Felicitación navideña 2016

Felicitación navideña 2016
Creación de Mónica (Neogéminis)

Seguidores

21 de mayo de 2014

52 semanas, 52 palabras. Semana 21: PLAYA




LA PLAYA
La playa es conjunción de mar y tierra y yo, observador privilegiado, emocionado voyeur de esa entrega amorosa, de esa cópula eterna, intemporal, de esa íntima unión de dos inmensidades.

Amante de ida y vuelta, deja el mar en cada una de sus mansas caricias o bravas embestidas,  un ribete de espuma salobre  allá donde termina el lúbrico  beso que los une.

Es variable el mar cuando se entrega. Si tierno, su sonido se asemeja al de un mantra budista,  llega con dulzura y se retira mansamente. Si enardecido por la pasión, su sonido se vuelve gutural, profundo, desgarrador y se alza altivo, vigoroso, copulando con fuerza desmedida.

Porta el mar en su vientre conchas y caracolas que en cada beso derrama sobre la superficie de su amada. El sol y la luna, testigos de ese amor eterno iluminan cómplices el torso de los amantes con llamaradas de fuego y resplandores de plata. Yo, afortunado espectador, cerca de la orilla, no puedo evitar sobrecogerme siempre e incluso llorar a veces, ante la inmensidad de la belleza que contemplo.

Más playas infinitas en el blog de nuestra amiga Sindel

14 comentarios:

  1. Me ha gustado esa imagen de ser "voyeur" de los amores entre el mar y la playa.

    ResponderEliminar
  2. Excelente!!! Nada como ir a la costa y deleitarse con el sonido del mar, y el viento. Perfecto parala inspiracion y para aliviar el stress. Gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  3. Precioso !! maravillosa pintura de tu may y tu playa. ¡me encantó!
    "... su sonido se asemeja al de un mantra budista
    llega con dulzura ... y se retira mansamente ..."
    BELLISIMA FIGURA !.
    Besos del alma.
    ¡FELIZ DIA !

    ResponderEliminar
  4. no se si será un delito grave, pero cuando puedo me traigo un caracolito (chiquito..) para tocar un poco alguna playa lejana que me contó secretos cuando vuelvo y la tengo lejana. Me confieso también voyeur como vos. solo que no lo digo tan bien ;)
    besos

    ResponderEliminar
  5. es tan cierto, uno se sobrecoge frente a la inmensidad de sensaciones que despierta. Como un amante eterno.

    Lindisimo texto.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  6. Precioso poema, Pepe. Una excelente metáfora para hablar del encuentro del mar y la playa. Yo lo intenté y abandoné por no lograr toda la expresividad que quería, así que te felicito porque tú has conseguido un bellísimo poema.
    Al final opté por la prosa.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fanny, siento decepcionarte, pero no es un poema, no. ¡Ya me hubiera gustado a mí!, prosa poética si acaso, pero gracias por considerarlo así.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Cuántas sensaciones e imágenes que despiertan las playas, esa mezcla de mar, arena y viento conforman tantas cosas, depende del estado de ánimo del espectador es la historia que trenzan.
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  8. El mar, como la luna, son receptores en los que proyectamos nuestros íntimos sentires Pepe. ¡muchos saludos!

    ResponderEliminar
  9. En el mar volcamos tantos pesares y éste nos devuelve tanta belleza.

    Sensual unión.

    Un par de besos y los dos cafelitos.

    ResponderEliminar
  10. Preciosa definición de estos amantes.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. La pasión del mar, su erotismo, se vierten entre tus letras de espectador seducido, y es que es difícil no sentirse afectado por su encanto y ese devaneo continuo de olas y espuma, de sonidos, de brillos de vida marina. Precioso texto Pepe!
    Besos!
    Gaby*

    ResponderEliminar
  12. Pepe, me encantó tu aportación a la propuesta de Síndel, amigo...Me gusta esa profundidad, que se hace mar y tierra en un sentimiento de inmensidad humano y divino.
    Mi felicitación y mi abrazo por tu buen hacer, compañero de letras.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  13. Hola Pepe, precioso lo que dices de la playa, del mar.
    Montones de metáforas bailan al son de las olas.
    Muy bello y todo cierto.
    Saludos y un abrazo

    ResponderEliminar

Dejaron huella de su paso: