Felicitación navideña 2016

Felicitación navideña 2016
Creación de Mónica (Neogéminis)

Seguidores

24 de octubre de 2013

Este jueves un relato: "Una historia de dibujos animados"



Esta semana nuestro amigo Gustavo nos propone una historia de dibujos animados. No soy aficionado al género. A veces pienso que nací adulto y eso me causa una cierta desazón, porque sé que dentro de mí habita un niño al que sólo en contadas ocasiones le permito salir al exterior. Sin embargo, confieso mi debilidad por Los Simpson. Mis hijos son fanáticos de esta serie de dibujos y la han seguido siempre sin importarles que cualquiera de sus capítulos fuera repetido hasta la saciedad.

Es una serie en la que impera un humor inteligente, caústico y mordaz, con una enorme carga crítica que dispara dardos envenenados contra los cimientos sobre los que descansa la sociedad americana, aunque esos dardos dan en los puntos débiles de cualquier sociedad.

En ella se hace una crítica feroz del capitalismo, de las diferencias abismales entre ricos y pobres, se ataca el consumismo, se ridiculiza la clase política y el bipartidismo imperante, se hacen continuos alegatos contra la corrupción, las armas, la publicidad engañosa, se defiende el derecho de las personas a vivir de acuerdo con su identidad sexual, se analiza la religión desde una perspectiva escéptica y racional.

Los diferentes personajes que en ella aparecen son arquetipos de aquello que representan, como  El Capitalismo salvaje del Sr. Burns, dueño de la central nuclear de Springfield, o la religión como modus vivendi, encarnada por el Reverendo Lovejoy, al cual poco o nada le importa la espiritualidad de sus feligreses,

Mi personaje favorito, sin ningún género de dudas lo encarna Lisa, la hija mayor del matrimonio Simpson.

Parece ser que es el único personaje de la serie que se permite dudar, reflexionar, poner en tela de juicio, todo lo que afirman como dogma de fé los poderes políticos, educativos, religiosos, policiales, periodísticos, etc.

Continuamente está dando pasos hacia el predominio de la razón y la cultura en una sociedad donde la estupidez, la necedad, el papanatismo parece ser la tónica imperante, aunque precisamente por esa naturaleza diferente, a menudo es menospreciada, ignorada, ridiculizada.

El niño, el soñador que hay dentro de mí se identifica con Lisa, motivo por el cual hoy he querido dejarlo salir confesando mi inclinación hacia esa niña que pone en tela de juicio todas aquellas cosas que parecen inamovibles en nuestra sociedad.

Más historietas de dibujos animados en el blog de nuestro anfitrión Gustavo


22 comentarios:

  1. Pepe, aplauso a los Simpson clamoroso, OK a todo lo que dices y es más, añadiría un surtido exquisito de guiños cinematográficos, sobre arte, literatura, et, et, que aún los hacen más interesantes.
    Beso a Lisa, otro a Maggie y beso también para ti.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo contigo Pepe y con Natalí que nos vamos siguiendo los pasos jajaja
    Me encantan los Simpson y Lisa es genial!!
    Un beso grande!

    ResponderEliminar
  3. Me gusta la sinceridad a la hora de reconocer tu niño interior.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Has dado en el clavo Pepe. Los Simpson son un claro ejemplo de cómo se puede hacer dibujos animados para todos los públicos. Buena descripción.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Parece que eso de repetir los capitulos está bastante extendido. Acá también pasa.
    Es un buen personaje. Curiosamente no era así al principio. Tiene una independencia de criterio, lo suficiente para decidir convertirse al budismo.
    Aunque tiene una tendencia a ser muy competitiva. Pero no se le puede pedir perfección en esa familia disfuncional. Ha habido un par de explicaciones. Una que sale a la madre de Homero. Otra que los Simpsons tienen gen defectuoso que solo actua en los varones.

    Marge es uno de los peores personajes. No tendría que protagonizar historias.

    ResponderEliminar
  6. A mí también me encantan estos dibujos, me río mucho con ellos.

    ResponderEliminar
  7. Es que los Simpson hacen reflexionar, no son para niños, sino para adultos, aunque siempre hay niños que lo ven.
    También mi personaje favorito es Lisa, la verdad es que se hace querer; aunque a veces es un poco marisavidilla.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Pepe,debo de ser la oveja negra(sonrisa)No puedo ver esa serie de dibujos.Me sobrepasa sólo ver las figuritas.
    Lo que si descubrí un dia que estaba mirándolo mi hija es que había un bebé con chupete.Ese me pareció más tierno.Pero de todas maneras,si denuncia todo lo que has enumerado,me parece que es una buena opción desde los dibujos animados,aunque amí no me guste.
    Besucos, genio de los jueves,viernes,sábados....


    ResponderEliminar
  9. Vaya que has hecho un excelente análisis de esta serie amigo Pepe. Me identifico con el mismo. ¡Muchos saludos!!

    ResponderEliminar
  10. Evidentemente no son dibujos para niños sino para adultos como tú, que saben ver más allá, Pepe.

    Un abrazo bien grande de los cuatro.

    ResponderEliminar
  11. Esta serie para adultos, es la única que sigo. Yo también parece que nací viejo y no es así, nacimos cuando ni había dibujos animados, ni había tele, ni había...libertad.
    Solo podíamos jugar con una pelota de trapo y mucha imaginación.
    Y cuando llegó la hora de los dibujos animados, nosotros estábamos ocupados en la trabajosa historia de poder vivir.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Me ha encantado lo bien que has pintado a Lisa.
    Y confieso que es mi debilidad esta niña y esta serie de dibujos es de lo mejorcito que se puede ver en la tele a pesar de repetir y repetir y repetir sus capítulos.
    Pero esto de nacer viejo... es triste... pero no me lo creo. Es imposible: todos los niños tienen su mundo particular lleno de fantasía aunque por las circunstancias no lo enseñe o se acabe pronto: vuelve a resurgir de mayor.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Cierto, de toda la familia Simpson Lisa es lo mejor, aunque es cierto que el personaje sobreactúa demasiado, quizá para dar el contrapunto a la garrulez del padre y el hermano.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Me encantan los Simpson y Lisa es adorable, sí. Y me enternece la mami, a veces me veo a mí misma y me parto. jejeje
    Últimamente into verlos en inglés por practicar. Pero con subtítulos, eh! No veas lo que cuesta entender a Homer.
    Un abrazo, Mar

    ResponderEliminar
  15. Podría firmar tus comentarios sobre los Simpson, estoy de acuerdo en todo. Hay frases en esa serie que son verdades como puños.
    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  16. Hubo un tiempo en que los veía con asiduidad pero la verdad es que luego les he perdido la pista.No son dibujos para niños sino para mayores que son capaces de entender las críticas que tu tan bien has señalado.
    Un beso

    ResponderEliminar
  17. Son geniales y opino como tú en que el personaje que más admiro es Lisa, es tierna e inteligente y me encanta cuando se aisla para tocar el saxofón.

    Besos

    ResponderEliminar
  18. Estoy de acuerdo con el análisis que haces de los Simpson. Concuerdo contigo, Lisa es también mi personaje favorito. Hoy en día es de los dibujitos que más suelo ver.
    Besos, Jime

    ResponderEliminar
  19. Estos dibujos para mayores, mira que lo intento, pero no me acaban de encajar... yo soy mucho mas simple. Mi hijo me dice que soy una antigua jajajaja.
    Un beso

    ResponderEliminar
  20. En realidad, aunque sean padres e hijos, los diálogos parecen brotar de mentes totalmente jóvenes. El descaro, la sinceridad, (aunque a veces distorsionada por defectos) son armas arrojadizas contra una sociedad alienante que todo lo corrompe. Evidentemente no es dramón como otras.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  21. De los dibujos que veo hoy por hoy, los Simpson son los preferidos. Tienen todo eso que bien describes, una crítica a conductas humanas, a la sociedad en sí, el poder, en fin... un combo que no tiene desperdicio, y ciertamente, Lisa, es el alma pura, quien aún cree que las cosas pueden cambiarse y luchar por un mundo mejor. Sin dudas, la prefiero también (aunque sin decir ni mu, Maggie, me endulza el corazón solo con su chupeteo compulsivo de su chupete!)
    Muy buen análisis el que nos has presentado.
    Besos:
    Gaby*

    ResponderEliminar
  22. Pues a mi nunca me han gustado los Simpson, es como que les he cogido manía, y eso que a penas los he visto. No sé, se me han atragantado, que le hacemos. Eso si, me gusta tu explicación sobre estos dibujos, que más que para niños creo que son para adultos. Un beso.

    ResponderEliminar

Dejaron huella de su paso: