Felicitación navideña 2016

Felicitación navideña 2016
Creación de Mónica (Neogéminis)

Seguidores

14 de julio de 2014

52 Semanas, 52 palabras: Semana 29: TIEMPO

A veces, el estado de ánimo nos lleva a mirar hacia atrás dejándonos la sensación de que la vida se nos ha marchado casi en un instante y que nuestra mochila está ligera de equipaje, que no llevamos en ella casi nada que realmente merezca la pena. Nos inunda la sensación de que hemos perdido el tiempo en perseguir metas mezquinas, dejándonos al borde del camino, inadvertidos muchas veces, instantes y momentos que hacen que la vida sea rica y plena. 
Es lo que he querido reflejar en este poema cuyo título está cogido prestado de Milan Kundera y su "Insoportable Levedad del Ser".
 
LA INSOPORTABLE LEVEDAD DEL TIEMPO
El futuro, caballo desbocado,
galopó  a nuestro encuentro
convirtiendo el mañana en pasado,
en un leve suspiro
…… que apenas si vivimos.
 
Y consumimos horas, días,
semanas, meses, años, ¡vida!
en un leve suspiro
…… que apenas si vivimos.
 
En ese breve instante,
con ansia perseguimos
fama, poder, dinero,
consumiendo una vida
……. que apenas si vivimos.
 
Tiempo desgastado
durante el cual no disfrutamos
la sonrisa de un niño,
la pasión del amor,
la magia de la luna,
la serenidad de una puesta de sol,
la salvaje belleza de las olas,
momentos de una vida
…….que apenas si vivimos.
 
Vida que se nos fue
en un suspiro,
durante el cual apenas si hicimos
algo destacable.
Pepe

Más tiempo vivido, desgastado, soñado, disfrutado, sufrido en el blog de nuestra amiga Sindel

11 comentarios:

  1. Hay días en que despierto y pienso: lindo haberlo vivido para poderlo contar. Pero hay otros, que entiendo perfectamente lo que tan bien escribís...Es así... tal cual...

    besos amigo, yo he compartido algún tiempo en que te he visto y se que mucho tiempo tuyo lo has dedicado a ser buena persona.

    ResponderEliminar
  2. La palabra de esta semana está muy relacionada con el título de tu blog. Y también con el concepto de esta semana.
    Así que tenés mucho para decir. Y efectivamente es lo que hacés.
    Suelo tener la sensación de que el tiempo pasa demasiado rápido.

    ResponderEliminar
  3. Pepe, esa metáfora del caballo desbocado es muy buena...A veces debemos parar a ese caballo y sentarnos a la ladera del camino para saborear cada instante...Somos el tiempo que nos queda, como decía Caballero Bonald...Por tanto aprovechémoslo y vivámoslo con intensidad...Mi felciitación y mi abrazo inmenso por tu profundidad y buen hacer,amigo.

    ResponderEliminar
  4. Lo importante del tiempo es vivir sin tenerlo en cuenta. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Me gusta tu poema, Pepe. Si reflexionáramos sobre la velocidad del tiempo, aprovecharíamos la vida más y mejor.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Hola Pepe, muy bueno lo que dices y el poema es extraordinario. tenemos que disfrutar más de los pequeños detalles como tu bien dices: la sonrisa de un niño, tomar de la mano al abuelo, padre anciano, una puesta de sol, la caricia del viento, de la ola, del canto de un ruiseñor,...
    Así no tendremos la sensación de que hacemos el viaje con la mochila vacía.
    Saludos y un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Es verdad, lo que dices en tu bello poema. Muchas veces nos da la sensación que hemos perdido el tiempo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Cuántas cosas nos perdermos, o no sabemos disfrutar a tiempo, pensando que siempre habrá un mañana para hacerlo, pero a veces no lo hay.
    Me deja pensando tu hermoso poema, en que habría que empezar a disfrutar más cada instante que estamos vivos.
    Un abrazo enorme y te pido disculpas por no haber visto tu aporte.

    ResponderEliminar
  9. Así es Pepe, yo ya miro atrás y veo demasiados años vividos, a veces los siento desperdiciados. Mi padre suele decir "qué rápida se me ha pasado la vida", no me he dado cuenta y ya estoy al final. Tiene 89 años y lo entiendo perfectamente.

    Besos

    ResponderEliminar
  10. sensaciones muy bien descriptas Pepe!

    ResponderEliminar
  11. Qué bien lo dices.
    Cuántas veces dejamos pasar el tiempo, o lo que ese tiempo nos regala, pensando en un futuro que nunca llega.

    Un gusto volver a leerte.

    ResponderEliminar

Dejaron huella de su paso: