Felicitación navideña 2016

Felicitación navideña 2016
Creación de Mónica (Neogéminis)

Seguidores

1 de octubre de 2014

52 semanas, 52 palabras. Semana 40: PAJARO (Reedición modificada)







Haikus encadenados

Vuelo truncado.
el cazador, alegre.
Pajaro muerto.

Pájaro muerto.
Salpicando la tierra,
lágrimas rojas.

Lágrimas rojas,
me atormenta el lamento
del pajarillo.

Más historias de pájaros en el blog de nuestra amiga Sindel

11 comentarios:

  1. Que arte tienes con los Haikus! y ya los haces hasta encadenados...

    ResponderEliminar
  2. Los haikus se me resisten (también). Abrazos maestro Haijin

    ResponderEliminar
  3. No entiendo la alegría de algunos al truncar el vuelo de un pájaro para siempre.
    Expresivos Haikus.
    Un beso
    del
    Aire

    ResponderEliminar
  4. La única forma de captarlos, es fotografiandolos libres, vivos....contagiando canto y belleza.

    besos Pepe

    ResponderEliminar
  5. Aplausos Pepe!!! Tres haikus que se unen, toman sentido y van generando emociones cada vez más fuertes cuando se leen.
    Gracias por este regalo a mi vista y propuesta!
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  6. !La sensibilidad en tus haikus es hermosa!
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Qué penita me ha dado! La belleza de tus haikus encadenados, contrasta con ese pobre pajarito ya sin vida. Me vino a la mente una canción que cantaba cuando niña, de la argentina María Elena Walsh: "el que mata a los pajaritos, le crece en el corazón, una barra de hierro negro y un remolino de dolor"...
    Besos al vuelo!
    Gaby*

    ResponderEliminar
  8. Preciosos tus haikus.
    Gracias por tu visita y por tu comentario. Si no te molesta, me quedare de seguidora de tu blog.
    Besos
    Isa

    ResponderEliminar
  9. Bonito haiku. triste; pero lleno de sensibilidad.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Tres buenos haykus en honor de un pájaro muerto, o asesinado por placer.

    Mi enhorabuena por tu denuncia. Lloro contigo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Preciosos haikus encadenados, que nos cuentan una triste historia...El hombre no ama ese pájaro que canta y vuela y le anuncia cada día la luz del día,lo mata y al hacerlo viste de niebla su interior, que no reconoce la luz...Mi felicitación y mi abrazo inmenso por tu buen hacer.
    M.Jesús

    ResponderEliminar

Dejaron huella de su paso: