas cada día.

    :)

    ResponderEliminar
  12. No se si lunático es la definicion correcta, pero tal como tu lo explicas, yo, que soy lunática tambien, me gusta atravesar ese arco iris como puente que une o separa realidades.
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Bella declaración de lealtad a tu cielo. Me gustó.

    ResponderEliminar
  14. Tu visión del cielo es infinita, como él.
    Un placer apreciarlo a través de tus ojos y sentimientos.

    Besos muchos ♥♥

    ResponderEliminar
  15. Gracias por invitarme con tus letras, a mirar al cielo, Pepe.
    Un beso
    del
    Aire

    ResponderEliminar
  16. Pepe, el cielo tiene algo mágico que nos transporta a un mundo infinito de sueños. En él encontramos paz, serenidad, el fluir del universo. Tu texto refleja todo eso y más.
    Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

    ResponderEliminar
  17. Tu cielo es mi cielo Pepe, yo lo miro de día y de noche. Lo primero que hago al levantarme, es mirar por la ventana al cielo, cuando está azul, ya tengo energía durante todo el día, si está gris, bueno, algo más apagadilla, pero seguimos, y si está azul con nubes, eso es una maravilla, jugaba mucho con mi madre a buscar figuras, y raro es el día que no encuentre alguna. Lo que añoro son las noches estrelladas de mi niñez, ahora, con tantas luces, apenas se ven estrellas. Pero lo que está claro es que el cielo nos hace soñar a todos. Besitos dobles.

    ResponderEliminar
  18. _Te acompaño Pepe, yo tambien me declaro lunática, que maravilla de Cielo!!!!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Pepe, qué bonitas tus creaciones con las palabras de Sindel.Me encanta haber venido a tu blog.Acabo de responder a tu comentario en el mío sobre Futuro y no sabía si eras un Pepe conocido u otro. ¡Ahora te descubro!. Encantada de conocerte y de leer tus versos.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Dejaron huella de su paso: